TAL CUAL LUNES 29 DE JULIO DE 2002

ECONOMIA

Economía & Finanzas
Venezuela en la OPEP

¿Cuánto petróleo produce Venezuela y cuál es su capacidad de producción? Según Energy Information Administration (EIA), menos de lo que debería y con una capacidad de producción deteriorada, aun si se la compara con sus socios de la OPEP

En su informe del 8 de julio, la EIA estima que la producción de los diez países miembros de la OPEP (exceptuando a Irak) se habría colocado entre 1,4 y 1,5 millones de barriles diarios por encima de las cuotas actuales, aproximadamente en el mismo nivel de la cuota de finales del 2001.

Varios miembros del grupo de los diez -Argelia, Libia, Nigeria y Qatar-, estarían produciendo 10% por encima de los niveles de sus cuotas. La EIA supone que la restricción de capacidad limitará la sobreproducción venezolana de petróleo convencional a un máximo de 8% por encima de su cuota de 2,5 millones de barriles por día.

El recorte de producción de los diez de la OPEP de 5 millones de barriles diarios en enero (casi el 20%), habría generado una alta capacidad ociosa, aproximadamente 6 millones de barriles diarios. Argelia y Nigeria, dos de los países que en términos porcentuales tienen mayor sobreproducción respecto a sus cuotas, han indicado que desean aumentar su participación en la cuota global -en la reunión de la OPEP programada para septiembre- debido a que tienen planificado incrementos en su capacidad de producción. La capacidad de Argelia para el 2003 sería de casi 400.000 barriles por día por encima de su nivel en 2001 (más del 40%), y la capacidad de Nigeria podría llegar a ser de 300.000 barriles diarios más que el nivel de 2001 (más del 12%). Libia, Qatar y los Emiratos Arabes Unidos planificarían aumentar su capacidad de producción más de 10% por encima de la del 2001.

La EIA ha revisado hacia la baja la capacidad de producción de crudo convencional de Venezuela en 350.000 barriles diarios. La capacidad oficial se supone de 3,1 millones de barriles diarios. La nueva estimación de la EIA la coloca en 2,75 millones de barriles diarios, lo cual indicaría que la capacidad ociosa de Venezuela para producir petróleo convencional sería sólo de 50.000 barriles diarios, por mucho la más baja de la OPEP. Apartando el petróleo convencional, Venezuela tiene una capacidad de producción de aproximadamente 400.000 barriles diarios de crudo pesado o extrapesado y de 200.000 barriles diarios de gas natural líquido y condensados.

Dos factores sugieren que la capacidad de producción venezolana de crudo convencional estaría por debajo de los 3,1 millones de barriles diarios. En primer lugar, habría producido por debajo de su cuota (aproximadamente 3,0 millones de barriles por día) entre octubre 2000 y enero 2001. En segundo lugar, la capacidad de producción habría declinado bajo el actual gobierno por falta de inversión. Aun durante las recientes cuotas "altas", Venezuela no sólo no habría llegado a su capacidad de producción oficial, sino que tampoco llegó a su cuota de 3,076 millones de barriles diarios de crudos convencionales.

En la figura 1 (gráfico) se presenta la evolución de la producción y de las cuotas de Venezuela desde junio de 1998 hasta mayo de 2002, de acuerdo a las estimaciones de la EIA. La producción habría descendido de 3,4 millones de barriles diarios a 2,6 millones, un descenso de 24% en tres años y medio, equivalente a una caída interanual promedio de 6,5%.

De acuerdo al BCV, la producción del sector petrolero en bolívares de 1984 (incluye no sólo crudo convencional) ha declinado del cuarto trimestre de 1998 al cuarto trimestre de 2001 en 8%, y del primer trimestre de 1998 al primero del 2002 en 11%. Es decir, existen bases para suponer que la capacidad de producción de crudos convencionales ha declinado, dada la relación entre esta y la producción. Contrastando, la producción de crudos no convencionales extrapesados, parcialmente en manos de compañías privadas, habría aumentado.

No habría que maravillarse por la acogida o simpatía que esta política pueda despertar en otros productores petroleros. El vacío de oferta que deja Venezuela facilita la expansión de otros, tanto fuera como dentro de la OPEP. Lo que habría que preguntarse es si para un país como Venezuela, con más de 74.000 millones de reservas probadas de crudos convencionales y 270.000 millones de crudos extrapesados (por mucho las más grandes del mundo con costos de producción comerciales), y con ventajas de localización por su cercanía al principal mercado petrolero; tiene sentido una política de continuo descenso de producción (y de capacidad de producción), a pesar de que existan problemas fiscales.

La reducción de la producción petrolera por habitante parece tener relación importante con la declinación del producto por habitante. Un ejemplo sería el actual cuatrienio, donde se ha reducido significativamente la producción petrolera por habitante y se ha acentuado la caída del producto por habitante. Es obvio que si la demanda de crudo aumentase durante lo que queda del año y durante el 2003, posiblemente aumentará la producción venezolana, dentro del marco de restricciones de la capacidad de producción y de aportes al fisco. Sin embargo, la situación del corto plazo no sería lo más relevante. Lo central sería discutir y replantear la dirección global de la política petrolera, incluyendo una verdadera apertura y la posibilidad de usar activos naturales para cancelar pasivos de deuda.

 
Envíele este
artículo a un amigo
Antes de marcar este
artículo presione aquí
Imprima
este artículo


inicio