CARACAS, sábado 20 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Mutatis Mutandi | 01/06/2013
Capriles en Colombia
Las pataletas de Maduro, Jaua, Cabello en contra de Bogotá no sólo han sido expresadas en términos pobrísimos y rudimentarios: son inaceptables, tanto para el gobierno colombiano, como para una cantidad gigantesca de venezolanos que votaron por Caprilesi y que lo ven como su líder natural en esta circunstancia
ALONSO MOLEIRO
Santos-Capriles
0 0a

¿Qué habría pasado en el alto gobierno si a Colombia se le hubiera ocurrido plantearle al país una crisis diplomática en virtud de las incontables ocasiones en las cuales Hugo Chávez recibió en su despacho a Piedad Córdova o a los jefes militares de las FARC?

Las pataletas de Nicolás Maduro, Jaua, Cabello en contra de Bogotá no sólo han sido expresadas en términos pobrísimos y rudimentarios: son inaceptables, tanto para el gobierno colombiano, como para una cantidad gigantesca, hoy mayoritaria, de venezolanos que votaron por Henrique Capriles Radonski y que lo ven como su líder natural en esta circunstancia.

Hablemos con claridad: el discurso de Capriles en Bogotá está destinado, casi por obra de la gravedad, a desenmascarar las muchas imposturas y engañifas que el gobierno de Venezuela le quiere imponer a la opinión pública de la nación hermana, y que el presidente colombiano Santos sobrelleva forzado por las obligaciones diplomáticas y los intereses comerciales que cimientan parte fundamental de las relaciones entre ambas naciones.

Circunstancia ésta que va bastante más allá de desenmascarar la actitud especuladora y farsante de las autoridades electorales de este país, y la complicidad descarada del resto de los poderes públicos respecto a los dudosos resultados del pasado 14 de abril.

Capriles va a Bogotá a relatarle a los colombianos, pero también, por añadidura, a la opinión pública internacional, que vivimos en una nación millonaria incapaz de producir nada, saqueada por una sórdida red de corruptelas con ropaje patriotero, en la cual no se consiguen insumos fundamentales en los mercados, y que, luego de haber tenido un envidiable entramado industrial, de infraestructura y servicios en la región, hoy tiene que sobrellevar su cotidianidad con tres y cuatro cortes de luz por día.

Un país que hace rato es bastante más peligroso que la que hasta hace poco era la nación más peligrosa del mundo. Toda la cursilería nativista que tanto maravilla al tren ejecutivo actual queda desenmascarada ante la patética e inaceptable realidad que viven los venezolanos hoy.

Pierden tiempo los medios de comunicación del gobierno empleando hasta extremos inconcebibles de la banalidad las acusaciones de fascismo.

El apuro por retratar a Capriles como un criminal lo único que retrata es una enorme mortificación ante la posibilidad de que el capital político del ahora madurismo termine de derrumbarse por completo. Cualquier otro ciudadano que se hubiera atrevido a plantearle al oficialismo el jaque político actual habría sido objeto de la misma andanada de improperios. Capriles ha sido acusado de fascista, de asesino, y también de ser una prolongación de capitales judíos.

Esta es, por lo pronto, además, una señal desmelenada que le envía el gobierno de Venezuela al resto de la región: nadie debe tomarse la molestia de intercambiar impresiones con la poderosa y creciente disidencia venezolana, haciendo uso de su soberanía, so pena de terminar siendo objeto de todas las iras de la Casa Amarilla.

Esfuerzos inútiles: el lobby que están desarrollando en este momento las fuerzas organizadas de la Mesa de la Unidad Democrática en el seno de muchos poderes constituidos de América Latina ­Uruguay, Argentina, Paraguay, Colombia, México­ no sólo viene a llenar una de las materias pendientes más urgentes de la oposición hoy en día, sino que va estructurando, con lentitud pero método, una apreciable masa crítica que comienza a mirar a Venezuela con otra óptica.

Capriles Radonski no es un antojo, una impostura del Pentágono, un artificio o un engendro generado en un laboratorio: es un liderazgo orgánico y completamente legítimo, la expresión de una marea viva de venezolanos inconformes con la nación que tienen, el resultado de una nueva voluntad que está a punto de imponerse definitivamente en este país, ahora que el decadente ciclo histórico actual comienza a dar evidentes muestras de agotamiento.

Por primera vez en años, América Latina se expande económicamente, reduce la pobreza de sus naciones y fortalece su democracia en el marco de un contexto económico mixto y una fortaleza institucional inusitada. Venezuela sigue siendo, hoy, un pobre país petrolero, que recicla una y otra vez modelos productivos fracasados, cuyos habitantes sobreviven en medio de un espantoso y violento caos social.

A falta de una respuesta más completa, en medio de las tormentas, Maduro declaraba hace poco que Roger Noriega y otros espías, presumiblemente colombianos, estaban conspirando para envenenarlo "inoculando un veneno", que lo mataría poco a poco, tanto a él como a Cabello. La pobreza de sus declaraciones delata como nunca antes la decadencia del momento venezolano actual.

Notas anteriores en Mutatis Mutandi
Pdvsa
20/12/2014
Muchos y bajo el petróleo
Hace dos años, cuando Hugo Chávez era candidato, la nación contaba con varios fondos producto de los excedentes petroleros, muy promovidos por el gobierno como síntoma de ahorro y manejo responsable de los recursos nacionales. Hoy ese dinero han desaparecido, y las arcas nacionales están gravemente lastimadas. No hay elementos sustitutivos para producir divisas en ningún sector de la economía.
Marcha
13/12/2014
La MUD y los vacíos
La convivencia, la descentralización, la getión mixta, son tesis que se pueden abrir paso en este momento entre los venezolanos, y esa es, también, una responsabilidad civil y cultural. Llenar de contenido lo dispuesto en la Constitución. La política no acepta vacíos en estos casos. Los baches institucionales no se llenan solos. La dirigencia de la Oposición hace mucho que lo tiene claro. Se pregunta uno en qué cosas estarán pensando en un momento como este
Marcos Hernández
06/12/2014
Periochavistas
Hace unos años, los activistas chavistas que alguna vez ejercieron el periodismo desplegaron una cruzada para intentar convencer a los indiferentes de una idea fundamental: en Venezuela no está ocurriendo absolutamente nada. Hace tiempo no hemos vuelto a saber de algunas de estas personas. Algunos de ellos vegetan en el Correo del Orinoco, o Ciudad CCS, reciclando estereotipos antiamericanos para mantener el ánimo militante. Concentrados en cambiarnos la conversación. El debate nacional sobre los medios que promovió el chavismo concluyó.
Colas
29/11/2014
Una emergencia económica
Dependemos como nunca antes del petróleo, y su precio ha comenzado a descender. El país está sin divisas. La industria petrolera está tan mal que no puede abastecer, por ejemplo, la demanda nacional de aceites y lubricantes. Ni siquiera puede importarlos. El desabastecimiento es crónico. El dólar paralelo, verdadero árbitro de muchas transacciones en Venezuela, se encarama y supera con creces la barrera de los 100 bolívares. No ha podido ser pulverizado.
Muro
08/11/2014
25 años de Berlín
Hace 25 años, Alemania Oriental, de lejos la nación europea más desarrollada del Pacto de Varsovia, el paraíso obrero de mayor acabado en todo el mundo, se estremecería tras una incontrolable secuencia de protestas ciudadanas multitudinarias de carácter pacífico que demandaba libertades civiles y derechos ciudadanos conculcados
Marcha
01/11/2014
Clase media y chavismo
La oposición ha hecho un importante esfuerzo, exitoso, en buena medida, para acercar su mensaje a los sectores populares. Comete un error grave si le da la espalda a las angustias, los anhelos y el sufrimiento de la clase media. El corazón del sentimiento disidente en Venezuela. Omitir a la clase media en esta crisis seria una simplificación gravísima, totalmente antihistórica.
Viajeros
25/10/2014
El venepesimismo
Llevamos rato aguantando este aguacerito ¿Venezuela está jodida o Venezuela se jodió? Pienso que todos deberíamos intentar respondernos esto alguna vez. Sobre esa línea divisoria está metido parte del debate nacional del momento.
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas