CARACAS, viernes 18 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Catalejo | 25/02/2013
Revuelta y masacre
Revuelta o rebelión sin conducción alguna, por lo que no pudo convertirse en insurrección popular con algún propósito de poder. Espontánea, biológica reacción del cuerpo social, estallido de la psiquis colectiva sometida a una presión intolerable
ENRIQUE OCHOA ANTICH
27 de febrero
0 0a

Hago un alto en la serie de columnas que he venido escribiendo acerca del apasionante tema que es el partido político, para referirme a esta fecha emblemática (que, dicho sea de paso, mostró cuan deteriorada andaba la capacidad de hegemonía ­como la llamaban los comunistas italianos­de los viejos, y de los nuevos..., partidos políticos que no pudieron ni aplacar ni conducir la protesta). Revuelta, incluso rebelión, y masacre.

Ya nadie pone en duda lo que sosteníamos muchos como una idea entonces original: que aquella protesta popular tuvo su germen en unas políticas económicas que, tal vez necesarias e ineludibles (como escribí ya por entonces en mi libro Los golpes de febrero) debido a la ruina en que Herrera y Lusinchi habían dejado al país, fueron torpemente implementadas, sin explicarlas suficientemente, sin los consensos políticos y sociales requeridos, y sin las adecuadas medidas de compensación social que amortiguaran un poco el sacrificio de los más pobres.

En este sentido, son Pérez y su gabinete económico sus principales causantes. Revuelta o rebelión sin conducción alguna, por lo que no pudo convertirse en insurrección popular con algún propósito de poder.

Espontánea, biológica reacción del cuerpo social, estallido de la psiquis colectiva sometida a una presión intolerable. Ojalá se dieran cuenta del ridículo que hacen aquéllos que aún creen, neciamente y a veces de mala fe, que todo aquel revolcón social fue premeditado por alguna izquierda comunista (¡la visita de Fidel!) por entonces absolutamente irrelevante.

Planteado por un Presidente que como candidato había evocado la memoria de la Venezuela saudita de su primera presidencia, y por un gobierno del partido popular (y populista) por antonomasia, AD, aquel paquetazo tenía los ribetes de una emboscada: nos habían prometido el paraíso y hete aquí que nos ponían a las puertas del infierno.

Bastaba una chispa para que se incendiara la pradera De modo que la reacción de saquear comida, antes que nada, y luego todo lo demás, constituyó la forma, imperfecta, atrofiada si se quiere, que encontró el pueblo de procurar protegerse de la oscurana que se anunciaba y de reclamar el engaño.

Por su propia naturaleza, aquella revuelta o rebelión tendería a morir por propia inanición y, ya que no se habían tomado las medidas de orden público adecuadas a tiempo, pretender hacerlo luego sacando las tropas a la calle con la instrucción, entre otras órdenes, de recuperar en los barrios lo saqueado, anunciaba el torbellino de sangre que vino después. "Fue Pérez quien dio esa orden", me dijo alguna vez el general Alliegro con la cabeza hundida entre las manos. La próxima semana nos ocuparemos de la masacre y de su responsables directos. La historia pasada siempre es útil para escrutar nuestro presente.

Notas anteriores en Catalejo
MUD
14/04/2014
El deslinde necesario
En la oposición hay dos políticas, una "la ruta democrática", otra "la salida ya"; y me atrevo a postular una hipótesis: ambas son contradictorias, no son complementarias sino más bien excluyentes
teodoro petkoff
31/03/2014
Teodoro, TalCual
"Genio y figura...", solemos decir sus amigos acerca del personaje. Nos referimos así a su fuerte carácter de rebelde con causa, podríamos decir indomable, y a la resolución con la que defiende sus puntos de vista, sin mucho cálculo, por incomprendido que pueda ser
Protesta
24/03/2014
¿El que persiste vence?
"El que persiste vence", que ha sido usada como latiguillo entre los protestantes de hoy, pretende ser la versión en positivo de la que, en todo caso, resultaba más honesta y sincera: "El que se cansa pierde"
Protestas
17/03/2014
Los mejores amigos
Me refiero a los guarimberos, claro, y a los violentos, y también a los líderes (o que se dicen tales) que los animan y legitiman con su discurso, todos ellos muy lejos de la clamorosa mayoría democrática y pacífica de la oposición política, civil y social
SOS
10/03/2014
La oposición suicida
En la oposición venezolana existen claramente dos estrategias diferentes y para cada una de ellas existen dos liderazgos y dos planes. Como hemos dicho, hay una oposición que no es suicida, la que por moderada es la que mejor puede aproximarse y comunicarse con el pueblo chavista
Protestas
24/02/2014
Liderazgo y protestas
Un verdadero liderazgo no apela a demagogias de corto plazo, no busca los fáciles aplausos de las gradas, no acude al expediente de prometer espejismos como si fuesen salidas. Permitir que la protesta pacífica sea torcida y confiscada por pequeños sectores radicales, aún peor: dejarse arrastrar por éstos a desbarrancaderos imponderables, constituye un acto imperdonable de objetiva complicidad con el régimen al que se dice adversar
Marchas
17/02/2014
La ruta democrática
Aprendices de brujo en la política ha habido muchos. Son numerosos los casos de estos doctores Frankenstein que forjan monstruos con vida propia y al final son asesinados por sus propias hechuras
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas