CARACAS, sábado 29 de noviembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 11/01/2013
Expectante e incierto
Alrededor de casi todo esto está la salud y el consiguiente estado grave de la enfermedad del presidente Chávez, manejados y manipulados según el modelo de régimen político establecido con todos sus riesgos y consecuencias, pero siempre con toda una estrategia
ADELSO GONZÁLEZ URDANETA
Chávez
0 0a

El venezolano, sin distinción política e ideológica, está con el nuevo año cargado de sentimientos de lo más variados y hasta contradictorios, que se manifiestan en riesgosas e interrogantes expectativas, en muchos con un horizonte de dudas e incertidumbre de todo tipo.

Alrededor de casi todo esto está la salud y el consiguiente estado grave de la enfermedad del presidente Chávez, manejados y manipulados según el modelo de régimen político establecido con todos sus riesgos y consecuencias, pero siempre con toda una estrategia, convertida en la práctica en pasos tácticos, aprovechando la situación de fanatismo existente, gracias al poder comunicacional de quien la maneja y controla, aunque se está jugando con fuego.

Tal estado de riesgosas expectativas e incertidumbres de lo más variadas, con todos los sentimientos producidos por la gente de uno y otro lado, se mezcla esta vez con la preocupante y amenazante perspectiva económica y social de nuestra presente Venezuela, al extremo de podernos convertir, si las cosas no se manejan con las debidas prudencia, inteligencia y entendimiento, en personajes y víctimas de un ciclo de crisis, de lamentables consecuencias, que hay que evitar.

Tal cuadro de incertidumbres y expectativas se rodea de todo un conjunto de variadas interrogantes, de respuestas distintas y contrarias, que convierten el cuadro en toda una complejidad política.

Veamos una muestra de unas pocas de esas interrogantes:

1) ¿Será verdad que el presidente Chávez está tan enfermo? Personalmente no tengo la menor duda, y así lo he venido diciendo, pero todavía muchos se lo plantean y hasta lo aseguran, con todo y las informaciones gubernamentales, mejoradas esta vez aunque siempre ajenas a la testimonial presencia médica que se ha venido exigiendo.

2) ¿Nos ha engañado, política y electoralmente, el presidente Chávez con su candidatura presidencial del 2012, estando tan mal? Pregunta de incalculables consecuencias, a corto, mediano y largo plazo.

3) ¿Acaso ha faltado conciencia en el necesario convencimiento de la exigente política de reconciliación nacional, con todas sus saludables consecuencias, con la planteada amnistía nacional, requerida nacional e internacionalmente? 4) ¿Se sigue jugando con fuego, a pesar de como está la presente situación política y económica, que no es de tanto confiar? 5) ¿Cómo terminará la presente situación eventual de una nueva elección presidencial, a la luz de lo asegurado por el propio presidente Chávez, antes de su más reciente viaje a La Habana? Pregunta de respuesta próxima.

La consiguiente carga de dudas, convencimientos distintos y contradicciones hace, pues, del año 2013 un año verdaderamente expectante e incierto, que debiera llamar la atención, con la debida profundidad, a toda la dirigencia política y a todo el presente liderazgo nacional, ojalá con visión en grande y de futuro, como debiera ser por parte de todos.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas