CARACAS, jueves 28 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Editorial | 19/11/2012
Más constituyente tú
El Caudillo ha aclarado, perogrullescamente, que no se trata de una Asamblea Constituyente, lo cual es signo del despelote que bullía en algunas cabezas pelirrojas. A nuestro entender esto pretende algunos objetivos. Darle a la ley de la Asamblea que sancionará masivamente el documento presidencial el aval del pueblo, supuesto coautor del mismo, y poseedor de la última y decisiva soberanía
FERNANDO RODRÍGUEZ
Proceso constituyente
3 0a

Este gobierno es capaz de cualquier disparate, como ya sabemos. Pero igualmente estamos conscientes de que detrás de cada uno de ellos hay una precisa intención, generalmente tortuosa.  De manera que hay que tratar de descifrarla si queremos conocer a cuál blanco está apuntando.

Por ejemplo, eso de llamar proceso constituyente a un debate sobre el plan de gobier no 2013-2019. Es decir que en el lapso de un mes escaso, el que falta para la toma de posesión, el pueblo venezolano soberano, originario y constituyente, oposición incluida, debe reunirse para enviarle al Presidente diversas propuestas sobre su proyecto para el próximo sexenio, el cual es básicamente el esperpento de la campaña electoral, aquel de convertir nos en gran potencia y salvar la especie humana. En otras palabras, el Presidente recibirá millones de sugerencias, las procesará debidamente e integrará algunas o muchas de ellas a su plan de acción para su próximo mandato.

Para empezar, hay que recordar que Chávez no suele oírse sino a sí mismo, excepción hecha de Fidel, felizmente dedicado ahora a los placeres hogareños. Pero ni el más receptivo y benevolente de los sujetos sería capaz de semejante tarea, la cual no debería entrar en cabeza alguna, con o sin cachucha. En fin, una coba más, sublime en la ocasión, de la democracia participativa y protagónica, con la técnica de poner a hablar al mayor número de gente posible para que ninguna voz sea audible, solo el bramido aprobatorio.

Recordemos la famosa frase de Bobbio: no hay peor enemigo de la democracia que el exceso de democracia. El Caudillo ha aclarado, perogrullescamente, que no se trata de una Asamblea Constituyente, lo cual es signo del despelote que bullía en algunas cabezas pelirrojas.

A nuestro entender esto pretende algunos objetivos. Darle a la ley de la Asamblea que sancionará masivamente el documento presidencial el aval del pueblo, supuesto coautor del mismo, y poseedor de la última y decisiva soberanía. Un disfraz de Superman, pues. De otra parte, quiere servir de artificio electoral en la medida que el 16 de diciembre aparezca como un bastión ya conquistado, circunstancia menor ante la definición esencial del futuro de la patria. Y servir de espantapájaros para distraer a la oposición de sus imprescindibles campañas regionales para pelear con el esperpento y los fantasmas y temores que despierta.

Muy acertadamente la MUD los ha mandado a freír monos y se niega a participar en el aquelarre. Algunos piensan, por su parte, que es una especie de toque de Diana para anunciar una futura reforma de la constitución vigente con el objeto de limpiarla de unos cuantos autogoles que se cometieron en aquellos años un poco cándidos en que se elaboró. La vicepresidencia para suplir cualquier falta absoluta del primer magistrado o incluir en su léxico palabras como socialismo o comuna, entre otros tópicos.

Por torpe que sea el operativo nada muy sano sugiere. No hay que desoír estos clarines populistas, que de no portarse la oposición como debe, y de hecho puede, en la elección de gobernadores no es de extrañar que pasen de farsa verborreica a duras realidades.  De manera que no pelemos nuestro blanco que es el voto certero y abundante, muy abundante.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas