CARACAS, martes 2 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Casi un país | 23/01/2013 | 1 Comentarios
Fantasmas
Desde Nicolás Maduro hasta Diosdado Cabello, pasando por Cilia Flores, el histriónico Chaderton o cualquier jefe de policía, no hay día en que Hugo Chávez se aparezca predicando, aconsejando a los niños en el primer día de clase o entregando apartamentos sin ascensor, para lo cual Maduro funge de maestro de ceremonia, apelando a su apurada propiedad discursiva
ELIZABETH ARAUJO
Hugo Chávez
0 1a

Desde niña he sentido asombro por los fantasmas. Aun cuando disfruté de la acción del personaje seriado en la prensa dominical, creado por Lee Falk. Una saga que todavía se publica en centenares de diarios, sin el atractivo de aquellos años cuando no había internet y el comic era celebrado como icono de la cultura de fin de siglo XX.

De modo que, cada vez que veo el alboroto que levanta la no presencia de Hugo Chávez al frente de los asuntos del país (tras haberles mentido sobre su salud a quienes lo reeligieron), no hago más que volver a los días de mis primeras lecturas. Entonces aparece “el hombre que camina”, que es como los habitantes de la selva llaman al Fantasma, mezcla de héroe temerario e intelectual, que traspasa sus poderes a un hijo varón, aparecido de pronto cuando el patriarca siente la vejez y va a morir al fondo de una gruta.

En alguna parte del enrevesado episodio de la política nacional parecen cruzarse Hugo Chávez y el Fantasma, ambos justicieros; el uno demasiado hablador y el otro, taciturno. Como el personaje del comic, Chávez empieza a cultivar su propia mitología, cincelada por expresiones de adulancia de ministros, diputados e incluso de animadores de televisión.

Un mito que el gobierno acéfalo empieza a reforzar con cadenas de radio y televisión refritas, a través de las cuales nos venden las “bondades” de la gestión de 14 años perdidos en la nada y que ha elevado a Venezuela a la condición de país donde las expropiaciones y los homicidios constituyen su marca distintiva en el exterior.

Desde Nicolás Maduro hasta Diosdado Cabello, pasando por Cilia Flores, el histriónico Chaderton o cualquier jefe de policía, no hay día en que Hugo Chávez se aparezca predicando, aconsejando a los niños en el primer día de clase o entregando apartamentos sin ascensor, para lo cual Maduro funge de maestro de ceremonia, apelando a su apurada propiedad discursiva.

Entre tanto, y a la manera de la televisión de Corea del Norte, VTV y demás medios oficiales repiten escenas de un Chávez que recorre el país, explica cómo hacer más productiva la tierra y recita cifras de los ingresos petroleros. Nadie lo ve, pero él está presente en los programas de opinión de ViveTV o de Radio Nacional, y quienes lo nombran hablan de alguien con quien acaban de toparse en la esquina o de quien hablaron con los hijos durante el desayuno.

Ya la Asamblea Nacional no legisla ni el TSJ vela por el cumplimiento de la Ley. Chávez ocupa el tiempo de los ministros, gobernadores o de generales que, junto a su nueva casa en La Lagunita, adquirieron también la noción del socialismo.

En la calle, la gente pugna por saber dónde venden harina PAN, azúcar o café; y quienes viven en los barrios redoblan su esfuerzo para no sucumbir a manos del hampa, pero adentro, en el corazón de la revolución, los herederos van tras las sombras del líder, que no aparece pero está presente en cualquier esquina. Como en la canción de Chico Buarque, cantada bellamente por Willie Colón, “son fantasmas, son fantasmas, siento la puerta tocar tres veces, oh qué será...”.

 

Notas anteriores en Casi un país
Aeropuerto
28/08/2014
Últimos pasajeros
El domingo bajamos a Maiquetía para despedir a una amiga que se apañó para irse del país. Ingeniera industrial, un noviazgo de tres años que no cuajó y un secuestro express, con final feliz porque la familia pagó el rescate, Eugenia se llevó dos maletas y la excusa de estudiar inglés
Muerto
20/08/2014
Tarantino en Caracas
Apenas son dos los ejemplos de la cadena de cadáveres mutilados u horrorizados de forma inenarrable que han venido apareciendo en Caracas, como si una suerte de Jack el Destripador hubiese impartido un seminario de crueldad a los asesinos que toman con sus crímenes las páginas rojas de los diarios
Escasez
13/08/2014
Escasez de razonamientos
Me llama la atención el nivel de ingenuidad que exudan los razonamientos de quienes están casados con el gobierno madurista para justificar la escasez y la inseguridad, y cómo cuando sus explicaciones no logran convencer ni siquiera a sus seguidores
Mercal
13/08/2014
Escasez de razonamientos
Me llama la atención el nivel de ingenuidad que exudan los razonamientos de quienes están casados con el gobierno madurista para justificar la escasez, y cómo cuando sus explicaciones no logran convencer ni siquiera a sus seguidores
Secuestro
06/08/2014
En dólares, por favor
Sí, un secuestro express, el delito devenido en “industria” rentable en los últimos diez años, según el Observatorio Venezolano de la Violencia, y que el criminólogo Fermín Mármol García estima se comete en un promedio de 5 cada día, para luego añadir que casi siempre termina con el pago de la familia y la impunidad de sus autores
PSUV
30/07/2014
Parias
Lo esperaban en el Teatro Teresa Carreño donde Maduro y Diosdado Cabello se disputarían luego la hazaña del “rescate” de manos de la DEA. Los demás ciudadanos debían esperar. En fin de cuenta, si son tomados como parias afuera ¿por qué no serlos entonces en su propio territorio?
Elecciones
23/07/2014
El castigo
Por eso, a la hora de sopesar este fenómeno de la abstención del domingo que alcanzó una cifra astronómica de más de los 6 millones de militantes inscritos, valdrá la pena examinar el clima de descontento que se anida en las filas del chavismo
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas