CARACAS, jueves 29 de enero, 2015
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Nunca en Domingo | 26/01/2013 | 3 Comentarios
Una dictadura imperfecta
Escritor, periodista y luchador contra la dictadura perezjimenista, a sus 84 años, Antonio García Ponce vuelve a saborear el éxito literario con El macho de La Orchila. Dice que si le preguntan quién, entre Maduro y Cabello, posee más cultura política, prefiere responder quién es más inculto políticamente, porque “cabe esperar de ellos cualquier trastada” Escritor, periodista y luchador contra la dictadura de Pérez Jiménez, a sus 84 años, Antonio García Ponce vuelve a saborear el éxito literario con El macho de La Orchila. Dice que, contrario a sus hermanos, nunca le gustó Chávez, y si le preguntan quién, entre Maduro y Cabello, posee más cultura política, prefiere responder quién es más inculto políticamente, porque “cabe esperar de ellos cualquier trastada”
ELIZABETH ARAUJO/ FOTO SAÚL UZCÁTEGUI
Antonio García Ponce
3 3a

Escritor, periodista y luchador contra la dictadura de Pérez Jiménez, a sus 84 años, Antonio García Ponce vuelve a saborear el éxito literario con El macho de La Orchila. Dice que, contrario a sus hermanos, nunca le gustó Chávez, y si le preguntan quién, entre Maduro y Cabello, posee más cultura política, prefiere responder  quién es más inculto políticamente, porque “cabe esperar de ellos cualquier trastada”

–Su libro El macho en La Orchila se vende bien y coincide con los 55 años del 23 de enero del 58. ¿En verdad Pérez Jiménez era un sátiro, al estilo Berlusconi, o eso es parte de la leyenda que surge con los hombres del poder?
–En realidad el término sátiro resulta un tanto exagerado, pero sí es cierto que tenía un apetito sexual exagerado y eso se pone de manifiesto en el hecho de tener varios hijos fuera del matrimonio y de haber convertido lo que sería la copia del Círculo Militar en un ambiente marino como la isla de La Orchila. Una isla que él convirtió en lugar de orgías. Donde el alcohol y las mujeres (muchas traídas de otros países) eran el atractivo, más que el descanso o la simple diversión.

–¿Y cómo se enteró de todo eso?
–En realidad eso se sospechaba porque no era difícil de ocultar los vuelos especiales que venían de todas partes, con muchachas muy lindas y aquel famoso vuelo especial de la famosa orquesta Tropicana, y por haber estado allí la famosa estrella Silvana Pampanini, cuya presencia fue difundida de manera ostensible. Por supuesto, caído el dictador las leyendas se multiplicaron y fue posible que se acuñaran exageraciones. Lo de la moto Vespa fue  una especie de estandarte, un símbolo, acuñado en aquella época, donde se decía que Pérez Jiménez perseguía desnudo a las mujeres. De allí cualquiera  sacó fruto de su imaginación.

–¿Y ahora qué sabe de La Orchila actual?
–Conozco poco de La Orchila. Sigue siendo un lugar tomado por la Fuerza Armada y muchas de sus instalaciones son mantenidas como sitio de descanso y sede de un destacamento. Eso es lo que nos cuentan. Habría que averiguarlo.

–¿Como es ese cuento de Pérez Jiménez buscando muchachitas en Miami?
–Según tengo entendido, Pérez Jiménez tenía límites en cuanto a la búsqueda de muchachas para sus deseos sexuales. Esos límites eran las esposas o novias de sus amigos o de los autogobernantes que lo acompañaban, pero sí hubo mucha muchacha joven. Lo que se supo luego de su derrocamiento que un hombre acaudalado de Miami le buscaba prostitutas. Eso se estiló mucho, en virtud de que a Miami se acudía en plan de negocios y residencias muchos empresarios, banqueros, potentados, y en ese negocio de ofrecer prostitutas, intervinieron varias mafias. Lo afirmo en el libro porque me documenté con un informe desclasificado del FBI. Allí aparece Pérez Jiménez visitando una casa de lujo donde uno de los capos de la mafia contrataba chicas que cobrarán 100 dólares por pasar un rato con políticos o militares. Allí estuvo una joven, pero corrida, como Marita Lorenzo.

–¿Y la esposa aceptaba todo eso?
–Sí, las esposas aceptaban eso porque allí ópera algo muy común en el que se llega al matrimonio como una suerte de estatus quo. La mujer simula no darse por enterada y el hombre adopta una serie de maniobras para evitar ser sorprendido.

–¿Existe un prototipo del autócrata, en tanto que hombre fuerte en público y dado a los placeres en la intimidad?
–No necesariamente tienen que ser autócratas y mujeriegos, porque hay mandatarios no autócratas que también son mujeriegos. En el caso actual, hay historias similares como para escribir otra novela con igual temática.

–¿Cuál fue su actuación en la lucha contra Pérez Jiménez?
–Yo participé como miembro de la dirección nacional de la Juventud Comunista, recién fundada en 1947. Tenía apenas 19 años. Era dirigente y recorría el país organizando grupos de la JC. Empecé dando cursos. Fue una promoción muy rápida. Ingresé en 1946 cuando estudiaba en el liceo Fermín Toro. Me inicié como líder de barrio en Catia. Allí fundamos –lo recuerdo todavía: el 18 de octubre del 46– una célula de la JC bastante numerosa, y como en esta lucha muchos dirigentes caían presos, había que llenar esas vacantes. Eso explica mi rápido ascenso. Ya mis hermanos mayores (Guillermo y Servando) desde hace tiempo eran líderes curtidos en la luchas populares quienes me ayudaron en mi promoción.

–¿Cayó preso alguna vez?
–Sí, sufrí dos prisiones muy cortas: una en la cárcel de El Obispo, porque, como periodista, acudí a una sesión de la agrupación de los periodistas de la AVP para protestar por el cierre de El Nacional, y todos caímos presos. La otra prisión fue en 1957 en el aeropuerto de Maiquetía, donde todo el que salía era requisado y yo iba a Moscú como representante de la Juventud comunista. Me enviaron a la Seguridad Nacional por dos semanas. Como tenía los pasajes comprados, me montaron en un avión y asumieron el viaje como un exilio. Pero nunca me agarraron infraganti. Estudiaba Medicina y en los interrogatorios jamás me sacaron una confesión.

–A propósito de los actos del 23 de enero de 1958, hay quienes la denominan “la última dictadura”. ¿Está seguro que no vendrá otro tirano a gobernar el país?
–Yo parto del principio de que la Historia no se repite. Por eso, a pesar de que este régimen está dirigido por alguien que ha deseado perpetuarse en el poder e imponer un comunismo que ahoga toda libertad, hay en el contexto internacional unos antecedentes del chavismo que lo muestran con las características de una dictadura imperfecta o una democracia autoritaria.

–En el caso de Chávez ¿qué facetas le recuerda a Pérez Jiménez o a cualquiera de los caudillos que gobernaron?
–Lo que lo caracteriza es el deseo de perpetuarse en el poder, y que consiguió la varita mágica para inventar un gran país, con el llamado socialismo del siglo XXI, que no es más que la gran corrupción desatada en las altas esferas. También el papel preponderante de la Fuerza Armada como bastión invencible donde descansa el régimen. Además, no se respeta la libertad de expresión ni el debate libre de las opiniones.

–¿Cuál ha sido el peor defecto de este gobierno?
–El personalísimo, el sectarismo y la megalomanía desbordada que, amparado en el clientelismo militar y adobado con trozos del socialismo del siglo XXI, ha desatado una forma de corrupción,  alimentada por los enormes ingresos petroleros.

–¿Entiende usted lo que es el socialismo del siglo XXI?
–Este socialismo inventado por Chávez es la versión venezolana de los pensamientos de Stalin y Mao y otros. El comunismo es una utopía. Es tener un sentido de la historia como un régimen artificial, que no corresponde al desarrollo general de la sociedad. De eso, uno se da cuenta, quizás tarde, pero es evidente. Por eso hoy soy partidario de la democracia social donde impere la libertad, el mercado, la propiedad privada y la libertad absoluta de opinión. Soy partidario de la democracia y la libertad.

–¿Qué papel juegan los Castro en esta crisis política que sacude a Venezuela?
–Tengo la impresión de que Raúl Castro está sirviendo como magister, asesorando, dando orientaciones, consejos y trazando estrategias para gente como Jaua, Maduro, Ramírez o Diosdado, dirigentes con experiencia política muy corta y a quienes les ha caído del cielo la “oportunidad” de gobernar  en este momento.

–Entre Maduro y Diosdado ¿a quién le ve más cultura política para dirigir lo que sería el chavismo sin Chávez?
–Yo diría que es más fácil percibir quién es más inculto políticamente, porque cabe esperar de ellos cualquier trastada. El trajín político suministra un vocabulario, una gestualidad y una conducta que se aprenden muy fácilmente y pueden hacer a un sindicalista un activista político en corto tiempo, sin solidez en conocimiento del juego político.

–¿Cómo percibe la situación actual del país?
–Muy complicada. Hay un desbarajuste, por lo inédito y sorpresivo de la ausencia presidencial, y donde una enfermedad de cáncer terminal se oculta y no se menciona porque se teme caer en el desenlace definitivo. Lo que lleva al Gobierno a titubeos es cuando uno observa en ese marasmo de cosas una radicalización contra la oposición. El país está en la espera expectante de un desenlace que no se sabe cuándo ocurrirá.

Notas anteriores en Nunca en Domingo
mineros chilenos
26/01/2015
"La impunidad es delito"
El defensor del pueblo, Tarek William Saab, dice estar en desacuerdo con las agresiones de todo tipo, que la impunidad es enemiga de los derechos humanos y promete la aprobación de una ley que regule el uso de las fuerzas públicas en las manifestaciones
mineros chilenos
25/01/2015
“Le importa poco el país”
Para la psicóloga social, filósofa y escritora, Colette Capriles, el presidente Maduro se comporta como si la situación del país no fuera grave. La profesora de Filosofía Política en la USB espera que, ante esta realidad, la oposición sea más combativa y tome más en serio los errores del gobierno
mineros chilenos
24/01/2015
"Cambiar de gobierno"
"El problema es que vivimos en una crisis profunda y no tiene otra solución que el cambio de gobierno", afirma el veterano dirigente político Pompeyo Márquez, quien recuerda con ocasión del 23 de enero de 1958, que fue la unidad de los partidos democráticos la que permitió la caída de la dictadura de Pérez Jiménez
mineros chilenos
19/01/2015
"La ideología encarcela"
Antiguo militante de la izquierda y autor de una docena de novelas, Eduardo Liendo no apuesta hoy por la literatura política, sino a la ficción donde a veces la realidad política se le cuela, como esos vivos en las colas de los supermercados, y le hace sus jugadas
mineros chilenos
18/01/2015
“No repetir los errores”
El general retirado y ex ministro de Defensa Raúl Salazar recomienda a los militares activos que les gusta meterse en la política, que recuerden el artículo 330. “Ningún oficial activo puede participar en actos electorales y, por tanto, todo el que quiera ser político guinde su fusil, entregue su pistola, pase a ser un simple ciudadano y fájese a hacer una campaña como tiene que ser”
mineros chilenos
22/12/2014
“No hay que perder la fe”
Monseñor Baltazar Porras considera que la respuesta del Gobierno ante los señalamientos de la Iglesia ha sido desmedida. “En lugar de tomar en serio los problemas, descalifica a la Conferencia Episcopal”
mineros chilenos
20/12/2014
“El cataclismo está aquí”
Para Miguel Ángel Santos, el gobierno de Maduro no ha mostrado ninguna reacción en respuesta a la crisis, razón por la cual se encuentra paralizado. El profesor del IESA considera que los actuales gobernantes nunca le ha tenido fe al mecanismo de precios como asignador de recursos. “Creen que los precios no significan nada, y no se les ocurre combatir la inflación por la vía de la competencia, sino más bien ahogar a los pocos productores que existen, para que queden menos, y tener mayor poder de monopolio”
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas