CARACAS, jueves 17 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Cronicario | 13/09/2013
Guayabo mix
El verano da sus últimos coletazos y se lleva a su paso la alta rotación de visitantes venezolanos que suelen acercarse por Madrid aprovechando el estío.
BRIAMEL GONZÁLEZ
Amigas reunidas
0 0a

El verano da sus últimos coletazos y se lleva a su paso la alta rotación de visitantes venezolanos  que suelen acercarse por Madrid  aprovechando el estío.  

Esta semana han coincidido 4 de mis amigas amadas que vinieron desde  Sao Paulo, Sídney, Londres y Caracas. Una reunión más esperada que los Juegos Olímpicos, el Mundial de fútbol, un concierto de Madonna o U2.

Al vernos en vivo después de años, reímos, hablamos por horas, por jornadas laborales enteras, en verdad que hablamos sin parar: de nuestras vidas, nuestros amores, desamores  y nuestros sueños. Caminamos por la ciudad (Tour Madrid by foot by Bria).

Recordamos y llamamos por teléfono para importunar a nuestros panas en común que viven en Estados Unidos, Venezuela, a donde nos cayó la llamada y nos alcanzó el saldo. Ellos también rieron y gritaban emocionados al otro lado del auricular.

Y el tiempo se detuvo, claro. Y no hubo fronteras, ni diferencia horaria, ni pasaportes, ni estatus migratorios, ni otro idioma que no fuera el español. Volvíamos a estar juntas, volvíamos a mirarnos sin una pantalla de skype de por medio.

Volvíamos a pensar en las aulas de la UCAB donde estudiamos Letras, a recordar las playas que recorrimos, las fiestas a las que fuimos, los exámenes, los barrancos por los que nos lanzamos, resucitamos a “ex” propios y ajenos  a quienes la memoria había omitido sabiamente.  ¡Qué afortunadas!

Mientras escribo esto ya ellas han llegado a sus casas o vuelan hacia su destino, alguna espera en Barajas y otra hace escala en Bali.

Escribo, pues, desde la oquedad profunda que deja el guayabo (*) de los amigos que pasan un rato apurruñados, pero salen corriendo al que ahora es su hogar.

No me regodeo en la congoja, sino en la alegría de saberlas, de tenerlas,  de las certezas, del reencuentro, de la risa. Ya me lo dijo otro gran compaladre hace poco más de un año en Miami: “Tranquila mi negra, el mundo es nuestra aldea y nos seguiremos encontrando”. 

Y así  ha sido. Sin embargo, siempre se me afloja la nariz, los ojos se lubrican y aprieto fuerte los labios durante el abrazo de despedida. Sin saber cuándo se repetirá un encuentro así.

Nuestras largas tertulias me refrescaron el alma entre tanto sopor veraniego. Me dejaron además mucho material para el blog y muchos recuerdos  instalados en las esquinas madrileñas por las que hemos paseado.  Aún me quedan un par de visitas que están programadas para septiembre. Y así se pasa la vida, de guayabo en guayabo ( como una vieja canción de Cristina Maica, jeje).

Cuando mis papás hacen reuniones en casa y va su pandilla y cantan hasta que amanece, mi madre sostiene su copa y suelta a lo largo de la noche la misma frase como un credo: “¡Qué grande es tener amigos!”.  Tienes razón, mamá.

(*) Aclaratoria para lectores no venezolanos: Guayabo en mi país quiere decir desconsuelo, despecho, desazón o pena de amor.

A continuación el vídeo de la canción "Lo que sueñas vuela" de Marlango. Si tienes un grupo de amigas, pasa  y ríe:

 

 

Notas anteriores en Cronicario
mineros chilenos
16/04/2014
De nuevo a la mar
Hacia finales de los años 30, "La Julieta" tenía fama de ser la piragua de mayor envergadura entre las que navegaban en los alrededores de Margarita y recalaba en los puertos más cercanos de tierra firme
mineros chilenos
14/04/2014
La plata no alcanza
El nivel de vida de la mayoría de los cubanos ha caído en picada toda vez que, aun cuando los salarios en ocasiones se han duplicado o triplicado, el costo de la vida se ha multiplicado por 10, 20 y hasta más veces. El Estado cubano ha reconocido que los salarios son insuficientes para pagar el costo de la vida
mineros chilenos
10/04/2014
Naghma, un mundo cruel
Sus grandes ojos cafés observan un lugar desconocido, de hecho, Naghma nunca ha ido a la escuela mucho menos a una como esta, la niña de siete años lleva puesta una pañoleta azul y un vestido rojo raído que le recuerda que un hombre desconocido la salvó de casarse con un joven de 19 años
mineros chilenos
02/04/2014
Teatro Garbiras
Luego de su muerte el local será rebautizado como Teatro Garbiras por iniciativa de sus nuevos dueños, su hija Natalia, y su yerno José María Semidei que lo administra
mineros chilenos
01/04/2014
La tarjeta del odio
Esta mañana me dispuse a hacer un reportaje de la tarjeta electrónica al intentar hacerlo recibí insultos y odio. No podía contener el llanto, por el odio exacerbado que me tienen sin saber ni siquiera quién soy. Porque me detestan sin saber si trabajo en un orfanato cuidando niños, o mato gente todas las noches. No importa. Me odian. Y yo odio que me odien
mineros chilenos
28/03/2014
Otra bomba, camará...
La vertiginosa carrera militar del comandante Benavides surcó el cielo patrio cual lacrimógena disparada por escopetón y de esa gruesa y tóxica estela gaseosa del empinado oficial de la revolución bolivariana es ahora cuando más están padeciendo los estudiantes y público en general
mineros chilenos
24/03/2014
El luthier de Barcelona
En la historia oculta de Gonzalo Pieters Fergusson se lee que en un tiempo pasado, remoto, fue diseñador gráfico. Trabajó en agencias de publicidad. Trabajó con Miro Popic, diseñando la Guía gastronómica de Caracas. Incluso llegó a hacer cursos de diseño web. Pero todo eso es agua pasada
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas