CARACAS, domingo 23 de noviembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Retuitiando | 11/09/2013
El candy crush de Jesse
¿Hasta cuándo cargaremos con el viacrucis eléctrico? Esto ha sido como si a Jesse con el sistema eléctrico le hubiera pasado algo semejante a lo que ocurre en ese nuevo deporte nacional que está absorbiendo la mente de grandes y chicos como lo es el Candy Crush
GREGORIO SALAZAR
Candy Crush
0 0a

Por más sutil y eufemístico que quiso ser Jesse durante su rueda de prensa sobre la desuniversalización parcial y temporal de la distribución del fluido eléctrico que de manera inclusiva y solidaria mantiene heroicamente el Gobierno de Calle, en busca del punto de no retorno de la revolución bajo el lema eficiencia o nada, que es como un topo a todo por el gran futuro de la patria querida como lo dejó perfectamente mandatado el supremo, desde nuestras oscuranas particulares todo estamos claros que lo que hubo fue un apagón del carajo pa ´ arriba, como di- ría un compatriota cubano.

Ante lo susceptible que es la gente del proceso con lo que se habla o se escribe hay que recalcar que ese fue un hecho real y objetivo, no una sensación ni una manipulación mediática, y por lo tanto no admite controversia: es verdad que sin luz no hubo agua; que los semáforos fueron postes inútiles, mientras cundía el caos vehicular; que por seis largas horas las tinieblas reinaron en las pantallas de los ordenadores y los televisores; que el café se heló en las jarras de vidrio de las cafeteras; que se detuvieron las aspas de licuadoras y ventiladores; que dejaron de enfriar las neveras y los aires acondicionados y que en las peluquerías las clientes, furiosas, se fueron a sus casas con el pelo chorreando agua...

Más dramático todavía, que miles de personas quedaran atrapadas en el metro y en infinidad de ascensores, y no sé si también en el metro-cable y el teleférico, lo que daría un buen tema para una película de terror, Iguana Kruger incluida, que explote esa claustrofobia que recónditamente muchos llevamos sin saberlo hasta que una tarde como la del martes, enlatados y apretujados en un vagón o un elevador, aflora en toda su tétrica magnitud.

Del mismo modo, por más que haya acicalado su descripción sobre las causas y que haya sido menos directo que el señor Maduro para quien todo fue "un ensayo de golpe eléctrico" (lo que equivale a decir que hay que esperar un ensayo general y el sensacional estreno), Jesse también insinuó que una mano pelúa tuvo que ver con lo ocurrido.

Es la misma mano pelúa, se entiende, que esconde la leche y la harina, el pollo y las medicinas, el tualé y el champú, que le da vueltas de manigueta a la inflación y al estratosférico valor del dólar paralelo y la que vive con su dedo pelúo en un gatillo.

Estaríamos, pues, en presencia de un kilovaticidio o un megavaticidio de incalculables proporciones, lo que de todas formas no evita que la gente esté molestísima con Jesse, quien en su primera aparición dio una explicación que no se entendió muy bien. ¿Por qué La Vueltosa le dio a La Arenosa? ¿Por qué La Arenosa le pegó a La Horqueta? No se sabe. Parece que a San Gerónimo le hincan los pies. Luego una malla caída abrupta, extraña y sospechosamente desde el cielo produjo el gran chispazo que hizo saltar los macro tapones del sistema.

La cosa es que la gente está arrechisísima con Jesse y entre ellos me incluyo porque no sólo le dimos los cien días de plazo que pidió, sino que hasta el beneficio de la duda con ñapa y todo. Además al cumplirse el plazo nos dijo que el sistema estaba estabilizado y ahora hasta nos sobraba un 20 por ciento de revolucionarios kilovatios en la mochila. Y miren lo que pasó.

¿Y qué aconteció? No me lo explico. Qué clase de derrumbe, qué gigantesca descolgada la de la dinosáurica Corpoelec.

Esto ha sido como si a Jesse con el sistema eléctrico le hubiera pasado algo semejante a lo que ocurre en ese nuevo deporte nacional que está absorbiendo la mente de grandes y chicos como lo es el Candy Crush. Ustedes lo conocen.

Sin exagerar, ese desplome entre chispazos y lucecitas de colores desde El Guri hasta Yaracuy y de allí a todo el occidente y los Andes, fue más que cuando en la pantalla del adictivo jueguito digital se juntan las figuras de dos caramelos rayados, mucho más que cuando se juntan un caramelo con una galleta, peor, mucho peor que cuando al jugador se le juntan ¡dos galletas! y ocurre un apocalíptico deslave de golosinas virtuales, saltan rayas y efusiones cromáticas desparramándose por todas partes.

No me la voy a dar de entendido en este nuevo vicio-entretenimiento porque yo no pasé del Orange Crush, pero cuando eso ocurre en el Candy usted triunfa y hasta tiene vidas para mandarle por facebook a sus amigos, pero si le ocurre a Jesse con el SEN el suelazo es monumental.

¿Hasta cuándo cargaremos con el viacrucis eléctrico? No lo sabemos, pero no será para siempre. Lo que está claro es que Jesse sí sabe lo que hay que hacer y, hecho el paisa, ha dejado colar que sobra la mitad del personal y falta el doble del dinero para que las cosas funcionen.

Claro, no se va a hacer para resolver esos dos asuntos porque aquí dizque no somos "neoliberales". Mientras, se va paliando con parches, multas y aumentos mal disimulados. El riesgo es que llegue la hora del gran quiebre, la gran implosión y todo sucumba en un gran deslizamiento terminal como de galletas y caramelitos rayados de un gigantesco Candy Crush.

Notas anteriores en Retuitiando
Chávez
25/10/2014
Recordando a Damocles
Ya son muchas las espadas de Damocles que han clavado su mortal sentencia sobre vidas y propiedades de ciudadanos de este país. Las universidades con sus exiguos y cada vez más asfixiantes presupuestos; fábricas sin materias primas y sin márgenes de rentabilidad; empresas endeudadas y rotos sus vínculos con el comercio exterior; servicios de toda índole acogotados por controles y sanciones
Maduro
19/10/2014
Caída en barrena
No sabemos cómo la gente del gobierno se ingenió para hacerlo, pero esa fue la noticia que el miércoles nos trajeron las agencias internacionales: de un puerto remotísimo de la norafricana Argelia, llamado Bejaia, ha salido un súper tanquero con 2 millones de barriles de crudo que va a ser utilizado para diluir el petróleo pesado y extrapesado de la Faja del Orinoco. Si no se hace así, parece que la cosa no funciona
Protesta
05/10/2014
La Salida
Déjeme aclararle el punto antes de que entre en erradas elucubraciones. Nuestro acuerdo es con una salida ordenada en un doble sentido: de acuerdo al orden constitucional y ordenada por el sufragio de la mayoría de los venezolanos. Hay que ir apuntando concienzudamente hacia La Salida democrática, voto a voto, antes de que Venezuela termine de convertirse en una sociedad inviable
Rayma
21/09/2014
Rayma cardióloga
El trazo rectilíneo de Rayma con el que desaparecen los signos vitales de la salud en Venezuela es de un simbolismo magistral en tanto surge como continuación de uno de los íconos gráficos que más ha utilizado la propaganda oficialista: la firma del caudillo, la cual a partir de ahora ha quedado asociada para siempre a la muerte por mengua, al desmantelamiento hospitalario, a la desesperante falta de medicinas, a todo el desastre sanitario en medio del acoso de epidemias que para colmo padecemos los venezolanos
Nelson Merentes
13/09/2014
Ven acá, BCV
Lo del BCV es imperdonable. Nosotros creyendo que vamos barranco abajo, dando tumbos como un pipote viejo, y resulta que no, que la que cae y se desacelera mes tras mes es la inflación. No es posible que el instituto emisor-impresor en vez de darnos esa buena nueva oportunamente se la tripee él solito
Censura
10/08/2014
Censores de ayer y hoy
Los censores que se han adueñado hoy de las redacciones de periódicos, radios y televisoras no precisan de lápiz rojo. En un diario centenario, los articulistas son dejados con el texto en la mano, sin aviso ni protesto, sin la delicadeza de decirles de antemano: "Maestro, no escriba, que no va pa'l baile"
Psuv
01/06/2014
No huele a formol
Nos pareció exagerado que el alcalde se hiciera acompañar por tan granado elenco de la revolución, La Combatiente, El Yerno, El Largo, El Aissami y Diosdado que no paraba de hablarle y hablarle a la pata de la oreja. Afinamos la nuestra y entonces nos invadió una profunda decepción: no anunciaban el despliegue de un súper operativo para dejar aseada, bañada y perfumada a la Odalisca del Avila, sino otra vez, bendito sea Dios, "un nuevo plan de magnicidio"
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas