CARACAS, viernes 1 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 21/01/2013 | 5 Comentarios
Rezo impuesto
El pasado lunes 14 de enero en la misa de la Divina Pastora, varios militares subieron al altar para ‘halarle las orejas a los curas’ por no haber saludado a las autoridades nacionales, ni haber pedido por la recuperación del presidente Chávez. Estos rezan por conservar el cambur, por mantener el status quo, por no dejar que la patria y el socialismo, sucumban al final de esa frase
SIMÓN BOCCANEGRA
Sacerdotes
10 5a

La bota militar no respeta ni sotana ni a la Virgen de la Pastora ni a la fe de millones de feligreses. Así quedó demostrado el pasado lunes 14 de enero cuando en plena misa de despedida de la Divina Pastora, varios militares, de esos al estilo gorila sudamericano, subieron a la tarima donde el arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, oficiaba la eucarística en honor a la patrona.

Según la agencia romana Zénit, “el general Freddy Hernández Parababí, jefe de la 14 Brigada de Infantería, y el jefe del Comando Regional 4 de la Guardia Nacional, general Octavio Chacón, subieron a la tarima donde se efectuaba la misa, para ‘halarle las orejas a los curas’ (según palabras del propio Parababí), por no haber saludado a las autoridades nacionales, ni haber pedido por la recuperación del presidente Chávez”.

El asunto ocurrió descaradamente frente a todos los asistentes, frente a las cámaras, frente al país (y los creyentes dirán que frente a Dios). Luego los militares de la FAN se bajaron de la tarima y siguieron a lo suyo, sabiéndose “guapos y apoyados” por un gobierno cuyo laicismo declarado dio paso a la creencia chavecista, con un solo Dios que a la vez es santo y patrono, aunque su capilla esté en La Habana.

La eucaristía siguió su camino con aparente normalidad, pero la presión sí surtió efecto porque a la llegada de la Divina Pastora en la Catedral de Barquisimeto, las autoridades católicas sí pidieron por la salud del presidente Chávez.

Para los uniformados gorilotes, el llamado contra la violencia, la preocupación por el crimen hecho por el arzobispo de Barquisimeto, es una tontería. Lo importante es rezar por el comandante-presidente. Nuestros militares son tan creyentes, como autoritarios y abusadores. Rezan por conservar el cambur, por mantener el status quo, por no dejar que la patria y el socialismo, sucumban al final de esa frase.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas