CARACAS, jueves 30 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Mundo | 05/12/2012
Muerte a su paso
El paso del tifón Bopha por Filipinas dejó 274 muertos, 250 personas desaparecidas y más de 50 mil refugiados. Las Fuerzas Armadas se sumaron a las operaciones de rescate y asistencia de los damnificados, pero las condiciones del tiempo dificultan sus tareas
Tifón Bopha
0 0a

Las autoridades de Filipinas elevaron a 274 las personas muertas en las inundaciones y corrimientos de tierra que ha causado en sur del país el tifón "Bopha", donde además se busca a 279 desaparecidos.

Por su parte, el director del organismo estatal Consejo Nacional de Prevención y Respuesta a los Desastres, Benito Ramos, ha indicado que además hay 339 heridos.  La casi totalidad de las víctimas mortales pertenece a las provincias del Valle de Compostela y Davao Oriental, en el este de la isla de Mindanao, por donde entró el tifón ayer con vientos sostenidos de 175 kilómetros por hora.

Al menos cuatro cadáveres fueron localizados en la provincia de Surigao del Sur, donde se ha declarado el estado de calamidad, y un hombre de 31 años falleció por un árbol abatido por los vientos huracanados en Misamis Occidental.

Muchos de los fallecidos han muerto enterrados por avalanchas de tierra, como sucedió en la localidad de Nuevo Bataan, en el Valle de Compostela; otros han perecido ahogados o han desaparecido arrastrados por la riadas, mientras que los menos han fallecido electrocutados o golpeados por objetos impelidos por el viento.

VICTIMAS DE LA TORMENTA
Las autoridades prevén que la cifra final de fallecidos sea mayor porque hay decenas de personas dadas por desaparecidas y muchos lugares donde todavía siguen adelante las tareas de búsqueda.

Las Fuerzas Armadas se han sumado a las operaciones de rescate y asistencia de los damnificados, pero las condiciones del tiempo y la situación en que ha quedado el terreno donde se les necesita dificultan sus tareas.

El comandante general Ariel Bernardo, jefe de la X División de Infantería, señaló por la radio dzBB que han enviado dos compañías al Valle de Compostela, pero añadió que los militares también han sido "víctimas de la tormenta".

"Nada ha quedado en pie en uno de nuestros cuarteles y todo el equipo de comunicación ha sido destruido", apuntó el militar. "Bopha" o "Pablo", como lo llaman los filipinos, ha perdido fuerza desde que entró en Filipinas y ahora se aleja con vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora hacia el Mar de China Meridional por la isla de Palawan (oeste).

MILES SIN HOGAR
Al menos 217.850 personas se han quedado en Mindanao y la región de Visayas (centro) sin un hogar al que acudir, por lo que deben confiar en los centros de acogida o en la solidaridad de los vecinos. Los centros habilitados por las autoridades atienden en la actualidad a 169.907 personas, según los últimos datos oficiales.

Los daños a las infraestructuras y la agricultura serán cuantiosos, tan solo en el Valle de Compostela se acercarán a los cien millones de dólares, según los cálculos preliminares del gobernador del territorio, Arthur Uy.

El Consejo Nacional de Prevención y Respuesta a los Desastres tiene registradas 1.311 viviendas completamente destruidas, aunque muchas son chamizos, y otras 1.465 dañadas. A ello se unen cinco puentes derrumbados y nueve carreteras cortadas, problemas que intentan corregir las autoridades y voluntarios para restablecer el tráfico rodado.

BOPHA CIERRA LA TEMPORADA
Las autoridades se habían preparado para la llegada del tifón con la reubicación de las personas en zonas de riesgo y la suspensión de las clases en las provincias afectadas, entre otras medidas.

Cerca de 150 vuelos fueron suspendidos y miles de personas se encuentran atrapadas en los puertos. Aún así, la fuerza del huracán y las copiosas lluvias que le acompañan han superado todos las previsiones.

"Bopha" cierra la temporada de tifones en Filipinas, estación que todos los años atrae entre 15 y 20 tifones y que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre.

Unas 180 personas perdieron la vida en el archipiélago filipino durante el mes de agosto tras el paso de varios huracanes y depresiones tropicales que inundaron durante dos días el 60% de Manila. Además, las inundaciones causaron más de 3 millones de afectados y tuvieron un fuerte coste económico por los destrozos en las infraestructuras y los daños a la agricultura.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas