CARACAS, sábado 23 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Economía | 29/05/2013
Aferrado a premoniciones
Apartando la malicia, debe ser porque igualmente les cobran ahora más por los repuestos, el servicio automotriz, y una simple lavada del vehículo, que números más o números menos, han aumentado de precio en más del 80 por ciento
MIGUEL LÓPEZ TROCELT
Merentes
0 0a

Aun cuando en economía no existen las varitas mágicas, las profecías o cosas por el estilo, sí existen las clarividencias o probabilidades. Y quizás sobre esta última base, fue que el ministro de Finanzas reveló que para el segundo semestre del año, a los venezolanos les darían el regalo de bajar los índices inflacionarios.

Sin quitarle méritos a este vaticinio, por no decir adivinación, hay que explicar lo aventurado de proferir estas premoniciones, debido a las circunstancias que rodean el escenario nacional, las cuales no parecieran que serán transformadas en el corto plazo.

A finales del 2012, tanto el BCV como MinFinanzas estimaron que la inflación variaría para este año entre 14 y 16 por ciento. Este pronóstico a la realidad actual, va camino a un mal presagio, ya que la tasa inflacionaria acumulada en los primeros cuatro meses del año es de 12,5%, lo que hace prever que a mitad de este año, el costo de la vida habrá rebasado las anteriores cifras y se espera un disparo inflacionario.

Lo anterior no es para alarmar, sino para alertar y tomar correctivos. En ciernes están varios factores, que deteriorarán más todavía el bolsillo de los residentes en este país.

Entre ellos, la nueva variante de horarios de trabajo de la LOT, el posible aumento de las tarifas de agua y electricidad, y probablemente una nueva devaluación del alicaído bolívar, que alguna vez fue fuerte.

Ante ello, muchos empresarios ya han tomado sus medidas, y entonces se constata, como varían los precios de la noche a la mañana. Esos ajustes o acondicionamientos, siempre son en ascenso.

Reflejo de ello se enmarca en distintos ejemplos, que se exponen a continuación. Desde febrero a mediados de mayo de 2013, se observó que un solo corte de cabello, avanzó de 65 bolívares en promedio a Bs 110, que las tintorerías o lavanderías incrementaron sus precios en ese lapso 15% por ciento cada mes, que asimismo las panaderías subieron la popular canilla "regulada", de 3 a 5 y 6 Bs., al igual que una taza de café que sufrió también esos rigores de 5 a 7 y 11 bolívares.

Por otro lado, todo lo que tiene que ver con el transporte y supuestamente los controles de precios: se deben pagar montos superiores a los fijados, mientras que los taxistas organizados o no, cobran lo que les provoca.

Apartando la malicia, debe ser porque igualmente les cobran ahora más por los repuestos, el servicio automotriz, y una simple lavada del vehículo, que números más o números menos, han aumentado de precio en más del 80 por ciento.

Ni hablar de cafés, luncherías, restaurantes, tascas, cervecerías, bares, discotecas, o donde se expenda comida o bebida, porque igualmente han subido al doble esos gastos.

La lista de precios inflados no se queda allí, sino que abarca a los cibercafés, abastos, mercados, automercados, supermercados, comercios de todo tipo y tiendas por departamento. Para la mayoría de la gente, ir a estos negocios ya es un lujo.

Todo ello con un desempleo del 8 por ciento, y la escasez de recursos oficiales que detiene o desacelera planes como la Gran Misión Vivienda Venezuela.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas