CARACAS, jueves 31 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Turbulencias | 13/04/2013 | 2 Comentarios
Caminos y barrancos
La hora del voto será un instante fundamental para mucha gente. Para algunos será la cita más corta que tendrán con su conciencia. Para otros será larga aun cuando parezca breve el tiempo. En estos jugarán todas sus cartas la duda, los temores, la indolencia y también el arrepentimiento, pero a ellos la vacilación les paralizará como si tuvieran que empujar los tepuyes de la selva
OTROVA GOMAS
Caminos
0 2a

Hay días vitales en la resistencia de los pueblos. Momentos claves para el forjamiento de lo que será su historia. Por un privilegio del destino el 14 de Abril será uno de ellos.

Misteriosas fuerzas cabalísticas maquinaron para que sea en él cuando se produzca la escogencia de quien tutelará el complejo futuro que le espera a Venezuela.

Durante 24 horas, en cámara lenta millones de personas se enfrentarán a una dramática bifurcación política: por un lado, una vía que ha mostrado que conduce al precipicio, y en el otro la senda enmarañada por la que se puede salir del extravío.

Cayó un domingo. Día bautizado para la fiesta, pero aunque mayoritariamente la conciencia colectiva sabe cuál es la ruta, la cantidad de obstáculos, de zancadillas, de miseria humana, de mentiras y engaños repartidos por toda nuestra geografía con metodología cubana, no se puede descartar que ocurra una sorpresa.

La maldad nunca cede porque ella tiene el vigor del apocalipsis, y las brújulas se manipulan con metal, aunque los marineros ebrios sepan que terminarán en el fondo del abismo.

La hora del voto y la decisión de hacerlo serán un instante fundamental para mucha gente. En algunos será la cita más corta que tendrán con su conciencia. En otros, será larga aun cuando parezca breve el tiempo.

En estos jugarán todas sus cartas la duda, los temores, la indolencia y también el arrepentimiento, pero a ellos la vacilación les paralizará como si tuvieran que empujar los tepuyes de la selva.

Quienes en el momento crítico se dejen llevar por el miedo o el oportunismo, lloraran después aunque esa noche la celebren con estruendo. Ese tipo de errores se paga tarde y por cuotas. Su duelo pospuesto tiene el sabor de los sepelios, lúgubre, largo y atormentado.

Allí compartirán el dolor con sus hijos y los hijos de sus hijos. El petróleo no es eterno y sustituirlo será con lágrimas. Al contrario, los que recapaciten y den la vuelta hacia la razón, celebrarán felices en silencio aunque todavía sean parte del infierno.

La escogencia será entre dos hombres y su entorno. Dos individuos de diferente estructura pero con la misma sangre. Mestizos de un país cuya etnia dio titanes al igual que escorias lamentables. Dos personas parecidas, pero signados por una profunda divergencia en su moral política.

De un lado Capriles. Pequeño el cuerpo. Delgados sus brazos agitados con la energía de un adolescente. La sonrisa espontánea que brota sola al tropezarnos con el brillo de sus ojos. Ojos de lejana raíz polaca, país de héroes y de glorias.

Faros inquietos que no muestran signos de perversidad. Su cuerpo flaco casi produce risa cuando se enfurece rechazando alguna ofensa desmedida o bate la mano criticando una mentira. Su memoria se hace más fácil viéndolo sonriente.

Sencillo. Amistoso y mostrando confianza en lo que dice. De él se recuerdan de inmediato las dos banderas que son su marca: el llamado a luchar todos juntos para salvar a Venezuela, y la crítica a la continua migración de las riquezas de la patria al extranjero.

Los que no navegamos en la tormenta política, en él solo vemos posibilidades. No soluciones inmediatas. Decirlo sería un acto de demagogia inaceptable porque basta ver cómo el castro-comunismo ha dejado a Venezuela. Pero si algo permite darle una carta de confianza es que no engaña diciendo que él va a ser el salvador.

Al contrario, el anti-mesías nos llama a todos para hacerlo juntos porque no es posible de otra forma. Allí es donde se torna en la esperanza más pura para preservar a Venezuela.

Del otro lado está Nicolás. Estatura de gigante y sombra de pigmeo. No por su persona, sino porque se la cedió a un fantasma. Obeso como todos los jerarcas del chavismo, el whisky y los banquetes tarjeteados con dineros del Estado se le desbordan al primer encuentro.

De él no es malo el ser obrero aunque no viva como obrero. Podría ser su orgullo, porque cuando se es capaz eso nunca será un obstáculo en una democracia. Lo que le quita peso es la entrega de su alma al otro mundo.

Vivir de un dios inexistente, que por mucho que trate de encumbrarlo es una sombra, y ninguna sombra tiene esencia. Su desgracia es que sublima a alguien que solo dejó las huellas del fracaso y él carga solo ese catafalco de ruinas y promesas. Un legado de desastres y el estigma de una corrupción como pocas veces se había conocido.

Con la pinta de charro su bigote tiembla cuando miente. Allí también le tiembla la barbilla. La mano alzada no oculta las mentiras, ni el insulto con acento apacigua el hambre de los pobres que le miran. Esos rostros que aplauden a la cámara forzados por la oferta de una dádiva que es falsificada.

Da un poco de dolor el hombre. Porque es el responsable aparente de un paquete cruel sin que se atreva a decir que lo recibió en la herencia. Y aunque él haya colaborado en mucho, la crisis económica la forjó su padre, el regalador sublime, buscando apoyo en su necia obsesión de revivir al comunismo fracasado.

De Nicolás no queda un buen recuerdo terminada la campaña. Solo está la imagen de su tonto pajarito. Su voz de modulación extraña. Un insulto. Otro insulto. Más insultos. Racismo y mil mentiras. Descalificaciones de baja estofa, o errores graves, que en lugar de enmendarlos los usó para multiplicar errores.

Pero eso no es lo que habrá de hundirle. Hay algo que será decisivo si este pueblo aún conserva alturas. Fue una frase que lo marcará hasta el día de su muerte. Aquel grito frente a la multitud perpleja por su audacia, cuando dijo: "¡Cuba es mi patria!". Ante ella solo digo: Sea tuya la derrota, y pobre de la pobre Venezuela si este domingo se equivoca.

 

Notas anteriores en Turbulencias
María Corina Machado
13/01/2012
"Expropiar es robar"
La tediosa y extensa alocución de Chávez se vio interrumpida cuando la diputada Maria Corina Machado cuestionó que no había hablado de los verdaderos problemas del país y le recordó que "la Venezuela decente no quiere avanzar hacia el comunismo"
Asamblea Nacional
21/10/2011
El brazo de oro
El diputado oficialista no podía bajar el brazo porque en la AN siempre alzan la mano para aprobar cualquier ley, un buen día le dio un calambre y por eso tiene el brazo siempre hacia arriba y hasta el presidente Chávez lo felicito por su fidelidad, el médico le pidió que hiciera una serie de ejercicios hasta que el brazo bajo por sí solo
VALLE DE LOS REYES
12/10/2011
Felicidad post mortem
Los empleados de los mausoleos que colaboran con la compañía se encuentran felices, no solamente porque están resolviendo sus problemas económicos, sino porque sienten que ahora sí están haciendo historia; por el otro lado, la clientela ha muerto feliz como felices serán los arqueólogos que los encuentren pensando en su importancia
ASALTANTE
05/10/2011
Atraco de altura
El atracado comenta que el delincuente no era un tipo común. Luego, pensó que el antisocial quería todo lo que él cargaba le iba a dar el reloj, su cartera pero no, el ladrón no quería cosas materiales, sólo le pidió las "ideas" que tenía aquel escritor para los cuentos cortos
TELARAÑA
25/09/2011
Curiosidades
Cada persona despierta alguna curiosidad a lo largo de su vida, y cuando eso sucede siempre pasa algo inesperado.
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas