CARACAS, sábado 20 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 20/11/2012
Escoltas bolivarianos
Los personajes del gobierno viven al cuidado de guardaespaldas. Obviamente, de los guardaespaldas de los capos bolivarianos. Esto da una medida del fenomenal incremento que ha tenido ese oficio durante la "revolución". En nuestro país es más o menos tradicional que cualquier "pesado" ande con escolta, pero con la "revolución", el hecho de cargar escolta es un símbolo de distinción
SIMÓN BOCCANEGRA
Guardaespaldas
0 0a

Según lo pude ver en un motorizado, cuya negra chaqueta tenía la inscripción de "Asociación Bolivariana de Escoltas", existe esta singular institución, que agrupa a los que, menos pomposamente, se conocen como "guardaespaldas".

En este caso, se trata, obviamente, de los guardaespaldas de los capos bolivarianos. Esto da una medida del fenomenal incremento que ha tenido ese oficio durante la "revolución". En nuestro país es más o menos tradicional que cualquier "pesado" ande con escolta, pero con la "revolución", el hecho de cargar escolta es un símbolo de distinción.

No sólo los pesados del régimen sino cualquiera de sus pelagatos se las arregla para dotarse de esos tipos malencarados pero, por lo general, bien vestidos, siempre encorbatados, que han pasado a constituir una muestra de status. Mientras más escoltas cargue el escoltado se supone que más alto es su rango. Sin embargo, aunque la protección que brindan parece ser eficiente, porque, hasta hoy, ni siquiera una cachetada ha recibido ninguno de sus protegidos, los escoltas mismos son víctimas muy apreciadas por el hampa.

No pocas veces se hace noticia el asesinato de un guardaespaldas. La razón es siempre la misma: los matan para quitarles el arma. Los delincuentes saben que por lo menos una 38 cañón corto portan los infortunados. No más en este año han sido muertos dos escoltas del ministro Rafael Ramírez. No sé si todavía quedan muchos aspirantes a cubrir esas bajas lamentables, porque no puede ser casual que a un mismo personaje le asesinen dos de sus escoltas en un mismo año.

Pero lo cierto del caso es que ya son tantos los escoltas que no sólo se han asociado sino que son tan visibles que no hay azote de barrio que no los distinga entre la multitud.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas