CARACAS, martes 15 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Libros, periodismo, medios | 13/04/2012
Hora señalada
¿Hay posibilidades reales de que Henrique Capriles enfrente con éxito las elecciones del 7-O?. La belicosidad oficialista no ha encontrado obstáculos hasta ahora; pero quizás las cosas comiencen a cambiar
SEBASTIÁN DE LA NUEZ
Capriles Radonski
2 0a

El porcentaje promedio que alcanza Henrique Capriles en intención de voto, para el mes de marzo del corriente año (y vaya que está corriendo), es de 32 por ciento: no está mal pero resulta insuficiente para ganar las elecciones.

Ese porcentaje se deriva de lo arrojado por encuestadoras serias y no tan serias pero todas ellas reconocidas por los dos sectores en pugna: Ivad, Hinterlaces, Consultores 21, la empresa de Jesse Chacón (GIS XXI) y Datanalisis. El presidente Chávez, con todo y su histérica cotorra belicosa, disfruta de 51 por ciento de intención de voto mientras un etéreo 17 por ciento de personas tipo nosabe/nocontesta/soyindependiente constituye la parte de la torta donde se depositan las grandes esperanzas de David.

Del 51 por ciento del cual goza nuestra excelsa comandante, 40 por ciento es un piso seguro para él. Gente fiel que no le va a fallar a la hora de la verdad. El resto es un voto blando que puede pasarse perfectamente a Capriles, siempre y cuando Capriles haga la campaña adecuada. ¿La está haciendo?

EL DESEQUILIBRIO
En un reciente artículo, el filósofo chileno Fernando Mires apela al mito bíblico de David versus Goliath para ilustrar la lucha de los demócratas en ciertos países -entre los cuales incluye a Venezuela- que se ven enfrentados a "monstruos". Dice Mires que, tal cual el Goliath bíblico, un autócrata electoral goza de poderes omnímodos y está armado hasta los dientes.

No hay en el horizonte una verdad tan evidente como el desequilibrio en la campaña electoral venezolana. Todo el poder omnímodo contra la alternativa.

Es una fuerza en crecimiento pero, frente a Goliath, parece extraordinariamente vulnerable. Se sabe que en los centros poblados, rurales o en comunidades de escaso desarrollo, el venezolano de a pie no revela, por temor, su verdadera intención de voto. Ese venezolano va a Pdval o acude a Barrio Adentro. ¿Cómo va a arriesgarse a que alguien del vecindario lo delate, sobre todo en un mundo tan pequeño donde todos saben quién es quién?

En regímenes autoritarios, la gente se guarda muy bien de decir lo que piensa abiertamente; de allí la ilusión de un 14 por ciento, aproximadamente, que pondría aquel 32 por ciento de Capriles en un notable 46 por ciento... y aun así, la cosa se ve difícil. Sin contar la técnica del serrucho que aplica el Gobierno allí donde puede, como en las posibilidades cercenadas o chucutas de inscripción para quienes viven afuera.

Hay alrededor de seis millones de personas que dependen directa o indirectamente del régimen, convertidas de este modo en sujetos de chantaje. Hay personas a las que todavía les llega el aliento del "sentimiento nacional" representado por el hombre fuerte que ahora sí, luego de tanta espera y sufrimiento, va a sacarse de la manga un apartamentico aunque sea al filo de la avenida Páez, en el propio cruce de 400 mil vehículos por día y un número indeterminado de almas en pena.

Hay gente que todavía se engaña, que jamás se desencanta pues el locus de control externo lo tienen demasiado a flor de piel.

Las misiones funcionan pésele a quien le pese: funcionan los Mercal, funciona la Misión Vivienda, funciona la arepera móvil parada todos los días frente a la Asamblea vendiendo arepas a ocho bolívares.

Ante ese panorama y sin defenderse frente a los insultos de Goliath, ¿podrá Capriles-David remontar la cuesta? Esa cuesta está llena de piedras pero hay una posibilidad: demostrar la ineficacia del oficialismo y a la vez mercadear las propias promesas. No se pierda el próximo capítulo: "Lo que la gente quiere escuchar".

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas