CARACAS, miércoles 27 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Mundo | 07/01/2013
El 234 según Brasil
El gobierno de Dilma Rousseff intervino en la controversia acerca de la legalidad de la toma de posesión del presidente Chávez, el próximo 10 de enero, y consideró que la Constitución venezolana prevé los mecanismos para una sucesión posterior, dijo el lunes el asesor presidencial Marco Aurelio Garcia.
Marco Aurelio García
4 0a

El gobierno de Dilma Rousseff intervino este lunes en la controversia generada por la supuesta legalidad de la toma de posesión del presidente Chávez después del 10 de enero, y consideró que la Constitución venezolana prevé los mecanismos para una sucesión posterior, aseguró el asesor presidencial Marco Aurelio Garcia.

Garcia, quien calificó la situación de salud del presidente Chávez de “grave”, viajó a La Habana el pasado 31 enviado por la presidenta Dilma Rousseff, donde se reunió con el vicepresidente venezolano Nicolás Maduro, el presidente cubano Raúl Castro y su hermano Fidel Castro.

“La información que obtuve (en La Habana) es de que en la eventualidad de que el Presidente Chávez no pueda comparecer a Caracas (el día 10), hay una cobertura constitucional” que establece los procedimientos, dijo Garcia en rueda de prensa en el Palacio presidencial.

Explicó que el procedimiento consistiría en “un plazo” de 90 días prorrogables por otros 90 de ausencia del mandatario, antes de considerar la falta absoluta del Presidente, que obligaría a llamar a unas nuevas elecciones en 30 días.

Es un proceso “cubierto perfectamente por los dispositivos constitucionales”, afirmó Garcia, al asegurar que Brasil no está preocupado por una desestabilización en el vecino país.

“Habría una preocupación en el gobierno brasileño, en el Mercosur, en la Unasur, si hubiese un proceso de inestabilidad concreta en Venezuela, y esto no está ocurriendo”, aseguró.

El principal asesor internacional de Rousseff y un peso pesado de la diplomacia brasileña fuera del ministerio de Exteriores, explicó que Rousseff consideró “útil que fuese a Cuba para tener más detalles sobre la salud del presidente Chávez”, que calificó de “grave” por las informaciones recibidas.

Garcia no se reunió con Chávez.
El mandatario venezolano, hospitalizado en la Habana tras una complicada operación de cáncer, debe asumir el 10 de enero un nuevo período de seis años, para el que fue elegido el 7 de octubre, pero su delicado estado de salud pone en duda su asistencia.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas