CARACAS, martes 22 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Tecnología | 17/02/2013
A comprar en línea
El pasado viernes, la gente de Amazon, sintió una cosquillita al sur. La gran cantidad de visitas se debió a los venezolanos que desde diciembre estaban tratando de salvaguardar sus churupitos en dólares, y aceleraron la compra tras el anuncio del ministro Giordani
LUIS CARLOS DÍAZ/ jaluiscarlos@gmail.com
Compras on line
0 0a

El pasado viernes, la gente de Amazon, el gigante de las compras en Internet, sintió una cosquillita al sur. No se trataba de un ataque de denegación de servicios, de esos que masivamente intentan tumbar una página por exceso de tráfico.

A Amazon no se le caería la página por esa razón porque es uno de los grandes emporios de servidores web en el planeta.

En realidad la gran cantidad de visitas se debió a los venezolanos que desde diciembre estaban tratando de salvaguardar algunos churupitos en dólares y aceleraron la compra tras el anuncio del ministro Giordani.

Con las compras electrónicas ocurren varios fenómenos en simultáneo: uno de ellos es que hay una brecha generacional entre gente que confía o desconfía de los canales digitales para realizar compras; por la otra hay una brecha económica entre los que pueden o no tener instrumentos de pago (tarjetas de crédito, cuentas en el exterior o trabajos remunerados en línea).

Aunque respecto a la región, Venezuela aún mira con timidez las transacciones electrónicas, las mediciones de Tendencias Digitales indican que siguen creciendo. Mientras portales de Chile, Perú, México y Argentina se unieron a las ofertas del pasado Viernes Negro, los usuarios de Internet venezolanos más bien revisaban los precios en tiendas electrónicas en Estados Unidos. Parece que la economía endógena no ha dado buenos resultados en terreno de redes.

LA SUBVENCIÓN
Uno de los mayores ganchos para la compra en línea desde Venezuela es la increíble subvención del dólar ganchos para la compra en línea desde Venezuela es la increíble subvención del dólar para compras electrónicas.

En lugar de permitir el libre flujo de capitales y que cada venezolano compre y gaste lo que necesite, el Estado decidió cerrar el flujo monetario y limitar a la población a un cupo de 400$ anuales a la tasa oficial.

Fuera de eso no se podía cotizar nada y tampoco se presentaron opciones para quienes no tuviesen una tarjeta de crédito con bajo financiamiento.

Pero el cebo estuvo bien montado en la trampa: 400$ eran suficientes para que la gente se conformara con vivir su propio chuleo de la renta petrolera con dos o tres perolitos comprados a bajísimo costo.

Sin embargo, eso significó también una disminución de las expectativas: una cámara fotográfica seria, o una buena laptop de trabajo cuestan más que los miserables 400$. Así que se volvieron artículos de lujo que debían ser pagados a sobreprecio en algunas tiendas o adquiridos durante un viaje.

Porque tampoco hay registros de importadores que hayan traído esos productos y los vendiesen a 4,30Bs, como posiblemente no ocurrirá con los 6,30Bs. La tecnología, como se convirtió en un bien de ostentación, se cobra en dólares de mercado negro sin dar mayores explicaciones.

LA GIFT CARD
Otro objeto preciado en la economía que se ha desprendido de los míseros cupos de Cadivi son las tarjetas de regalo. Una gift card es la conversión de los dólares del consumidor en un fondo pre-pagado para gastos futuros. Las gift cards tienen dos ventajas que fueron utilizadas por los consumidores venezolanos: el primero no tienen fecha de vencimiento, así que antes de que el cupo de 2012 feneciera el 31 de diciembre, se podía convertir en una gift card que aguardase tranquila al nuevo año sin ser anulada. Es un método de ahorro después de haber pagado los dólares subvencionados.

La segunda ventaja es que sus montos pueden sumarse. Así, si usted desea comprar un aparato de 600$, bastaba con sumar en un mismo fondo dos tarjetas de regalo compradas por dos usuarios distintos.

Por eso, ante el anuncio de Giordani y Merentes, hubo gente que corrió a liquidar su cupo, para ahorrarse exactamente 200Bs por cada 100$ comprados.

Años de discurso socialista no han detenido el orgasmo que produce una oferta, es válido para las compras electrónicas y para las colas en supermercados cuando vienen los productos regulados.

LOS ENVÍOS
La tercera parte de este trípode es el envío. Porque comprar en línea tiene la dificultad de seleccionar el producto, hacer clic y listo. En economías con inventario, las cosas suelen ser así. Sin embargo a ese proceso le falta el cómo poner ese paquete en Venezuela.

Allí el país ha visto crecer como hongos a decenas de empresas de transporte que se han beneficiado de esta microeconomía de puertos. La mejor manera de seleccionar una buena empresa es por recomendación de amigos.

La que haya sido fiel y estable es la que mejor se posiciona en el mercado. Algunas de esas empresas de traslados han tomado pisos enteros de ministerios donde la gente se va recomendando formas de comprar y hace pedidos grupales.

Es importante seleccionar una que cobre por gramos en lugar del primer kilo completo, porque si no tendrá grandes pérdidas con paquetes pequeños. También es importante no hacer pedidos urgentes en diciembre porque llegarán en febrero debido a los colapsos generales que solemos sufrir en navidad.

Otra recomendación es seleccionar paquetes de menos de 100$ para evitar el paso por nacionalización y el pago de impuestos extras. Con productos costosos no hay nada qué hacer, pero si va a pedir tres pares de zapatos, mejor pídalos en dos tandas.

La gente que le ha agarrado la caída al juego de las compras en línea termina ahorrándose mucho dinero y se salta algunos precios extravagantes en el mercado local.

Una última recomendación para fanáticos de los videojuegos: los juegos bajan de precio conforme pasa el tiempo, así que dejar pasar las novedades para comprarlas 6 meses después puede significar una reducción de precio increíble.

Lo mismo ocurre si se compran juegos usados, bajo la garantía de que vienen en buen estado, un juego usado como Fifa13 puede costar 26$ más 60Bs para traerlos, en lugar de los 1200Bs que cuesta en algunas tiendas. Esto es sacar la cuenta y aprovechar la tajada.

@LuisCarlos

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas