CARACAS, domingo 21 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 17/12/2012
"Noción de Dios"
Otra cosa: La santidad profana, llamémosla así, que se le otorgaría al ateo por ser capaz de aquellas virtudes, luce con mayor relevancia que la del otro, puesto que el ateo no espera recompensas para lo que haya realizado en bien de la humanidad (No me diga usted aquí que el ateo es un deísta o un cristiano y no lo sabe)
CARLOS J. SOUCRE
Rezando
2 0a

Estas prédicas del Dr. Emeterio Gómez lo hacen aparecer como un filósofo medieval. Esto que digo debe sorprenderle, pero he aquí que el término "noción de Dios" fue utilizado por la filosofía de aquella época; ya se hablaba allí de "noción de Dios", "noción del bien y del mal", etc. En nuestro idioma la palabra noción es sinónimo de idea, de concepto, en virtud de lo cual se hace presente un objeto en la conciencia, lo cual implica una relación cognoscitiva.

Respetamos por tolerancia (o por paciencia) esas evanescentes prédicas del Dr. Gómez con su noción (medieval) de Dios. Nosotros pensamos que sin acudir a invocaciones teologizantes un ser humano puede encarnar y mostrar todas esas grandes virtudes requeridas por la Ética, sin acudir a creencias, quiero decir, hacer el bien y todo aquello que Gómez desea o implora, no porque ello sea bien visto por un Dios o por una religión.

Pensamos que un ateo puede estar dotado de una alta espiritualidad, y así capacitado para encarnar, por ej., esas "virtudes heroicas" que la Iglesia requiere a los fines de proclamar "santo" a un ser humano; no precisa ser creyente para ser un benefactor de la humanidad. ¡Los ha habido tantos! Gómez expresa que "cuando la razón sustituía a la `noción de Dios’, tenía sentido ser ateo, pero ahora es tonto serlo".

Señor, en todo tiempo y lugar el ateísmo con sustitución o no de su "noción de Dios" ha sostenido (llámela, si usted quiere, una usurpación) que debe devolverse al espíritu humano todo aquello que estaba depositado o constituido en la palabra Dios. Otra cosa: La santidad profana, llamémosla así, que se le otorgaría al ateo por ser capaz de aquellas virtudes, luce con mayor relevancia que la del otro, puesto que el ateo no espera recompensas para lo que haya realizado en bien de la humanidad (No me diga usted aquí que el ateo es un deísta o un cristiano y no lo sabe).

En él no funciona, pues, un soborno. "El cielo es un soborno", decía Bernard Shaw. Bien, dejemos tranquilo a Dios, amigo Emeterio, de tanto que lo fastidiamos ya lo tenemos bastante desgastado. No lo siga transformando usted en un objeto más del consumo. Qué cosa: Gómez desprecia todo lo que sea filosofía; asegura que son cosas de bobos, pero he aquí que su Dios es un Dios filosófico y no religioso, es una "noción", una idea; no es el Dios personal de las Iglesias, hubiera podido ser también el Dios panteísta e intelectual de Baruch Spinoza. Dice de manera temeraria que Nietzsche fue el sepulturero de todas las filosofías.

Falso. Esta es otra de sus tantas ligerezas. Señor Gómez, No soy filósofo aunque sí, un apasionado lector, entre otros, de Nietzsche, del filósofo y del poeta (Para mí el Zaratustra es un vasto poema). Leyendo un día El origen de la tragedia hemos visto que ese genio exalta allí las filosofías de los presocráticos, Heráclito, Parménides, Anaxágoras, Empédocles, Demócrito, y aun con severo sentido crítico, admira a Sócrates, a quien considera el creador de la dialéctica. Si tuviese espacio le citaría párrafos de aquella obra que confirmasen lo que expreso.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas