CARACAS, miércoles 27 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 18/06/2013 | 1 Comentarios
Bolívar, de novela
El culto a Bolívar se hizo más extremo cuando el gobierno de Hugo Chávez lo transformó en ideología de estado y de partido. Los comunistas chavistas se consideraban al mismo tiempo marxistas y bolivarianos
VÍCTOR HUGO D’PAOLA
Chávez y Bolívar
0 1a

Hacer de la figura histórica de Simón Bolívar un personaje de novela debe ser difícil. García Márquez con su talento narrativo, lo logró con El general en su laberinto. Tanto en Venezuela como en Colombia durante años, Bolívar ha sido mitificado, endiosado; el bolivarianismo ha impedido ver al Bolívar real, al Libertador en sus aciertos y también en sus errores.

 El culto a Bolívar se hizo más extremo cuando el gobierno de Hugo Chávez lo transformó en ideología de Estado y de partido. Los comunistas chavistas se consideraban al mismo tiempo marxistas y bolivarianos.

Un contrasentido, Marx destrozó a Simón Bolívar en una biografía que le encargaron. Los chavistas han querido presentarnos a un Bolívar como una especie de Che Guevara. El culto a Bolívar falsea la verdad histórica. En Venezuela, historiadores muy calificados señalaron los males que para el país produce el culto exacerbado del héroe. Entre ellos Germán Carrera Damas, Luis Castro Leiva, Elías Pino Iturrieta y Manuel Caballero.

Ahora aparecen dos buenas novelas, donde Bolívar es una personaje central.

La carroza de Bolívar de Evelio Rosero y La noche que Bolívar traicionó a Miranda de J.J. Armas Marcelo. De Rosero no habíamos leído nada, sabíamos de una novela suya muy bien evaluada, Los ejércitos. Lamentablemente a Venezuela no ha llegado por las restricciones a la importación de libros.

Ésta, con Bolívar en el protagonismo es muy buena. Mis vínculos familiares con Canarias, me llevaron a leer a Armas Marcelo, nacido en la Gran Canaria. Así leí Los años que fuimos Marilin, unas memorias de España bajo los gobiernos de Felipe González; también dos novelas ubicadas en la Cuba castrista, mejor dicho en La Habana -la llama La Habana ilusión-. En esta nueva novela hay un duelo mano a mano entre Bolívar y el Generalísimo Miranda. En verdad la novela se dedica más a Miranda y a la tragedia que significó la captura por Bolívar y la negociación con Monteverde por un salvoconducto para que Bolívar abandonara Venezuela.

El Libertador no sale bien parado en estas dos novelas. Se reconocen sus victorias militares pero también sus derrotas, sus contradicciones como estadista entre el Discurso de Angostura y los años de dictador con proyectos autoritarios. Evelio Rosero se apoya en el historiador colombiano de Pasto, Jose Rafael Sañudo, quien en sus Estudios sobre la vida de Bolívar analiza a El Libertador como estadista y como militar.

En ambos casos es sumamente crítico. Las observaciones a Bolívar están tanto en el libro de Sañudo como en la novela de Rosero: la pérdida de Puerto Cabello, la entrega de Miranda, el fusilamiento de Piar, el decreto de guerra a muerte, la masacre de Pasto, y sobre todo los años finales cuando es el hombre importante de la Gran Colombia y gobernaba autocráticamente, con el poder militar por encima del poder civil. Ya sentía frustración por la República y tentación por la monarquía (Constitución de Bolivia).

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas