CARACAS, miércoles 16 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Salud | 11/01/2013
La nueva tecno salud
La revolución tecnológica llega a la salud. Sensores digeribles y médicos robots son el futuro de la salud que se presentó en la CES 2013
VALERIA PERASSO / BBC Mundo
CES tecnología
0 0a

La principal muestra de tecnología de consumo del mundo que se celebra en Las Vegas, ha dado un espacio destacado a la salud.

Ya no se trata de los clásicos relojes de monitoreo cardíaco, pedómetros o balanzas digitales. Estos parecen instrumentos médicos del pasado frente al avance de apps que se pueden manejar desde el teléfono y controlan múltiples variables corporales en simultáneo; a los sensores diminutos y omnipresentes, y a los nuevos materiales para las ropas. Una oferta impensable hace apenas unos años.

El Doctor RP-Vita llega al auxilio: un cuerpo blanco, ruedas en los pies y un monitor por rostro. Se trata de un robot creado como "médico asistente" para centros de salud, que acaba de ser aprobado por una agencia federal estadounidense para prestar servicios de telemedicina.

"Usa sensores para caminar entre camas sin chocarse, puede ‘dialogar’ con otros equipos del hospital y sirve para hacer videoconferencia cuando no hay un médico cerca: el especialista interactúa con el paciente a través de la pantalla", dicen sus responsables en la empresa InTouch Health, presente en la gran feria CES (Consumer Electronics Show) que tiene lugar esta semana en Las Vegas.

Un poco más allá por los pasillos del centro de convenciones, las miradas están puestas en un "tenedor inteligente": el HAPIfork, equipado con un sensor que detecta la velocidad entre bocado y bocado y con un vibrador que alerta al comensal cuando es conveniente desacelerar la ingesta, por el bien de su dieta.

"Se trata de una solución muy simple pero que ha estado en desarrollo por siete años. Ahora están dadas las condiciones tecnológicas para que funcione, como el hecho de que pueda mandar los datos de la comida a una aplicación específicamente desarrolada", afirma ante BBC Mundo Jean-Noel Berenger en el stand de Hapilabs, donde llevan más de 40 entrevistas en unas pocas horas, tal el interés que generó el producto.

Son apenas dos ejemplos, pero hablan de una tendencia: en 2013, la principal muestra de tecnología de consumo del mundo ha dado un espacio destacado a la salud. Los productos y soluciones del rubro que se ven en esta CES son 25% más que en ediciones anteriores, según los organizadores, con casi 250 marcas presentes.

Y no sólo en la feria: según la Asociación de Electrónicos de Consumo (CEA), más de 50% de los internautas estadounidenses usó alguna aplicación de salud o entrenamiento físico durante 2012 y más de un tercio planea comprarse un producto relacionado con el bienestar en los próximos doce meses.

COMPUTADORAS DE PIEL
Una recorrida por la CES deja en evidencia que ya no se trata de los clásicos relojes de monitoreo cardíaco, pedómetros o balanzas digitales: éstos parecen vetustos ante el avance de apps que se pueden manejar desde el teléfono y controlan múltiples variables corporales en simultáneo; de sensores diminutos y omnipresentes, de nuevos materiales para las ropas, de nuevos lentes para las cámaras… Una oferta impensable hace apenas unos años.

Detrás del auge en las soluciones de salud, bienestar y fitness hay, por una parte, cambios sociales: un interés creciente en cuidar el cuerpo. Pero hay, también, dos factores tecnológicos de fondo que lo han hecho posible.

UN NEGOCIO SALUDABLE
Por una parte, la expansión del concepto de computación portable o usable –wearable computing, en inglés- que ha generado una variedad de dispositivos diminutos para llevar sobre la piel o la ropa y ha permitido cierta independencia de los gadgets que antes había que cargar en la mano o en un bolso.

"El desarrollo de los productos de salud va de la mano con esta tendencia de la computación portable y con el avance de las llamadas ‘redes de área corporal’, el entorno que se genera alrededor del cuerpo a partir de la interrelación de sensores o dispositivos corporales", detalló el analista Eric Adams, editor de la revista "Men’s Health" y uno de los conferencistas de salud durante la CES.

Las novedades, en este sentido, van desde sensores impermeables que se pegan en el abdomen por siete días -para recolectar información sobre, por ejemplo, la dieta y la actividad física, que luego se analiza en la computadora- a mini cardiógrafos que evalúan el ritmo cardíaco desde el pulgar u otros sensores que se tragan para medir minuto a minuto cómo reacciona el cuerpo ante una droga.

"Los sensores han permitido llevar la experiencia a campos como el control del stress, sirven para el tratamiento de niños autistas o para enseñar a relajarse a un paciente cardíaco", ejemplificó Mundo Zeke Hausfather, encargado de investigación de Puzzlebox, una empresa que presentó un helicóptero en miniatura que se maneja por ondas cerebrales captadas por un sensor en la sien.

MENÚ DE APPS
Pero, aún más importante que la usabilidad y la portabilidad, ha resultado la explosión de aplicaciones: esos programitas disponibles en su mayoría con sólo un clic y por unos pocos dólares que se llevan en elsmartphone o la tableta y que han ampliado los usos que los amantes del deporte o la vida sana pueden dar a la tecnología.

Los que se vieron en CES cubren toda una gama de posibilidades: desde ponerse metas de ejercicio físico y controlar luego los resultados hasta establecer un sistema de recompensas durante una dieta de adelgazamiento; desde compartir datos con el médico para un diagnóstico remoto a monitorear lo que ocurre con el cerebro durante el sueño. Todo, desde el teléfono.

Un estudio reciente de la CEA estima que este año se bajarán de internet unos 44 millones de aplicaciones de salud y el uso de programas en dispositivos móviles será -según un análisis de la consultora Forrester- uno de los elementos que impulsará el negocio de tecnología de salud más allá de la marca de US$10 mil millones en 2013.

CON CUIDADO
Pero no todos los pronósticos son así de auspiciosos: hay quienes opinan que la moda de la salud techie no llegará tan lejos como se prevé, en parte porque muchas de las soluciones no tienen una utilidad real una vez que decae el interés por la novedad.

Por caso, ¿para qué sirve saber cuántos pasos he caminado esta semana? ¿Hace falta que el tenedor me diga que coma despacio? ¿Y con quién compartir los resultados de mi última sesión de bicicleta, si mis amigos practican natación?.

También juega en contra el cansancio que genera el uso de dispositivos de computación portable –hay estudios que muestran que el interés por llevar un chip encima decae rápidamente - y los costos de adquirir productos específicos y sumar un nuevo integrante a la (cada vez más numerosa) familia de gadgets personales. En otras palabras: una apppara medir los pasos caminados en el teléfono inteligente tendrá muchas más posibilidades de éxito que un pedómetro comprado ad hoc.

"Las aplicaciones están ahí, son parte central de nuestras vidas. Usarlas para la salud y el ejercicio no es más que una transición obvia", dijo Arrianne Hoyland, desarrolladora de la empresa United Health Group.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas