CARACAS, lunes 24 de noviembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Mundo | 20/02/2013
Ni Barbie ni Buda
Además de las muñecas occidentales, la serie de los Simpson y el Día de San Valentín, el gobierno de Irán prohibió las estatuas de Buda y la policía comenzó a confiscarlas de las tiendas de Teherán, al considerarlas símbolos de una "invasión cultural"
Buda
0 0a

Después de la muñeca Barbie, los Simpson, los teléfonos celulares e, incluso, el festejo de San Valentín, Irán decidió ahora prohibir las estatuas de Buda. La defensa de los valores culturales islámicos frente a lo que se considera una "invasión cultural global" no parece entonces estar solo concentrada en afrontar el ataque atribuido a Occidente sino también a un símbolo, todo oriental, del Budismo.

Como informaron en estos días los medios iraníes, fue ordenado el secuestro de los budas de los negocios de Teherán ya que sería "prueba de la invasión cultural" de la que es víctima la República islámica, sostuvo la Oficina para la Protección cultural iraní.

La importación de las estatuas es promovida por el "enemigo" a través de la zona franca de Qeshm e "intenta cambiar los estilos de vida de la gente y su credo religioso", informó una fuente oficial de la Oficina de Protección.

En Irán la religión de Estado es el Islam chiíta y es reconocido como otras religiones solo el cristianismo, el judaísmo y el zoroastrismo. Un conocedor de la vida de la capital admitió que las estatuas de Buda se observan en algunas casas, pero a esta presencia no corresponde sin embargo una adhesión religiosa.

La prohibición de los Buda sigue a aquella de los símbolos (consumistas, más que religiosas) de la Fiesta de los enamorados, San Valentín. El año pasado, recordaron varias fuentes en Teherán, fue vetado de los negocios la venta de corazones, osos de peluches y otros objetos románticos ligados a una "degenerada costumbre occidental" que alimenta las relaciones sexuales antes del matrimonio: un crimen en Irán.

No obstante, las prohibiciones en Irán esta vez fueron pasadas por alto: como ocurrió con las muñecas estadounidenses de la serie Barbie y para los muñecos de las series animadas de Estados Unidos de los Simpson, ANSA en los últimos dos días pudo constatar en al menos dos puntos de venta de la capital la presencia de objetos de San Valentín, entre ellos corazones rellenos rojos grandes y osos de peluche con la inscripción "love".

El efecto de la prohibición parecía ser advertido por quienes, el 14 de febrero, en Teherán, enviaban por correo electrónico o mensajes de texto felicitaciones formuladas para la ocasión de una manera más casta y sin precedentes la "fiesta de los amigos".

Apelaciones para evitar estilos de vida occidentales fueron lanzadas también por el Guía Supremo, Ali Jamenei, y la caza de los símbolos más obvios y evidentes: contra la Barbie de la estadounidense Mattel fueron restringidas en los sectores más tradicionalistas del establishment iraní ya en 1996 y en diciembre de 2011 la policía prohibió la venta en los comercios.

Hace un año le tocó el turno la serie animada de los Simpson que, según las autoridades iraníes, "corrompe la moral de los jóvenes" y por lo tanto fue vetado en la República islámica.

En aquella ocasión fuentes oficiales precisaron que los personajes como Superman o Spiderman (hombre araña) son al contrario "bienvenidos" en Irán porque estos superhéroes "luchan por los oprimidos". Mientras los "valores" al centro de la irreverente serie de televisión de la familia Simpson "son antirreligiosos".

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas