CARACAS, miércoles 27 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 14/02/2013
¿Que pedimos?
Es preciso elaborar un discurso que desmonte la intolerancia y la discriminación, que deje al descubierto las fisuras de un régimen que se dice democrático pero mantiene presos políticos, que desconoce la Comisión de Derechos Humanos, que critica la injerencia extranjera en nuestros asuntos cuando le es adversa pero la celebra si le es favorable
TULIO OLMOS
Partidos Políticos
0 0a

Ante el clima de incertidumbre política que atraviesa el país, caracterizado entre otros por un despliegue de la artillería de denuncias contra los diputados de la MUD y la descarada campaña electoral del vicepresidente (e), considero conveniente hacerle llegar a los partidos políticos estas sugerencias.

Primero que nada profundizar el cambio del discurso, mejor dicho, acercarlo a las nuevas circunstancias que comportan un mapa político con más de la mitad rojita y la otra mitad no rojita. Es preciso elaborar un discurso que desmonte la intolerancia y la discriminación, que deje al descubierto las fisuras de un régimen que se dice democrático pero mantiene presos políticos, que desconoce la Comisión de Derechos Humanos, que critica la injerencia extranjera en nuestros asuntos cuando le es adversa pero la celebra si le es favorable.

El reto es elaborar un discurso que toque la fibra de los beneficiados por los programas sociales de un gobierno que ha repartido a más no poder bienes de consumo sin educar para el consumo y que más bien lo niega con los altos impuestos que nos hace pagar por la vía de la inflación.

En segundo lugar, nos falta militancia, necesitamos que quienes no acompañamos a este régimen en su afán totalitario, nos hagamos militantes de la causa democrática, de la defensa de los derechos humanos, del respeto y vigencia de la Constitución, de la separación e independencia de los poderes públicos.

Tenemos que exigirle a los partidos que la selección de candidatos sea un proceso transparente en el que participe cada líder comunal en igualdad de condiciones, que además de carisma y simpatía tengan preparación política y administrativa; los líderes tienen que saber jerarquizar las prioridades de su comunidad.

No haber tenido presente esta premisa permitió el advenimiento de este régimen híbrido como lo llaman Corrales y Penfold (Un dragón en el trópico), cuya característica más resaltante es la permanencia de ciertas libertades democráticas usurpadas de hecho por la altísima concentración de poder en manos del caudillo.

Los ciudadanos nos hemos replegado a espacios reducidos de participación desligándonos de los partidos, desinflando así su papel protagónico en los movimientos sociales. ONGs, movimientos vecinales, gremios, sindicatos, asociaciones, colegios profesionales y otros grupos mantienen viva una resistencia modesta sin mayores pretensiones porque saben las limitaciones que los asedian y porque el régimen ha tenido éxito en la campaña de terror y amedrentamiento que ha desarrollado durante 14 años.

Pero los ciudadanos de a pie no podemos renunciar a nuestro papel en las luchas sociales trasladando toda la responsabilidad a los partidos políticos, tenemos que asumir la responsabilidad de incorporarnos a la lucha por la defensa de los valores democráticos de respeto y vigencia de la Constitución.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas