CARACAS, martes 21 de abril, 2015
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Cronicario | 20/02/2013
Caracas, el búnker
Chávez recibe tratamiento en un hospital de Caracas convertido en búnker. El mandatario está ingresado en el Hospital Militar Carlos Arvelo, inaugurado en los cincuenta y con una planta reservada para los jerarcas del régimen
ALFREDO MEZA / El País
Hospital Militar
0 0a

El Hospital Militar Carlos Arvelo de Caracas guarda desde el domingo el verdadero alcance de la enfermedad del presidente venezolano, Hugo Chávez.

Lo conocen los gobernadores chavistas, que ayer asistieron a una reunión con el vicepresidente, Nicolás Maduro, y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en la que fueron informados de la evolución del cáncer; lo sabe también el presidente de Bolivia, Evo Morales, que viajó a la capital para tratar de descifrar el secreto mejor guardado del Caribe.

Y lo intentan conocer los partidarios del presidente, que desde el lunes se congregaron cerca del centro de salud para celebrar su regreso. Ayer se retiraron siguiendo órdenes de la alta jerarquía del Partido Socialista Unido de Venezuela, que pidió “respetar el entorno del presidente”. La vigilia se ha trasladado ahora a las plazas Bolívar de Venezuela.

No es la primera vez que Chávez es internado en el Hospital Militar, inaugurado por el dictador Marcos Pérez Jiménez en 1956. Allí se enfrentó a la tercera fase de su tratamiento entre agosto y septiembre de 2011 y fue operado de la vista en 1993. Esos detalles tal vez no sean ahora del todo importantes.

Al margen de la calidad de su plantilla médica, el Hospital Militar Carlos Arvelo reúne todas las condiciones para que se mantenga el misterio: un piso, el noveno, que solo atiende a oficiales de alto rango, custodiado por la Policía Militar, a la que se ha sumado, según medios locales, agentes de inteligencia, camuflados entre un personal que tiene acceso parcialmente restringido al lugar donde está el presidente.

Situado al oeste de Caracas y muy cerca de los enclaves chavistas más radicales, el centro es una estructura que, como casi todas, exhibe en su fachada una imagen enorme del mandatario acompañada de expresiones como “Revolución, independencia, salud o nada”.

En los Gobiernos anteriores solo podían ser atendidos militares activos o retirados, junto a sus familiares. Era una taza de plata en medio de la decadencia del sistema de salud público, pero no era —ni es— una institución especializada en el tratamiento del cáncer.

Chávez integró el centro a uno de sus programas sociales, Barrio Adentro, y desde entonces, los signos de deterioro se han acrecentado. “Y al ampliar el número de pacientes tiene que disminuir la calidad”, agrega el exministro de Defensa Fernando Ochoa Antich.

La llegada de Chávez hizo madrugar a la oposición. Las inesperadas noticias sobre el comandante-presidente siempre suceden en la madrugada. A esa hora fue su puesta de largo, el 4 de febrero de 1992, cuando comandó la intentona golpista contra Carlos Andrés Pérez. Tarde en la noche, el 14 de abril de 2002, regresó a Miraflores después de que militares leales lo repusieran en su cargo tras la asonada encabezada por el empresario Pedro Carmona Estanga. Y regresó a Venezuela, este 18 de febrero, a las 2.30, acompañado por sus familiares cercanos.

Dos horas después, mientras los caraqueños aún dormían, ya estaba en su habitación del Hospital Militar Carlos Arvelo. “Volvió, volvió, volvió!”, escribió el ministro de Información, Ernesto Villegas, en su cuenta de Twitter, casi al mismo tiempo que lo hicieron dos de los principales jerarcas del régimen: Diosdado Cabello y el ministro de Ciencia y Tecnología, yerno también de Chávez, Jorge Arreaza.

Su regreso ha puesto de relieve nuevamente la batalla por la sucesión, un tema que el Gobierno no rehúye. El domingo, el periodista y exvicepresidente José Vicente Rangel citó en su programa de televisión los resultados de una encuesta hecha por la firma Hinterlaces, que asegura que el delfín de Chávez, el vicepresidente Nicolás Maduro, sacaría 14 puntos de ventaja al excandidato presidencial y actual gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, si ambos llegaran a enfrentarse en las urnas.

Notas anteriores en Cronicario
mineros chilenos
19/04/2015
Lulú quiere viajar
Hoy quiero confesarte que me gustaría viajar, salir de esta historieta y conocer mundo como lo hacen los seres humanos. Me fascinaría ir de compras en el boulevard de un país lejano, lucir allá mis bucles y mi sempiterno trajecito rojo.
mineros chilenos
17/04/2015
Yo vi el cadáver de Stalin
La muerte de Stalin fue un hecho repentino, no llegaba a imaginármelo muerto. Formaba parte de mí mismo y no entendía de qué manera podríamos vivir sin él. Una especie de entorpecimiento se adueñó de todos. Los hombres se habían hecho a la idea de que Stalin pensaba por ellos. Sin él se sentían perdidos.
mineros chilenos
13/04/2015
EL HINCHA
Una vez por semana, el hincha huye de su casa y asiste al estadio, que al final se queda solo y también el hincha regresa a su soledad, yo que ha sido nosotros: el hincha se aleja, se dispersa, se pierde, y el domingo es melancólico como un miércoles de cenizas después de la muerte del carnaval
mineros chilenos
06/04/2015
Carta de amor
Porque no hay dinero que compre este sentimiento que me mantiene vivo. Por esto y más te digo desde el fondo de mi alma que te amo Venezuela, alma que desde mi nacimiento lleva tatuada tu bandera, ante ti y ante el mundo juro que no descansare hasta verte correr de nuevo luego de levantarte de esa silla de ruedas en la que te tienen para jugar contigo.
mineros chilenos
23/03/2015
Elefantes en la red
¿Qué pensará el pueblo que ve transcurrir el domingo, el sagrado día que antes dedicaba al descanso y al esparcimiento, llevando horas de sol en una cola para conseguir que comer? ¿Qué cruzará por la mente de quienes sufren en los ruinosos puestos asistenciales clamando por sus vidas cuando ven la dolce vita de quienes integraron este elenco revolucionario en los suntuosos predios del imperio?
mineros chilenos
19/03/2015
CAMINO A LA TORTURA
Aunque se han conseguido logros para erradicar la ablación, lo cierto es que 70 millones de mujeres africanas la han sufrido y en una treintena de países del continente se sigue practicando a diario, sobre todo, en la franja saheliana
mineros chilenos
09/03/2015
CENANDO CON MUGABE
La huella que dejó esta masacre en la memoria africana es tal (Occidente prefirió ignorar los hechos), que en el reciente enfrentamiento en Libia, se corrió el rumor de que los mercenarios contratados por Gadafi estaban liderados por los oficiales responsables de dicha matanza, rumor alimentado por la repetición del patrón de la violación como práctica de guerra. Robert Mugabe se jacta de un catolicismo llano y agrede a cualquier sacerdote que le pida cuentas. No admite ninguna responsabilidad de sus actos de gobierno y cada vez es más creciente su temor a perder el poder
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas