CARACAS, miércoles 16 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Infocracia | 02/06/2013
6 años sin RCTV
Con la salida de RCTV la sociedad venezolana, y especialmente los sectores más pobres, perdieron una opción informativa y editorial crítica del gobierno, una posibilidad de entretenimiento y, sobre todo, perdieron el control sobre la pantalla de televisión
ANDRÉS CAÑIZÁLEZ
RCTV
0 0a

Acaban de cumplirse seis años de la salida del aire de RCTV. Es un tema que estará en el tapete ya que hace poco se anunció la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de enjuiciar al Estado venezolano ante la Corte Interamericana por este caso.

El 27 de mayo de 2007 dejó de existir RCTV en la señal de la televisión abierta de Venezuela, y de forma simultánea se produjo la aparición de TVES. Difícil no hacer una lectura que parta de estas dos experiencias comunicacionales.

Con la salida de RCTV la sociedad venezolana, y especialmente los sectores más pobres, perdieron una opción informativa y editorial crítica del gobierno, una posibilidad de entretenimiento y, sobre todo, perdieron el control sobre la pantalla de televisión.

La decisión sobre RCTV, que tuvo enormes costos políticos para el gobierno, a nivel interno e internacional, marca un antes y un después en materia de medios, especialmente radioeléctricos.

Si se observa lo ocurrido en estos años, no hay señales de que el gobierno desee bajarle el tono a la confrontación con los medios, y al contrario parece haber comprendido que el camino no es sacar una señal del aire, tal como hizo con RCTV.

El camino hacia la hegemonía delineada por el ministro Andrés Izarra parece explorar otros senderos. Posiblemente Globovisión simbolice en este período el nuevo esquema: se trata de una guerra de baja intensidad, con acciones judiciales, tributarias, vociferantes amenazas y negación de acceso a las fuentes oficiales.

Cuando se conjugan todos estos elementos el resultado es que sí se mantiene el canal de noticias en el aire, pero pagando un costo elevado por mantener una voz crítica.

La venta de este canal refleja cabalmente el éxito de la estrategia oficial. En Venezuela, ejercer la crítica pública, una parte sustantiva de la libertad de expresión, provoca disgusto en las autoridades.

El cese de RCTV en la televisión abierta y su exitosa incursión en el cable (hasta enero de 2010), junto al desastre políticocomunicacional que ha representado TVES, deja al desnudo la incapacidad que tiene el gobierno venezolano para llevar adelante una propuesta televisiva que se conecte con las mayorías.

Es una notable paradoja para una administración que pone un énfasis evidente en lo mediático, y que dice enarbolar las banderas populares.

Los primeros años de TVES, por otro lado, demuestran la maniobra política de quienes eran los principales voceros del gobierno en esta materia en ese momento: Willian Lara y Jesse Chacón. Se le ofreció al país un canal de servicio público, con altos niveles de calidad y participación.

En realidad tenemos una experiencia que hasta es menos vista que Venezolana de Televisión (VTV), que nada tiene de servicio público y que en materia informativa, goza de notable desequilibrio. La finalidad, entonces, no era potenciar la televisión de servicio público. Lo importante era silenciar la voz de RCTV y con esa determinación enviar un mensaje al conjunto de medios del país.

El gobierno de Hugo Chávez se ha llenado de medios, especialmente televisivos: creó Vive, ANTV, Ávila TV, Telesur, compró lo que era CMT, colocó a TVES en la señal que ocupaba RCTV, repotenció a VTV y Radio Nacional de Venezuela.

¿Cuál es el resultado efectivo de este proceso?, hay menos diversidad, menos pluralidad, pero no ha significado mayores niveles de audiencia, ni siquiera entre aquellos venezolanos que comparten el proyecto político bolivariano.

La gente, sencillamente, se ha rebelado ante la imposición mediática gubernamental y ha optado, en los distintos estratos socioeconómicos, por otras alternativas, distintas a la pantalla roja, rojita. La salida de RCTV de la televisión abierta no se debió a razones legales o para encaminarnos a una televisión de calidad.

La decisión debe verse en el marco de una estrategia mayor para consolidar un universo mediático gubernamental, que si bien no logra niveles de audiencia importantes, sí representa pérdidas concretas para la pluralidad, para la diversidad de opciones en la TV de la Venezuela actual.

A todas luces, es un retroceso democrático lo que se vive en la pantalla. Pasamos del control comercial que ejercieron otrora Venevisión y RCTV, a un control gubernamental, con intenciones de hacerse hegemónico.

Finalmente, el caso de RCTV debe llamarnos la atención en otro aspecto, también menguante en la vida democrática venezolana. Es un principio universalmente aceptado, la necesidad de que haya una justicia independiente para que se garantice la igualdad y se eviten los abusos de quienes ejercen el poder.

El proceso legal que ha acompañado a la salida de RCTV de la señal abierta, deja serias dudas sobre nuestro sistema de justicia. Los distintos recursos que presentó la planta se respondieron, en muchas ocasiones, de forma extemporánea por los tribunales, incluyendo el Tribunal Supremo de Justicia.

La máxima instancia judicial del país, por otro lado, acogió un amparo de personas que intentaban impedir la salida de RCTV, le dieron la vuelta a esos argumentos y los usaron para justificar el nacimiento de TVES.

Una cabriola jurídica inaudita. Entretanto, los equipos de RCTV están en una suerte de préstamo forzoso, sin mecanismos legales para lograr su devolución o bien alcanzar una compensación económica por el uso que la señal de TVES hace de los mismos, seis años después. Una muy clara señal de cómo funciona la justicia en Venezuela.

Estos años, tras la salida de RCTV de la televisión abierta, ha sido un período de muchos aprendizajes sobre las intenciones oficiales en materia de medios y comunicación.

@infocracia

Notas anteriores en Infocracia
Diosdado Cabello
09/03/2014
El poder y la libertad
El debate planteado por José Antonio Páez contra el fundador de la Academia de las Matemáticas, Juan Manuel Cajigal, quien escribió un artículo que terminó disgustando al general, tiene plena validez incluso en el contexto actual, en el cual otro hombre desde el poder quiere castigar a los editores de TalCual por haber publicado una opinión del columnista Carlos Genatios
Maduro 2001
04/01/2014
Madurismo y censura
Maduro será recordado como el presidente que en más corto tiempo ha acumulado la mayor cantidad de atropellos y tropelías contra el libre flujo de informaciones y opiniones en Venezuela.
Prensa
26/12/2013
¿Qué esperar del 2014?
Una línea de acción futura contra la prensa escrita podría incluir en 2014 una ley de prensa, que en diversas ocasiones voceros oficiales han destacado como necesaria. Avizoro igualmente una acción gubernamental para controlar la información económica, incluso desde sus propias entidades tales como el BCV o el INE
Chavismo
17/11/2013
Gobierno de seudoeventos
Como hemos sostenido en otros artículos, la lucha política contemporánea es, en realidad, la lucha por copar y modelar la agenda pública. La Venezuela chavista es un claro ejemplo de ello
Marchas
19/10/2013
De la MUD al frente
Me parece necesario que se apueste a una instancia para nuclear el mundo social organizado de Venezuela, una suerte de un frente nacional, para articular las protestas. No se trata de sustituir a la Mesa, se trata de combinar acciones de luchas democráticas
Mecanismos
07/10/2013
Mecanismos indirectos
La defensa de la libertad de expresión es fundamental en un país.
Twitter
30/09/2013
Medios y acción política
Los medios masivos hoy en día son considerados para tomar decisiones, políticas. empresariales y de carácter social
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas