CARACAS, lunes 28 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 30/04/2013 | 2 Comentarios
La revolución fascista
Uniendo el sustantivo DERECHA con el adjetivo FASCISTA, la izquierda doctrinaria cree poseer la descalificación perfecta con la cual describir a los seres más abyectos, atrasados, violentos, injustos y excluyentes de la humanidad
GERMÁN CABRERA
Diosdado y Maduro
0 2a

La izquierda tradicionalista, conservadora, aquella que sigue considerando necesario arrasar con la economía de mercado y la democracia representativa para, sobre sus cenizas, construir una sociedad igualitaria y sólo por ello justa, pese a declararse materialista histórica y filosófica, ha ido sustituyendo paulatinamente el racionalismo y el análisis científico por La Fe.

Su ateísmo primigenio ha cedido espacio a una curiosa religiosidad cuya única e indivisible deidad es la abstracción llamada Revolución y cuyo dogma incluye, entre sus verdades absolutas, conceptos irrefutables tales como la Lucha de Clases, la Dictadura del Proletariado y el odio al Estado Burgués.

Emulando las acciones de la Santa Inquisición o la irracionalidad medioeval de las sectas mesiánicas que consideran hereje, apóstata o impío a cualquier ser humano que piense diferente, esa izquierda reaccionaria recurre a la descalificación como forma de evitar el intercambio de ideas con quienes no considera merecedores de ningún tipo de diálogo y tal vez ni de existir siquiera. Su injuria predilecta es la de FASCISTA, que indefectiblemente asocia sólo a su alter ego LA DERECHA.

Uniendo el sustantivo DERECHA con el adjetivo FASCISTA, la izquierda doctrinaria cree poseer la descalificación perfecta con la cual describir a los seres más abyectos, atrasados, violentos, injustos y excluyentes de la humanidad. Obviando cualquier matiz, endilga el adjetivo a todo quien se oponga a sus métodos.

No sólo a la derecha primitiva y violenta sino también a la derecha democrática o centro-derecha, así como a la izquierda democrática o centro-izquierda. En su simplismo estático no se ha percatado de que el fascismo no es sólo un fenómeno ideológico sino más bien una forma de gobernar. Una forma de gobernar que considera su verdad como absoluta y las posiciones ajenas deleznables.

Que está dispuesta a imponer su visión del mundo y la política a como dé lugar. Que inventa con su aparato propagandístico una historia manipulada del pasado y de la cotidianidad. Que promueve relaciones mesiánicas e irracionales entre el pueblo y su liderazgo. Que justifica la violencia, la homofobia y el racismo si le sirven pero acusa de tales a sus oponentes. Que aprueba la corrupción si es al servicio del proyecto.

Que aborrece la libertad creadora y despliega una estética cursi donde hasta el folklore es secuestrado y trivializado. Que detesta las organizaciones sociales independientes. Que ama las paradas militares, las multitudes monocromáticas uniformadas, la música marcial y la profusión de banderas. Que parasita la sociedad democrática con el fin perverso de destruirla desde adentro. Que manipula a su antojo leyes, instituciones y mecanismos de elección popular.

Que valora la obsecuencia por encima del saber. Que utiliza la mentira como método sistemático para ocultar sus errores y juzgar a los demás. Que pone al Estado al servicio del Partido y la economía al de su perpetuación. Que considera que la historia comienza con su advenimiento.

Cuando estos ingredientes se unen con indigenismo chamánico, rezos multitudinarios, oráculos plumíferos, momias divinizadas, Cristos besuqueados y Ánimas de la sabana, resulta UNA REVOLUCIÓN FASCISTA DE IZQUIERDA cuyo mejor logro es cubrir, como Atila, el terreno conquistado con sal.

German_cabrera_t@yahoo.es

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas