CARACAS, viernes 24 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Mundo | 20/02/2014 | 5 Comentarios
Se hunde como el Titanic
Venezuela enfila hacia la hiperinflación y está perdiendo sus reservas porque le debe a cada chino una vela. Desde el Palacio Quemado dirigen una economía socialista que crece de manera acelerada y la inflación es baja. Mientras que Bolivia prospera otros países no salen a flote
MARIO SZICHMAN/ Nueva York/ Especial Tal Cual
Protestas
0 5a

A comienzos de la primera década de este siglo, cuando un tío regalón llamado Hugo Chávez despilfarraba el dinero por el mundo entero, uno de sus principales beneficiarios fue el gobierno de Bolivia presidido por Evo Morales.

¿Cuánto dinero entregó Chávez a Bolivia? Nadie lo sabe. El chiste que circula en medios financieros es que Bolivia le adeuda a Venezuela un Evo y la mitad del otro. Sería bueno que el gobierno del sucesor de Chávez le reclamara una devolución de las dádivas, pues ahora Bolivia se halla en una situación inmejorable para hacerlo.

Según cifras del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, Bolivia se ha convertido en la "darling" de la comunidad económica internacional.

El año pasado, la economía boliviana creció 6,5 por ciento, una de las tasas más altas de América Latina. La inflación ha sido controlada y la deuda del gobierno se ha reducido de manera drástica. En el 2005, un año antes que Morales asumiera la presidencia, 38 por ciento de los bolivianos vivían en pobreza extrema. En el 2011, la cifra se había reducido al 24 por ciento, dijo el FMI.

Bolivia, el país más pobre de América Latina, se enorgullece de otro logro: ha acumulado reservas por 14.000 millones de dólares, la tasa más alta de reservas a nivel mundial en relación al tamaño de su economía. En segundo lugar figura China.

Tanto el FMI, como el Banco Mundial y Fitch Ratings, una importante agencia de evaluación de créditos, usan la misma palabra para calificar la gestión de Morales: "prudencia". Un control prudente de la economía ha brindado grandes beneficios a la población.

Morales no ha alterado su política izquierdista o sus denuncias contra el imperio. Pero una cosa es la retórica y otra el astuto control de los recursos. El ministro de Economía de Bolivia, Luis Arce, dijo en fecha reciente al New York Times: "Estamos demostrando al mundo que es posible tener una política socialista y un equilibrio macroeconómico".

Uno de los elementos que ha contribuido a la bonanza en Bolivia es el alza en los precios del gas natural, la exportación más importante del país. Pero tomando en cuenta que Venezuela tiene las reservas petroleras más grandes del mundo, que el crudo oscila en los 95 dólares por barril, y que su economía se está hundiendo a la velocidad del Titanic, eso nada explica.

El socialista Morales lidera un gobierno que luce honesto y busca el desarrollo del país y el bienestar de sus habitantes. Bolivia es un país pobre, pero ninguno de sus habitantes se queja de la falta de papel higiénico, de harina, leche, carne, o de otros productos de la canasta familiar.

EL MARISCAL DE LA DERROTA
Mientras los bolivianos viven una situación casi idílica, la economía bolivariana avanza hacia el colapso. Ya el 2013 luce como el paraíso al compararlo con los primeros meses del presente año. El presidente Nicolás Maduro anunció hace algunas semanas que el 2014 será el año del triunfo final en la guerra económica contra sectores a los que acusó de causar desabastecimiento. Pero si las cosas siguen así, el Gobierno venezolano continuará liderado por un mariscal de la derrota.

Tal como indicó Raúl Gallegos, del servicio noticioso Bloomberg, nadie en el Gobierno venezolano "parece comprender la diferencia entre crear valores y destruirlos". La inflación anual en Venezuela es del 56 por ciento.

Pero, como dijo al Miami Herald Alejandro Werner, un alto funcionario del FMI, "es difícil encontrar episodios de una inflación del 50 o el 60 por ciento que se mantengan estables durante varios años". Werner sugirió que Venezuela podría ingresar en la hiperinflación, como la que destruyó la República de Weimar en Alemania y abrió el camino al nazismo.

Hacia cualquier lado que se mira se observa un agravamiento de la crisis venezolana. Por lo menos tres aerolíneas han suspendido sus vuelos porque el Gobierno les adeuda 3.300 millones de dólares. En cuanto a las fábricas automotrices, empezando por la Toyota, analizan seriamente tomarse las de Villadiego. Lo único que Venezuela produce en abundancia son viceministerios.

En el territorio del petróleo, la exclusiva mercancía que proporciona divisas al Estado venezolano, las exportaciones anuales a Estados Unidos van en camino de ser las menores de los últimos 28 años, como resultado de una baja en la producción, de un incremento de la demanda doméstica, y de un fuerte alza en los embarques a China.

El grupo Energy Information Administration dijo que durante los primeros 11 meses de 2013, las exportaciones petroleras venezolanas a Estados Unidos llegaron a 792.000 barriles diarios, la tasa anual más baja desde 1985.

El crudo que envía Venezuela a China no se traducirá en dólares para el tesoro venezolano, pues es usado para cancelar deudas por miles de millones de dólares contraídas con el gobierno de Beijing. En estos momentos Venezuela le debe a cada chino una vela.

EL DERRUMBE
Al Gobierno venezolano le resulta cada vez más difícil acumular dólares. En la actualidad las reservas internacionales llegan a 21.000 millones de dólares, las más bajas de los últimos diez años. Eso dificulta el pago a importadores de alimentos, que lanzan una gran carcajada cada vez que el Gobierno propone pagarles en bolívares.

¿Dónde está todo ese dinero que no figura en las arcas del Estado? ­Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa y vicepresidente para el área económica, dijo que al menos un 30 por ciento de los dólares desembolsados por el gobierno "fueron desviados de su propósito original" y abandonaron las cajas fuertes con rumbo desconocido.

George Bernard Shaw solía decir que los militares son tan brutos porque a los generales los eligen de entre los coroneles. Venezuela se está hundiendo como el Titanic porque a los dirigentes chavistas los eligen de entre los dirigentes chavistas.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas