CARACAS, martes 21 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Ambiente | 01/07/2013
Semillas de esperanza
Alumnos de Institutos Educacionales Asociados (IEA) reforestaron nás de 3 mil metros. Sharon Benzaquen (11) de 5º Grado, sugirió organizar cuadrillas de estudiantes para sembrar las plantas nuevas. Wangari Maathai, premio Nobel de la Paz 2004 decía qwue plantar árboles es plantar las semillas de la paz y de la esperanza
MARÍA EUGENIA GIL BEROES
Siembra
0 0a

Hace aproximadamente dos meses, y por dos semanas seguidas, la Institución se vio afectada por incendios forestales en los terrenos perimetrales. La directora del IEA, profesora Guillermina de Grau, invitó a la comunidad educativa a proponer ideas para reparar el daño. Sharon Benzaquen (11), estudiante de 5º Grado, de la Brigada Ecológica de II Etapa, sugirió organizar cuadrillas de estudiantes para sembrar plantas nuevas y reponer aquellas que se habían quemado.

El Colegio contrató los servicios técnicos del agrónomo Rodrigo De Sousa, con experiencia en conservación y mantenimiento de suelos, para evaluar la situación y la posibilidad de reponer lo que se había quemado en los linderos del colegio.

SEMILLAS DE PAZ Y ESPERANZA
Luego de considerar varias estrategias, se acordó que la idea más apropiada era brindarle a los estudiantes del 5º año, la oportunidad de despedirse del colegio sembrando futuro y ejemplo para los demás. Porque tal como nos apunta Gustavo Olmos, Coordinador de Acción Social, del plantel, la actividad tiene un elemento de mucha importancia y peso en el trabajo de formación de una institución educativa, que él resume tomando prestadas las palabras de Wangari Maathai, premio Nobel de la Paz 2004 quien decía: "Cuando plantamos árboles, platamos las semillas de la paz y de la esperanza".

La siembra buscó: ¬Contribuir con el mantenimiento ambiental del municipio.

Crear conciencia en la comunidad IEA sobre la importancia e involucramiento que tenemos como ciudadanos.

Sentar las bases para la creación de un área vegetal protegida dentro de la Institución, para que especies de aves que han migrado del municipio, producto de la tala y quema indiscriminada, retornen y hagan vida nuevamente.

La profesora Omaira Fernández, coordinadora de primaria (4º, 5º y 6º Grado) y además mamá de una de las graduadas comentó: "más importante que la siembra de las plantas, tal vez sean los valores que la experiencia dejó en los estudiantes, el sentido de pertenencia y de responsabilidad y de identificación con la Institución".

DE DÓNDE LLEGARON LOS ÁRBOLES
Los 80 árboles fueron el pago por la tala autorizada que se realizó a 10 árboles en el edificio donde funciona la delegación de la Comunidad Europea, a finales de mayo.

La administradora del inmueble pagó la compensación exigida por el MINAMB por la desaparición física de los talados. La mayoría se compraron en el vivero de la Universidad Simón Bolívar. Se cubrió un área de 3.054 m
2alrededor del plan- tel, y el huerto cuenta ahora con algunos frutales.

LA VIVENCIA
Daniel Tálamo: "Dentro de unos años espero verlo dando sombra a toda esa zona". Cuenta la coordinadora Fernández que Estefanía Bruzual le dijo: "Mamá, párate para que veas mi árbol. Cuando te toque venir sola el año que viene lo vas a ver y vas a decir: No estoy sola, allí está el árbol de mi hija echando raíces".

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas