CARACAS, miércoles 22 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Economía | 20/02/2013 | 1 Comentarios
El mercado paralelo
Muchos de quienes acceden al dólar oficial están en “búsqueda de renta”, una forma “elegante” de corrupción. Además se estimula la cultura de evasión del marco legal, lo cual no propicia el desarrollo económico
Luis Carlos Palacios
Mercado paralelo
0 1a

Un mercado paralelo de divisas existe cuando un tipo de cambio o varios, los oficiales, son impuestos por el gobierno, y otro flota libremente en el mercado paralelo. En este tipo de sistema el cambio paralelo se encuentra asociado a varios tipos de cambio fijos, constituyendo un sistema de cambios múltiples, que puede reducirse a dos, el oficial y el paralelo, configurando un sistema dual.

Existe porque el gobierno impone controles en el tipo de cambio, esto es, restricciones en el volumen o el precio de ciertas transacciones. Sólo cuando el gobierno limita el volumen de las divisas que se pueden comprar o vender en ciertas transacciones, se crea un exceso de demanda que se derrama al mercado paralelo.

Los mercados paralelos pueden ser legales o ilegales. Cuando son legales y el sistema es dual, el oficial priva para las transacciones en cuenta corriente y el paralelo para la cuenta de capitales. Este sistema fue utilizado para tratar de defender a los países de comportamientos externos imprevistos.

Así un número de países mantuvo este tipo de esquema dual, por ejemplo Bélgica (de 1957 a 1990), la República Dominicana hasta 1993 y Francia e Italia por cortos periodos. En general, el premio que tenía el mercado paralelo respecto al controlado era relativamente pequeño y estaban originados en efectos particulares, como crisis específicas en las cuentas externas.

Los mercados paralelos ilegales surgen cuando los agentes privados intentan evadir las restricciones de precio en el mercado de divisas. Este sistema prevaleció en parte de África y Asía, y también existió América Latina, aunque hoy en día la tendencia es hacia la unificación de los mercados.

Argentina y Venezuela lo adaptaron en 1980, bajo la presión de crisis en la balanza de pagos y amplias salidas de capital. Después de 1999 Venezuela aparece atrapada en sistema con un tipo de cambio paralelo.

CORRUPCIÓN
Por lo general ha sido la apreciación del tipo de cambio oficial la causa específica de permanencia de este tipo de sistema. Esta apreciación condujo al país a una desalineación, duradera y permanente, del tipo de cambio oficial respecto a la tasa de equilibrio en el tipo de cambio.

Políticas fiscal y monetaria excesivas, y la comercial desacertada, tuvieron como consecuencia la apreciación del tipo de cambio oficial, la cual se trató de contrarrestar con el control cambiario para no perder todas las reservas y mantener un panorama de relativa tranquilidad, originándose la permanencia del sistema con un tipo de cambio paralelo.

Varios son los problemas de este sistema. Por ejemplo, debido a que implica una ventaja importante para los que tienen acceso al oficial, este sistema conduce al comportamiento de “búsqueda de renta”, que es una forma elegante de llamar a la corrupción. Además, está el estímulo a la cultura de evasión del marco legal, lo cual obviamente representa un peso para el desarrollo.

En Venezuela tenemos una devaluación del tipo de cambio oficial, de Bs 4,30 por dólar a Bs 6,30 y además a la eliminación del otro mercado controlado, el Sitme. La devaluación representa un cambio 46,5% en el tipo de cambio controlado. Lo cual influye en el precio de los bienes de primera necesidad, impulsando al Ejecutivo a implantar una política fiscal y monetaria relativamente expansiva, intentando combatir la exclusión.

Al aplicar este tipo de política se produce una contradicción: se acentúa la inflación, el precio de los alimentos y otros bienes llega entonces a ser aproximadamente un 30% más alto, concretándose así el efecto de la devaluación en la inflación.

Simultáneamente se aprecia el tipo de cambio controlado, y si no existe un cambio en nuestras exportaciones, estaríamos dando los primeros pasos para la nueva devaluación. En esto tiene un papel importante el tipo de cambio del mercado, el paralelo. Actualmente su valor es entre tres veces y cuatro veces mayor al nuevo tipo de cambio controlado, Bs 6,30 por dólar.

En concreto, tiene un valor muy por encima del equilibrio en el mercado cambiario. Ello es así por su propia naturaleza, la de ser el un tipo de cambio paralelo, por la eliminación del Sitme y por la degradación económica que introdujo el “socialismo del siglo XXI”. La amplia brecha que existe entre el dólar del mercado paralelo y el controlado es, por así decirlo, la “garantía” de que estamos en la ruta hacia una nueva devaluación.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas