CARACAS, martes 30 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 04/07/2013 | 2 Comentarios
Fusiles o cuadernos
Nuestro país viene subiendo en el lamentable escalafón de los compradores de armas a nivel global. En el Kremlin todavía les cuesta creer la apetencia del gobierno venezolano por la chatarra armamentística de Rusia
FERNANDO LUIS EGAÑA
Armas
0 2a

Los economistas suelen apelar al modelo de "armas o mantequilla" para valorar la manera en qué un Estado y una sociedad invierten con preferencia sus limitados recursos. En el caso de la Venezuela del presente, y aprovechando el tema de la mega-crisis universitaria, bien se podría plantear la interrogante en términos de fusiles o cuadernos, y además ya se sabe cómo ha escogido la llamada "revolución"...

Nuestro país viene subiendo en el lamentable escalafón de los compradores de armas a nivel global. En el Kremlin todavía les cuesta creer la apetencia del gobierno venezolano por la chatarra armamentística de Rusia. En Minsk otro tanto.

Y en el menguado Reino de España, los astilleros militares no dejan de agradecer la dadivosidad bolivarista. Tanto es así, que ya se multiplican por allá -claro está- las investigaciones sobre la sucedánea corrupción.

En Teherán, Beijing, Paris o Brasilia, reciben con alborozo a los gestores o traficantes que representan al erario venezolano. Los negocios son fáciles porque carecen de controles oficiales.

Las compras se deciden y se concretan sin los contrapesos institucionales de otros clientes estatales. Y muchas veces la opinión pública venezolana se medio entera de las onerosas adquisiciones porque los vendedores tienen la cortesía de informar algo al respecto.

Mientras tanto, varias de las universidades nacionales autónomas no tienen recursos ni para suministrarle a los estudiantes las hojas de papel para realizar los exámenes. Indigencia universitaria, si cabe la expresión.

Y ni hablar de lo necesario para la investigación académica, o para el mejoramiento curricular, o para una remuneración mínimamente decente del profesorado, o para siquiera el mantenimiento básico de la infraestructura.

Y lo más indignante de todo ello, es que los voceros de la satrapía repiten la cartilla de los supuestos "logros históricos de la revolución" en el dominio de la educación superior, y lo que sí "logran" es confundir, manipular y engatusar a mucha pero mucha gente. Con sólo apreciar la crítica precariedad de la joya de la corona o la UBV, ya se puede tener una idea del fraude sustantivo y propagandístico.

¿Fusiles o cuadernos? Esa pregunta se la hacen muy pocos, si acaso, en los cogollos oficialistas. Y es que la prioridad está en el continuismo del poder establecido y todo lo demás es secundario. Por eso casi no hay cuadernos de exámenes pero Venezuela lidera la compra de armas en América Latina.

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas