CARACAS, sábado 19 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Reflejos | 20/05/2013 | 1 Comentarios
Facismo o bonapartismo
Para ganar apoyo popular, la contrarrevolución fascista se disfrazó de "revolucionaria" y aplicó algunas reformas sociales, pese a lo cual disfrutó del respaldo del gran capital privado más voraz y agresivo
DEMETRIO BOERSNER
Chávez
0 1a

Los violentos choques ocurridos del 14 de abril en adelante entre los dos bandos en que se divide el país, han suscitado acusaciones recíprocas de "fascismo". Al acusar de "fascista" a la oposición, los voceros del gobierno repiten la trajinada aplicación estalinista de ese término a cualquier liberal, socialcristiano o socialdemócrata que ose resistir, aunque sea con el pétalo de una rosa, a las agresiones verbales, sociales, institucionales o físicas a que se le someta.

Por el otro lado, algunos voceros de la oposición democrática también abusan del concepto de ¨fascismo" al referirse a la conducta violenta y brutal de un régimen que asume actitudes de corte fascista (o estalinista) pero que, en su esencia, es otra cosa.

El fascismo fue producto histórico de un orden capitalista desarrollado en crisis y peligro de derrumbe. Fue esencialmente conservador y nació para defender la propiedad privada y las jerarquías sociales de la amenaza de un socialismo nivelador.

Para ganar apoyo popular, la contrarrevolución fascista se disfrazó de "revolucionaria" y aplicó algunas reformas sociales, pese a lo cual disfrutó del respaldo del gran capital privado más voraz y agresivo. El estalinismo, por el otro lado, representa una deformación autoritaria y elitista del socialismo y ­a pesar de que las respectivas utopías son diametralmente opuestas- asumió moldes y conductas similares a los del fascismo, razón por la cual se subsume a ambos en la calificación común de "totalitarios".

En América Latina y todo el vasto Sur (mundo en vías de desarrollo con capitalismos emergentes) existen regímenes "bonapartistas" que han tomado prestados métodos y consignas tanto del fascismo como del estalinismo. Surgieron como respuesta personalista a situaciones de ingobernabilidad por desencuentros de la sociedad política civil.

El getulismo brasileño, el peronismo argentino, el régimen peruano de Velasco Alvarado y el panameño de Omar Torrijos pertenecen a esa categoría, a la cual se unió a partir de 1999 el régimen venezolano de Hugo Chávez. A diferencia de los anteriores bonapartismos suramericanos, el de Chávez no adoptó una doctrina de "tercera vía", sino ­por la influencia cubana- se declaró "socialista" y se lanzó por una vía de precipitada y ruinosa colectivización económica.

Sin embargo, el gran poder de la boliburguesía y de militares de instinto derechista hacen que el régimen también tenga su ingrediente de extrema derecha que lo vincula más al fascismo que a cualquier fórmula socialista. Aunque los métodos del actual gobierno venezolano tengan características tanto fascistas como estalinistas, en definitiva no pasan de ser los de un régimen bonapartista suramericano, lleno de contradicciones y debilidades, ahora agravadas por la falta de líder y el desastre económico.

Notas anteriores en Reflejos
Socialismo
07/04/2014
El socialismo imposible
Un intento de saltar de un régimen feudal o semifeudal directamente a un orden "socialista" ­como lo quiso hacer Stalin (no Lenin que era más sensato) inevitablemente conduce a un desastre, como lo es la implantación de una dictadura burocrática antipopular
Protestas
24/03/2014
Firmeza con flexibilidad
El actual conflicto civil venezolano, como todos los conflictos políticos que movilizan a millares de personas, tiene carácter imprevisible por la variedad de actitudes que se manifiestan dentro de un gran propósito común
Protesta
10/03/2014
Ucrania no es Venezuela
En Venezuela se plantea una lucha sencilla y clara entre el autoritarismo y la libertad, mientras la crisis ucraniana es compleja e inseparable de la geopolítica mundial
Militares
24/02/2014
Avances en varios frentes
Las protestas estudiantiles y populares ocurridas a partir del 12 de febrero, y su represión brutal y homicida por agentes y partidarios del régimen, han servido objetivamente para sacar a los venezolanos de un lamentable estado de depresión
Ejecutivo
10/02/2014
Luchar y dialogar
La mayoría de los analistas políticos internacionales pronostica un incontenible aumento de las contradicciones en el seno del actual régimen venezolano, y su consiguiente debilitamiento
Copei
27/01/2014
La guanábana
Venezuela vivió, de 1959 a 1964, una experiencia democrática y desarrollista extraordinaria bajo la sabia conducción de Rómulo Betancourt, apoyado en los partidos Acción Democrática y Copei
Nelson Mandela
16/12/2013
Mandela, ejemplo y guía
Nelson Mandela y el Mahatma Gandhi se perfilan como las figuras históricas quizás más ejemplares del siglo XX y comienzos del XXI. Ambos combinaron un genial don de liderazgo político con una calidad intelectual y moral de profetas y hombres excepcionales
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas