CARACAS, martes 22 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Educación | 08/01/2013
En un corre corre
Maestros se las ingenian para recuperar clases perdidas. Liceos y colegios rurales serán los más afectados, y deberán diseñar estrategias para cumplir metas escolares. Reinicio de actividades fue a media máquina, pocos alumnos fueron y los docentes corrieron para entregar boletas
ANA MARÍA LÓPEZ
Niños
0 0a

El inicio de clases hizo correr a los docentes, pues a muchas instituciones educativas no les dio tiempo de entregar boletas en diciembre ante la suspensión de actividades desde el día 12 de aquél mes debido a las elecciones regionales del pasado 16-D. Los constantes cierres causados por los comicios presidenciales y de gobernadores han hecho que maestros y profesores se las ingenien para dar la materia, hacer los exámenes y demás prácticas pautadas en el cronograma.

En el colegio Policarpo Farrera, ubicado en Charallave (Miranda), la asistencia de niños este lunes no llegó a 50%. Apenas unos 14 estudiantes por salón se pudieron contar en los pupitres, por lo que los maestros no pudieron iniciar las clases con normalidad. La maestra Doraima Alayón dijo que a pesar de que en el año 2012 se perdieron 19 días de clases, las evaluaciones de los alumnos no serán cuesta arriba, pues en la educación básica la entrega de trabajos y exámenes puede ser continua; hecho que no ocurre en la diversificada donde los profesores asisten a las aulas una o dos veces por semana.

Alayón, quien también es profesora en un liceo de la localidad, explicó que aunque los jóvenes solo perdieron ocho días de clases, son los que tendrán el reto de no faltar ni un día para cumplir con el 100% de las evaluaciones restantes.

Edgar Machado, vocero de la Federación Venezolana de Maestros, seccional Caracas, especificó que los objetivos no se pueden cumplir igual en un colegio y en un liceo; pues a pesar de que los camisas blancas fueron los que estuvieron más ausentes en los salones, son los profesores de los adolescentes quienes deben reorganizar el plan de evaluaciones con mayor fuerza. A esto se le suma "el rendimiento del grupo, porque hay secciones más lentas en el aprendizaje, por lo tanto requieren de repetición de exámenes o de explicación más profunda de la materia".

POBREZA
La misma historia no se repite en la Unidad Educativa Estadal Caujuarito, también de Charallave, donde los maestros sí admiten estar afectados por la suspensión de clases que se suma a la regular inasistencia de los estudiantes. Una docente que prefirió omitir su nombre explicó que son niños de escasos recursos que no van a la escuela por falta zapatos, uniformes o por no tener con qué comer.

Aunque quisieran marcar con tinta azul los espacios de las boletas, la ausencia de los niños en las aulas hace difícil que los maestros puedan decir que cumplieron con la meta pautada, pues de 34 alumnos sólo son recurrentes 20 de ellos, en promedio.

Este lunes al tomar la asistencia el número total fue de 12 niños. A eso se le suma que los padres no se preocupan para que sus hijos asistan a la escuela y mucho menos los días de cierre de proyectos, explico la maestra.

Para las docentes de las barriadas del país no es de asombro escuchar lo que ocurre en Caujuarito. Las suspensiones de las clases ocasionan otro problema más que se suma a los que tienen que lidiar a diario.

En una escuela bolivariana en Carapita el aprendizaje de los niños les llega forzado pues a pesar de que los maestros hacen lo imposible para que los niños reciban una excelente educación la pobreza los obliga a faltar al colegio. Allí los maestros tampoco pudieron culminar las clases por la interrupción abrupta de diciembre mientras que este lunes sólo asistieron 50 niños de una matricula de 300.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas