CARACAS, lunes 21 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Conciencia | 02/04/2013 | 1 Comentarios
Ciencia roja rojita
La más significativa, sin duda, ha sido la partidización de la ciencia. El clientelismo que esta trajo expone por qué muchísimos producen muy poco, mientras que el sectarismo que ha arrastrado dejó como consecuencia una impresionante fuga de cerebros
JAIME REQUENA
Satellite
0 1a

El balance de estos catorce años de gobierno en financiamiento de la investigación, oportunidades, facilidades laborales o logros en ciencia es, simple y llanamente, negativo. La acción creadora de conocimiento en Venezuela ha retrocedido unos 50 años. Pasamos de ser un país líder en ciencia y tecnología a ser uno de los últimos en la cola de los que producen saber.

Pero no solo en esas actividades específicas el desempeño de los burócratas rojos rojitos ha sido desastroso. En otras facetas del quehacer ellos han infligido heridas que bien podrían llegar a ser mortales.

La más significativa, sin duda, ha sido la partidización de la ciencia. El clientelismo que esta trajo expone por qué muchísimos producen muy poco, mientras que el sectarismo que ha arrastrado dejó como consecuencia una impresionante fuga de cerebros.

Ejemplos sobran: allí está la botada de cientos de investigadores de la industria petrolera o la cesantía de muchos científicos mandados a descansar a su casa o despedidos de sus trabajos sin ton ni son.

El pecado de todos ellos, los del Intevep, los críticos de universidades experimentales o el Idea y los "viejitos" del IVIC fue ser buenos ­muy buenos­ pero, más que nada, ni creyentes del socialismo del siglo XXI o devotos del postmodernismo.

Durante la segunda mitad del siglo XX, Venezuela se preció de ser receptor de talento y ejemplar formador de profesionales. En el siglo XXI nos hemos convertido en exportador de talento.

Bajo el protectorado cubiche y siguiendo su modelo destructor del tejido social, miles de médicos e ingenieros junto a cientos de investigadores han tenido que dejar nuestro terruño para dedicar su esfuerzo intelectual a nutrir las venas de otras sociedades que gustosas les han dado cobijo.

El resto de ese caudal de profesionales formados en la democracia del siglo XX, esos que se han quedado en el país, hoy languidecen de mengua en los sombríos laboratorios de universidades y centros de investigación que no tienen cómo brindar algo para su quehacer laboral. Ellos son objeto de un secuestro virtual por no compartir el credo de turno.

Hace ya un par de años que el régimen rojo rojito sacó del juego de la innovación, desarrollo tecnológico e investigación científica a la empresa privada para concentrar en el Estado la decisión de financiar lo que sus administradores piensan que debe hacerse. Lo bueno o malo en la creación o aplicación de conocimiento en Venezuela es, entonces, de la sola responsabilidad de quienes nos gobiernan.

Siendo esto así, el fracaso de hoy es culpa de ellos y nadie más. De frente a las elecciones del 14 de abril, Nicolás y sus protectores desde Cuba apuestan a más de lo mismo. Contrariamente, Henrique Capriles Radonski está comprometido a introducir cambios substanciales para revertir el deterioro de nuestra actividad de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación. Existe una oportunidad. Hay un camino. Ojalá que los venezolanos lo vean.

Notas anteriores en Conciencia
Venezuela
31/03/2014
Futuro incierto
A los venezolanos, al nacer nos formatean el disco duro dándonos a creer que nuestro terruño es la primera estación del camino entre el cielo y el resto del mundo
Revolución
17/03/2014
Revolución papier mâché
El futuro del país luce oscuro, muy especialmente para quienes tienen toda una vida por delante. La esperanza se pierde y la paciencia se agota. Entre quienes hacen ciencia, la desilusión es rampante
Ciencia
03/02/2014
Dólares para la ciencia
Como primera, el Programa de Estímulo a la Investigación entregará ­por cuenta del impuesto LOCTI­ unos 300 mil bolívares como financiamiento de proyectos de investigación
Inseguridad
20/01/2014
¿Feliz año?
Lamentablemente, los hechos y circunstancias nos intiman a pasar por alto la bella costumbre. Y es que lo viejo y malo del año pasado no desaparecieron el 31 de diciembre ­como se supone debe ser­ sino que se apersonaron en el nuevo año para continuar devastando y erosionando los fundamentos de nuestra sociedad
Motorizados
25/11/2013
Asco
Siento asco del gobernante que culpa a otros de sus errores. Asco del que recoge directrices de otro país. Asco del encapuchado ­y tirapiedra­ que desde el poder se las da de virtuoso. Asco de saber sentada en el Consejo de Ministros a quien no es ministra de nada. Asco de quienes se placen con pranes
Elecciones 8D
28/10/2013
Barranco
Un año más se aproxima a su fin y arranca otra campaña electoral. La ocasión es propicia para revisar nuestros logros, omisiones y fracasos en los asuntos de ciencia y técnica
INVESTIGACIÓN
16/09/2013
PEI no es PPI
Cuando se instituyó al Programa de Estímulo a la Investigación, como sucesor del Programa de Promoción del Investigador, el ministro del PoPo de Ciencia, Tecnología, Innovación e Industrias Ligeras sostuvo que lo que interesa es incrementar el número de investigaciones que tengan aplicación, desarrollo, productividad y la posibilidad de construir la felicidad para el pueblo
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas