CARACAS, jueves 31 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Ambiente | 08/01/2013
Se muere el Neverí
En Venezuela se han secado 1.200 ríos por causa de la tala y la quema indiscriminada en sus márgenes y cabeceras eliminando la vegetación, y la erosión del suelo permiten que las aguas se evaporen, disminuyendo en forma alarmante su capacidad hasta eliminar la última gota del líquido vital
WESTALIA PÉREZ NAVARRO
Río
0 0a

El concepto de cultura, tal y como es utilizado hoy en las ciencias sociales es el resultado de un proceso cuyo arranque se encuentra en la palabra latina "Cultura".

El viejo sentido del cultivo y crianza que tal vocablo tenía en el latín clásico todavía persiste en términos como "agricultura", "horticultura", "apicultura", "cultivo religioso", cultivo bacteriano", etc., etc., etc., Cultura es todo aquello que envuelve el conocimiento del hombre y su obra: costumbres, creencias, formas de vida características, idioma, comportamiento social, etc., etc.

El hombre desde su aparición sobre la tierra, de una manera incipiente al principio, comenzó a transformar el medio circundante, viviendo en completa armonía con la naturaleza. Esta situación se mantuvo invariable a lo largo de muchos milenios sin sufrir alteración alguna.

Después de superada la era obscurantista de la Edad Media, comienza a desarrollarse, después del Renacimiento, la Ciencia y la Tecnología; modificando profundamente la relación del hombre con la naturaleza.

En el presente siglo la relación hombre-naturaleza se ha venido desequilibrando por la forma como éste ha manejado los recursos que aquella le ha proporcionado para su subsistencia, trayendo como consecuencia el caos ecológico que actualmente pone en peligro la supervivencia de la especie humana y animal, así como también nuestros mares y ríos.

En Venezuela se han secado 1.200 ríos por causa de la tala y la quema indiscriminada en sus márgenes y cabeceras eliminando la vegetación, y la erosión del suelo permiten que las aguas se evaporen, disminuyendo en forma alarmante su capacidad hasta eliminar la última gota del líquido vital.

Contemplamos con tristeza e indiferencia la muerte de los más importantes ríos del oriente venezolano: el Neverí cada día se reduce más su ancho y su largo, desapareciendo sus puertos situados en sus riberas frente al viejo y hermoso mercado, de dos pisos y una planta de hielo, hacia la izquierda funcionaba el puerto de Los Pescadores, donde se podían ver los caimanes pescados en el trayecto; y en la ribera derecha estaba el puerto del mercado de los insumos que contenía toda clase de productos comestibles, frutas y otros.

También nuestro río con grandes minas de arena, que cientos de sacadores, diariamente salían a buscarla en lo profundo del río para ser vendida a los constructores de viviendas y edificios y para encementar las calles de la ciudad. Hoy es un hilo de agua donde desembocan todas las aguas servidas de la localidad y de las empresas privadas dedicadas a la elaboración de materiales utilizables en la industria.

Si eliminamos la flora, la fauna y los ríos, indudablemente que es muy poco lo que podríamos hacer los habitantes de esta zona. Son muy pocos los ríos que atraviesan sus aguas que parten en dos la ciudad capital de Anzoátegui. SOS. Se muere el río Neverí.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas