CARACAS, martes 2 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 23/01/2013
Los rusos
Colin Thubron consigue vencer las restricciones propias de los regímenes comunistas, obtiene los respectivos permisos, e ingresa con su pequeño vehículo a un insólito recorrido de más de 15 mil kilómetros que lo llevará a ciudades y pueblos de importancia capital para formarse una impresión certera del "paraíso socialista" representado por la URSS
FREDDY NÚÑEZ
Comunismo
1 0a

Ese es el título de un libro del escritor inglés Colin Thubron, que me regalara recientemente el librero Esteban Brassesco. Antes que nada quisiera decir unas palabras acerca de este personaje.

Llegó a Venezuela en 1975 procedente de Uruguay, país que atravesaba una crisis política desde 1973 que devino en dictadura con su ración de muertos, desaparecidos, presos y torturados. Esta realidad duraría doce largos años, hasta la llegada al poder en 1985 de Julio María Sanguinetti.

Desde entonces Esteban recorre las redacciones de los periódicos, ejerciendo su oficio de librero itinerante con eficiencia e hidalguía. Acompaña la oferta de libros con facilidades crediticias, cosa que contribuye a estimular la lectura, herramienta clave para la derrota de la ignorancia y la formación intelectual.

Más de una vez me ha hecho conocer autores a los cuales he disfrutado y de quienes mucho he aprendido, este es el caso de Colin Thubron. Los rusos se publica en 1983, cuando faltaban pocos años para la caída del Muro de Berlín, y la Unión Soviética lucía aún como un imperio poderoso.

El autor consigue vencer todas las restricciones propias de los regímenes comunistas, obtiene los respectivos permisos, e ingresa con su pequeño vehículo a un insólito recorrido de más de 15 mil kilómetros que lo llevará a ciudades y pueblos de importancia capital para formarse una impresión certera del "paraíso socialista" representado por la URSS.

Va del Báltico al Cáucaso, a veces tomando aviones, pues de otra manera ese imperio, entonces de más de 216 millones de kilómetros cuadrados, hubiera sido imposible siquiera de atisbar.

Ofrece una semblanza nítida del entramado que fusiona el control absoluto del poder, los mecanismos represivos, el control policial de la sociedad, y la maquinaria propagandística incesante, concebida para mentir y embrutecer.

El resultado de esa usurpación de la individualidad humana, del ostracismo que acompaña la cotidianidad de quien no respalde "la revolución", es un ciudadano zombie, que sobrevive aspirando dejar ese mundo sórdido, ese naufragio espiritual, ese derroche de urgencias imposibles.

De ese fracaso monumental que fue el llamado socialismo real, quedan algunas lacras dispersas por el mundo, pocas en verdad. La más cercana a nosotros es Cuba. El régimen de los Castro, convertido ya en una vergüenza histórica, ha logrado, afianzado en la mediocre dirigencia gubernamental venezolana ­verdaderos traidores a la patria­, controlar la vida y muerte de Chávez a espaldas de Venezuela.

Estos sirvientes de Fidel y Raúl violan la Constitución siguiendo sus instrucciones, usurpan el poder, y les "garantizan" los dólares que le roban al ciudadano venezolano.

Para que el pueblo acepte esta entrega de la soberanía nacional, y la usurpación del poder, es necesario convertirlo en una marioneta irracional, al extremo que resume Thubron en una frase luego de conocer en Odessa a una militante del partido: "Los hechos no eran más que minucias decorativas en su paisaje emocional". Un ser sin criterio, ese es el "ciudadano ideal" del régimen comunista. Alguien que tiene prohibido pensar y solo tiene libertad para saturar sus sentidos con consignas fanáticas.

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas