CARACAS, domingo 21 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Sucesos | 16/10/2012
Asesinato por ambición
Un hombre empeñado en recuperar una posada que le pertenecía, contrató a cinco hombres para que mataran a su hija y a su yerno, quienes eran los dueños
Pareja belga
0 0a

La vivienda estaba desordenada mientras que, en el cuarto principal, maniatados, con heridas de armas blancas en el cuello, sus bocas llenas de algodón y cubiertas con cinta adhesiva, fueron hallados por el personal los cadáveres de Karel Fetru Maria, 57 años, y Caroline Antonia Johanna Callaars, de 44.

Los propietarios de la posada Villa Serena, ubicada en Playa El Agua, en Nueva Esparta llevaban siete años a cargo de este hospedaje para turistas. Pero una historia de ambición y sordidez se le atravesó a esta pareja belga a quien sus vecinos le tomaron cariño.

Armand Callaars, padre de Caroline, les había vendido la propiedad. Al ver que tras siete años, la posada era bien administrada, no pensó en otra cosa que recuperarla. Para tal efecto, hace unos meses envió a unos sujetos para que les “sembraran” droga a Karel y Caroline, pero la pareja resultó inocente.

Entonces perdió el sentido de la realidad y contrató a cinco hombres para que cometieran el doble homicidio. Según versiones de los vecinos, el domingo en la noche se escuchó mucha música, vasos y botellas que caían, por lo que presumen ahora que los asesinos buscaban embriagar a las víctimas para hacer más fácil el crimen.

“Cuando la posada la administraba el señor Armand había muchas fiestas y ocurrían escándalos, pero no fue así cuando esta pareja compró la posada, porque era gente tranquila", comentó un habitante de la zona.

Ya avisados del hecho, funcionarios del Cicpc en Margarita visitaron la escena del crimen y entre las evidencias hallaron una nota que permitió realizar las investigaciones con éxito para identificar a algunos de los sujetos implicados, entre los cuales se encuentra precisamente el padre de Caroline Callaars.

El autor intelectual del doble asesinato se encuentra ahora rindiendo cuentas a las autoridades. El Cicpc mantiene la búsqueda en todo el estado y en el resto del país de los demás homicidas. La ambición de Armand Callaars pudo más que el amor de su hija. Quiso tenerlo todo y ahora no tiene nada.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas