CARACAS, miércoles 26 de noviembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 08/12/2013
Plan de la Patria
Entender la connotación del Plan de la Patria es prioritario. Se trata de la imposición del pensamiento único como ley de lo que era una República. Murió el pluralismo, base de cualquier democracia, y se acabó eso de que la salida puede ser electoral
LUIS CHUMACEIRO
Maduro y Cabello
0 0a

Antes de presentarles y comentar el plan inédito contenido en la Ley Especialísima y Desarticulada que regula el Plan de Patria del Difunto Comandante Eterno, Supremo y Bailón, quiero convocarlos a todos para que hagan sus aportes al tradicional artículo colectivo "La Mujer y el Hombre del Año" que, en cada navidad, pretende resaltar los personajes y acontecimientos que oscilan entre lo sublime y lo ridículo.

Su contribución, amigo lector, siempre ha sido valorada y puede canalizarla a través de mi correo electrónico luischumaceiro@yahoo.fr; o en el Twitter @luischumaceiro. El artículo saldrá en dos entregas en las próximas semanas.

Dicho esto, pasemos a los que nos preocupa. La conspiración sigue en marcha. Tratan, por todos los medios, de satanizar o, lo que es peor, burlarse del nuovo comandante en jefe de la milicia rosa.

"Síganme subestimando", dice él con toda razón. Porque entre tanta guasa, a pesar de todas las experiencias pasadas, los fanáticos opositores siguen empecinados en descalificar al charro presidencial señalando a gritos que el personaje no es venezolano, carece de una mínima formación y, originariamente, ejerció un digno trabajo en el Metro de Caracas.

Estos opositores, siempre obstinantes y repitiendo las mismas letanías, todavía no entienden que, para traicionar a la patria, primero hay que tenerla; y que son precisamente los que se dicen venezolanos los que firmaron los contratos leoninos con transnacionales extranjeras, le transfieren las reservas petroleras a los chinos o le entregaron en bandeja de plata a los cubanos lo que quedaba de soberanía nacional.

Olvidan igualmente que si los gobernantes comunistas tuvieran algún tipo de moral, distinta a la inmoralidad revolucionaria, no serían comunistas; y que el problema no era el trabajo sencillo pero digno de "El Usurpador" sino que, en realidad, nunca lo ejerció a cabalidad.

De manera que, con tan errada visión, tiene razón el guasón, lo están subestimando. Además, en el esquema castristacomunista que sirve de marco al proceso de desintegración nacional, no tiene ninguna relevancia el hecho de quién sea designado "Comandante en Jefe"; o que éste sufra imbecilidad genética.

Él no está solo; al contrario, la mejor experiencia opresiva y manipuladora, producto de 51 años de dictadura, acompaña todas sus ejecutorias. De ahí que no todo lo que dice debe ser motivo de sorna y cualquier movimiento deba ser analizado con atención. Pondré un ejemplo.

No es casualidad que el coro de sicofantes que sirve de vocería roja haya indicado que todo aquel que vote este 8-D está validando al CNE. El objetivo es doble; primero, darle en la madre a la mayoría de los venezolanos que cree que en el "Poder Electoral" está anidada una banda de mafiosos que vive del comercio de votos; y que, en la práctica, se trata de una oficina más del PSUV.

Parodiando a Teodoro, Tibi Lucena es el seudónimo que usa Maduro para tratar de indicar que los rojos y el CNE son vainas distintas. Lo segundo, está perfectamente establecido que sin el control del "máximo organismo electoral" se caería la banda armada que asalta el país; entonces, consolidar a Tibisay y sus cuatro fantásticos es prioridad de la revolución.

Por eso, entender la connotación del Plan de la Patria es prioritario. Se trata de la imposición del pensamiento único como ley de lo que era una República.

Murió el pluralismo, base de cualquier democracia, y se acabó eso de que la salida puede ser electoral; entre otras cosas porque no importa lo que pase en las elecciones, lo que viene son comunas que sustituirán al municipio. Y aquí quiero advertir que no desecho al Poder Popular como se hace normalmente en la polarizada política criolla, sin siquiera leer el proyecto.

No, amigos míos, he leído y trabajado las leyes vigentes desde diciembre de 2010. Las enseño en mi clase de derecho constitucional y en el post grado. Soy fanático de la participación política, enamorado de la descentralización y federalista ideológico. Pero entiendo que el objetivo no está en acercar los centros de decisión al pueblo y hacerlo partícipe de la solución de sus problemas.

Si fuera así, el esquema no fuera sustitutivo del régimen municipal, las comunas no dependerían de Maduro y no existiría un filtro para impedir el registro de aquellas organizaciones que no vienen monitoreadas por el PSUV.

Aquí me doy cuenta de que, felizmente, no queda espacio para comentar la ley que aprobó el Plan de Patria. Es tan absurda que resultaría absurdo; una pérdida de tiempo y espacio, escribir sobre una ley que ni siquiera tiene artículos.

@luischumaceiro

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas