CARACAS, miércoles 16 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Coordenadas | 02/07/2013
Lo de Maduro son ideas
Qué se le reconozca o no como el Presidente de Venezuela que legal y legítimamente ha sucedido a Hugo Chávez, en todos los lugares del mundo donde se ocupan de Nicolás Maduro ­con la evidente prolijidad y cuidado que no dispensan a otros jefes de Estado de la región­ cuentan ya con suficiente información como para elaborar un mapa de lo que ha sido su gobierno y las perspectivas que ofrece
OSWALDO BARRETO
Nicolás Maduro
0 0a

Qué se le reconozca o no como el Presidente de Venezuela que legal y legítimamente ha sucedido a Hugo Chávez, en todos los lugares del mundo donde se ocupan de Nicolás Maduro ­con la evidente prolijidad y cuidado que no dispensan a otros jefes de Estado de la región­ cuentan ya con suficiente información como para elaborar un mapa de lo que ha sido su gobierno y las perspectivas que ofrece.

Las líneas fundamentales de ese mapa eran absolutamente previsibles para quien conozca lo que fue el régimen del presidente Chávez y esté enterado del culto y la devoción que el propio Maduro rinde a quien ha tomado como padre, en las más diversas acepciones que esta palabra tiene, la constitución del régimen de Maduro ­se piensa­ es la que Chávez dio a su régimen y la gobernanza de aquél está dictada por las normas que Chávez imprimió a la suya, a su manera de gobernarnos y de relacionarse con los otros gobiernos. Es, según todos los mass media, criollos y foráneos, lo que Maduro jura que cree y lo que repite hasta la saciedad por doquiera.

No obstante, como todo mapa debe ocuparse de plasmar la realidad y que en los casi cien días que nos separan de la muerte de Chávez, lo que fue la realidad de este (a pesar de todos los poderes legales, carismáticos o de mera astucia con que contó para enfrentarla) ha cambiado, se encontrarán también otras líneas, otras indicaciones.

¿Qué hace y qué piensa hacer Maduro ante un paisaje político harto distinto en el campo de aquellas fuerzas que conformaban el chavismo y en el de de las fuerzas que ahora conforman la oposición? ¿Qué hace, qué piensa y, sobre todo, que puede hacer Maduro ante la escasez y la penuria que, si bien heredadas en buena parte, su propio gobierno las ha agravado? ¿Cómo se ha de situar Maduro ante lo que Chávez asumió como el campo de los aliados y el del enemigo, ahora cuando también ahí se han dado transformaciones?

LA MANIFIESTA VOLUNTAD DE HACER LO MISMO
En su afán de de obedecer a su padre y padre eterno, ningún altar más propicio podría encontrar Nicolás Maduro para dar cuenta pública de su fe y fidelidad que el acto de ascenso de oficiales y tropas profesionales de la Guardia de Honor presidencial. Y en el solemne acto que ahí se celebrara el domingo pasado, el actual presidente, según da cuenta el , en su edición de ayer, se expresó de esta manera: "Yo estoy aquí, al igual que Chávez, para cambiarlo todo y continuar la revolución, y no le tengo miedo ni a la burguesía, ni a oligarcas, ni a imperio de ningún tipo del mundo" "Continuar la revolución".

Volvamos, entonces a las líneas fundamentales de nuestro mapa: ¿Cuál era la revolución que Chávez quiso hacer desde los primeros años de su gobierno, cuando solía ocuparse de aquella radical transformación social habría de ser como una muchacha, "bonita" "pacífica" y "humana", hasta su última concepción del mundo de las comunas, del estado de las Comunas y los Consejos Comunales? Era una heteróclita mezcla de elementos, amasada con absoluta libertad, donde se reunían lecturas de lo que había sido el socialismo real en Europa, de lo que Lenin decía que había que tomar de Carlos Marx y de todo cuantos sus maestros en revoluciones y socialismo tuvieron la pretensión de enseñarle.

Mezcla que hacía inspirándose de sus propios ídolos (de la familia, de la tribúm, de la historia nacional o de sus propias fantasías) y la que etiquetó con una sola palabra: socialismo. Socialismo que él mismo se encargó de divulgar como algo similar a lo que han sido experiencias reales de un solo modelo, el modelo leninista, con partido e ideología similares, pero que traía en su cuerpo algo más, como dicen los anuncios comerciales.

El socialismo de Chávez, en efecto, incorporaba la noción de integración como algo por encima de sistemas económicos o regímenes políticos. Integración sudamericana, primero y luego iberoamericana y del Caribe, integración, en consecuencia, con regímenes que aspiraban por separado a distintos regímenes y sistemas.

Y amen de esta plural visión de la integración, Chávez incorporaba también a su socialismo, no tanto la común visión del imperialismo, en particular del imperialismo americano, sino una manera especial de combatirlo y al mismo tiempo ayudarlo consolidarse y sobre vivir.

HECHOS E IDEAS EN EL REALISMO CHAVISTA
Pero ese Chávez, capaz de los más exóticos juramentos o de las más ilusorias utopías renovadas por él como novedosas creaciones; ese Chávez de los insultos o desplantes insolentes y retrecheros era también el hombre que en su acción, en sus estrategias y decisiones tácticas, como gobernante y como militar, tomaba en cuenta los hechos, las condiciones materiales como eran, sin necesidad de trastocarlas en falsas ideas. De ahí sus rendiciones que le permitirían seguir combatiendo, de ahí sus rectificaciones, el aplazamiento de sus decisiones. De ahí también sus ocasionales aperturas al diálogo. Todo en función de un reconocimiento del mundo exterior.

En cambio, lo de Nicolás Maduro son solo ideas. Jura, por ejemplo, afirmar la independencia de Venezuela "conquistada para siempre", mientras ha vuelto a este país dependiente del mundo entero. Hoy, bien lo sabemos, Venezuela depende de los tradicionales imperios y de los nuevos, como China o el nuevo imperio ruso, pero también depende hasta de lo que Chávez pretendían que eran sus proyecciones socialistas. Nicaragua, Bolivia y Ecuador, quienes nos suministran alimentos, carne y vegetales, por ahora.

Y no se para ahí el idealismo de Nicolás Maduro. Quiere acabar con la autonomía universitaria y con la investigación científica porque tiene la idea que eso no debe existir en un mundo donde impere el socialismo y los hechos, lo que ha sido la vida real de nuestras universidades y la implantación de estas en la sociedad y en la historia de Venezuela, eso no existe.

Combatir lo que siente la gente, lo que ha construido la gente, con sus mejores anhelos y luchando por sus más genuinas necesidades, porque no están de acuerdo con unas ideas, es tarea vana y costosa. Lo escribió Carlos Marx en La sagrada familia , con estas inolvidables palabras. "Las ideas no llegan a realizar nada. Para realizar las ideas hace falta hombres que pongan en movimiento una fuerza práctica, que exista en los hechos".

Notas anteriores en Coordenadas
Diálogo
15/04/2014
Ganar y perder
La mayoría de los venezolanos entendió que, aparte de lo que dijeran los "dialogantes" o interlocutores", lo que estaba en juego eran estas dos posiciones: por un lado, la conciencia que tiene la gente del gobierno de que no pueden resolver la crisis dentro del marco de su proyecto político, y del lado opuesto conciencia de que, a pesar de que la oposición con sus diversas formas de lucha se ha vuelto indestructible, no tiene lo mecanismos para derrotar al gobierno
Pdvsa
08/04/2014
Suelo y subsuelo
Nuestro problema no ha comenzado por no haber sabido utilizar la riqueza petrolera, sino por haber estropeado, hasta llevarlo a la ruina, la esfera de los suelos, el mundo de la agricultura, la ganadería, los bosques y los pastos
Colas
25/03/2014
Un día feliz
Y es que hasta en el peor de los infiernos que el hombre pueda construir es dado encontrar diferencias y llegar hasta lo que se podría considerar el extremo de la banalidad: vivir como feliz un día de penas, sufrimientos y carencias
Protestas
18/03/2014
El cambio y sus enemigos
Del cambio nadie habla. Y no es porque el fenómeno como real exigencia general no esté presente por donde quiera que andemos, veamos y escuchemos, sino porque, en este ambiente de pugnacidad y enfrentamiento en que vivimos, es más atractivo fijar posición sobre las formas del diálogo, sobre los métodos de practicar la violencia o sobre la existencia de guarimbas
Protestas
11/03/2014
El cambio y sus enemigos
La situación de Venezuela ha sido objeto de todo género de estudio en las diversas instancias del conocimiento y objeto también de todas las pasiones, teorías, ideologías y profecías
Protestas
25/02/2014
El mal que nos consume
Comenzamos a redactar estas "Coordenadas" en aquellos dos primeros días de febrero, cuando por doquiera y a cada instante se escuchaba hablar de Venezuela en estos términos "somos un caos", "no nos salva nadie" "esto no tiene remedio". Pues bien, más de dos semanas nos separan de aquellos días. Y no dos semanas, donde "pasan días iguales, persiguiéndose" como diría Neruda, sino dos de las semanas más difíciles que hemos conocido desde que el chavismo nos gobierna
Lenin
18/02/2014
El mal que nos consume
Al hacer estas observaciones preliminares, teníamos en mente, como lo dijimos expresamente, la similitud que se puede dar entre la sociedad como un conjunto de órganos colectivos y la sociedad como un conjunto de individuos
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas