TAL CUAL MIÉRCOLES 7 DE AGOSTO DE 2002

CIUDAD

Telecomunicaciones
Cantv estrena la factura electrónica

Nace una nueva era de negocios electrónicos en Venezuela


Por fin, luego de años de trabajo, propuestas, tira-y-encoge legales, surge la primera experiencia de factura electrónica. CANTV, la mayor telefónica del país, ciertamente tiene el peso para implantarla y ha logrado del SENIAT la aprobación reciente de su "Sistema de Emisión y Distribución Electrónica de Facturas Fiscales, una moderna solución de telecomunicaciones, única en Venezuela, que se constituirá en herramienta de soporte y apoyo a la labor de cobranza de Cantv.net", como indica la Gerencia de Comunicaciones y Asuntos Públicos de la empresa.

Con el nuevo sistema el cliente "no tiene que esperar a que llegue su factura para pagar, pues recibirá una notificación a través de su correo electrónico cuando su factura esté disponible; posteriormente, podrá imprimir la misma desde la oficina virtual del portal de Cantv.net y proceder a pagar el servicio por los canales habituales". La disminución de costos en envío físico de estos sobres y la impresión misma de las facturas es considerable.

Esto prefigura el fin del monopolio de las facturas en papel, impresas con el consabido código del impresor y número correlativo para considerarse legales. Desde siempre los comerciantes y clientes se han quejado de lo lento que resulta producir y, sobre todo, enviar estos papeles por mensajería nacional o internacional, sobre todo debido a los costos y el tiempo que toma. Los faxes o la transmisión por email de facturas digitalizadas eran puramente referenciales, no tenían valor legal alguno.

Dice la nota de Cantv: "El servicio [de factura electrónica] le permitirá al cliente (natural y jurídico), a través de una herramienta integral, imprimir desde su computador, usando cualquier impresora estándar, una factura válida fiscalmente, con código de autenticación, numeración secuencial y todas las demás características requeridas por el Seniat para su validez fiscal".

Un viejo sueño

La factura electrónica ronda nuestro mundo de negocios desde hace varios años, propulsada por la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom-e, www.cavecom-e.org.ve) y, en especial, por uno de sus directivos: José Alí Vivas, quien la ha promovido en los sectores público y privado. Según afirma Vivas en el libro "Comercio-e: las fronteras de la ley" (Cavecome, 1999), la factura electrónica incrementa la productividad de negocios, porque unifica en una misma interfaz (la Web) la salida desde múltiples sistemas administrativos sin costos adicionales.

Luego, es accesible desde cualquier medio digital: léase desde una teléfono de doce tonos hasta una computadora personal. Eso, sin duda, propicia su uso masivo y una condición "tecnológicamente neutra", universal, que no favorece a productos o servicios en particular.

La factura electrónica, basada en normas internacionales, nos compatibiliza con los estándares de la Organización Mundial de Comercio y es un paso en la dirección correcta para globalizar nuestro comercio y economía.

También, a decir de Vivas, tiene una "altísima seguridad en su uso", dada su trazabilidad (seguimiento) y encriptamiento (codificación para envío seguro) que minimizan las posibilidades de falsificación o alteración posterior. Las transacciones, por tanto, se aceleran, "ocurren en tiempo real"; pueden seguirse más fácilmente, sobre todo para el ente fiscal, lo cual incide en la eficiencia recaudadora.

Y crea todo un nuevo mundo de entidades para la nueva economía (o, como dicen, la "nueva nueva economía"): el forense digital, la ciber-notaría, el arbitraje de comercio-e, etc.

Estaremos muy pendientes del desenvolvimiento de esta experiencia, su éxito y quiénes van a seguir el camino...

fnunez@contenidodigital.com

 
Envíele este
artículo a un amigo
Antes de marcar este
artículo presione aquí
Imprima
este artículo


inicio