CARACAS, miércoles 6 de mayo, 2015
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Casi un país | 23/01/2013 | 1 Comentarios
Fantasmas
Desde Nicolás Maduro hasta Diosdado Cabello, pasando por Cilia Flores, el histriónico Chaderton o cualquier jefe de policía, no hay día en que Hugo Chávez se aparezca predicando, aconsejando a los niños en el primer día de clase o entregando apartamentos sin ascensor, para lo cual Maduro funge de maestro de ceremonia, apelando a su apurada propiedad discursiva
ELIZABETH ARAUJO
Hugo Chávez
0 1a

Desde niña he sentido asombro por los fantasmas. Aun cuando disfruté de la acción del personaje seriado en la prensa dominical, creado por Lee Falk. Una saga que todavía se publica en centenares de diarios, sin el atractivo de aquellos años cuando no había internet y el comic era celebrado como icono de la cultura de fin de siglo XX.

De modo que, cada vez que veo el alboroto que levanta la no presencia de Hugo Chávez al frente de los asuntos del país (tras haberles mentido sobre su salud a quienes lo reeligieron), no hago más que volver a los días de mis primeras lecturas. Entonces aparece “el hombre que camina”, que es como los habitantes de la selva llaman al Fantasma, mezcla de héroe temerario e intelectual, que traspasa sus poderes a un hijo varón, aparecido de pronto cuando el patriarca siente la vejez y va a morir al fondo de una gruta.

En alguna parte del enrevesado episodio de la política nacional parecen cruzarse Hugo Chávez y el Fantasma, ambos justicieros; el uno demasiado hablador y el otro, taciturno. Como el personaje del comic, Chávez empieza a cultivar su propia mitología, cincelada por expresiones de adulancia de ministros, diputados e incluso de animadores de televisión.

Un mito que el gobierno acéfalo empieza a reforzar con cadenas de radio y televisión refritas, a través de las cuales nos venden las “bondades” de la gestión de 14 años perdidos en la nada y que ha elevado a Venezuela a la condición de país donde las expropiaciones y los homicidios constituyen su marca distintiva en el exterior.

Desde Nicolás Maduro hasta Diosdado Cabello, pasando por Cilia Flores, el histriónico Chaderton o cualquier jefe de policía, no hay día en que Hugo Chávez se aparezca predicando, aconsejando a los niños en el primer día de clase o entregando apartamentos sin ascensor, para lo cual Maduro funge de maestro de ceremonia, apelando a su apurada propiedad discursiva.

Entre tanto, y a la manera de la televisión de Corea del Norte, VTV y demás medios oficiales repiten escenas de un Chávez que recorre el país, explica cómo hacer más productiva la tierra y recita cifras de los ingresos petroleros. Nadie lo ve, pero él está presente en los programas de opinión de ViveTV o de Radio Nacional, y quienes lo nombran hablan de alguien con quien acaban de toparse en la esquina o de quien hablaron con los hijos durante el desayuno.

Ya la Asamblea Nacional no legisla ni el TSJ vela por el cumplimiento de la Ley. Chávez ocupa el tiempo de los ministros, gobernadores o de generales que, junto a su nueva casa en La Lagunita, adquirieron también la noción del socialismo.

En la calle, la gente pugna por saber dónde venden harina PAN, azúcar o café; y quienes viven en los barrios redoblan su esfuerzo para no sucumbir a manos del hampa, pero adentro, en el corazón de la revolución, los herederos van tras las sombras del líder, que no aparece pero está presente en cualquier esquina. Como en la canción de Chico Buarque, cantada bellamente por Willie Colón, “son fantasmas, son fantasmas, siento la puerta tocar tres veces, oh qué será...”.

 

Notas anteriores en Casi un país
Inseguridad
04/03/2015
Es el hampa, estúpido
En apenas dos meses del año, se han registrado 27 crímenes de funcionarios policiales de distintos organismos en la Gran Caracas. De todos los funcionarios asesinados hasta ahora 24 han caído víctimas del hampa. Y de esos, 15 por el robo de su arma de reglamento
Inseguridad
25/02/2015
Vecinos peligrosos
Gracias a ese acceso de demagogia demencial, que tuvo Hugo Chávez en los albores de su última campaña electoral, y al pingüe negocio que, según las denuncias, habría hecho Farruco Sesto como ministro de la destrucción socialista de Caracas, las mismas familias, beneficiarias de la Misión Vivienda, hoy se acuestan y se levantan bajo la sombra del miedo
Eva Golinger
18/02/2015
Eva, la CIA y TalCual
Hay todo un revuelo en las redes sociales del oficialismo desde que la gringa Eva Golinger anunció que hoy introducirá una demanda contra TalCual en un tribunal de Nueva York, ciudad donde cavó su trinchera para combatir al imperio y defender la revolución bolivariana
Maduro Farmatodo
04/02/2015
Misión saqueo
No hay ni habrá política económica coherente ni reglas de funcionamiento convincentes. El país está en menos del caos, con un mandatario que apenas acaba de aterrizar tras una extensa gira internacional de 24 días y sin un plan para tranquilizar no digo a la población, sino al ala radical de su partido. La misión saqueo se ha puesto en marcha, y no hará falta invocar otro Caracazo, porque sus protagonistas son, precisamente, los que deberían poner orden y han terminado por violar las normas
Medicamentos
28/01/2015
¿Tiene antialérgico?
¿a qué ministro le importa la dotación –no digo de pañales y champú– en las farmacias sino de acetaminofén, vitaminas para mujeres embarazadas, pastillas anticonceptivas, o Meticorten, de uso necesario para pacientes trasplantados? A ninguno. Hacen como Jaua y su niñera
Militares
21/01/2015
Porque me da la gana
Maduro se fue de viaje con su gente a recorrer varios países; no les informó a los venezolanos de la misión de su viaje; se hizo algunos selfies familiares en la Muralla China y regresara 12 días después, mientras los venezolanos –particularmente los chavistas más pobres– soportaban las humillantes horas de sol en una cola para conseguir margarina o “dos paquetes de papel tualé por personas, por favor”. Por eso José Vicente Rangel nos pide que seamos optimistas como él. José Vicente es revolucionario, y ya sabemos: la revolución no hace cola
escasez colas
14/01/2015
Cola o muerte
La imagen que se vive a diario de señoras agitadas, con brazos de pulpo, arreando bolsas de harina, aceite, pañales y margarina, me trae de golpe a la realidad nacional. Esa a la que Ernesto Villegas y demás enchufados se burlan con frases que pretenden ser graciosas
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas