CARACAS, domingo 21 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Deportivas TalCual | 19/01/2013
No siempre es el bate
Sin dudas que al campo Enzo Hernández fue un fuera de serie y ahí estuvo su fortaleza para alcanzar la estelaridad. Seguro y suave de manos, rápidos desplazamientos, brazo educado y alcance notable. Tanto fueron sus virtudes que al verlo en el terreno por primera vez muchos aficionados lo confundían con Aparicio
HÉCTOR BECERRA
Enzo Hernández
0 0a

"Aquí el que no batea no juega". Con tan contundente sentencia y mirada intimidante, así reciben los instructores a los muchachos que inician sus andares en la pelota infantil, sugerente demostración de que en el beisbol siempre la ofensiva se aprecia por encima de la defensa.

De hecho es así, pero en el caso de Enzo Hernández, short stop de excelso guante tristemente fallecido esta semana, parece que se rompieron los moldes.

Sólo una defensiva superior, por encima del promedio, puede explicar cómo este torpedero de menudo tamaño (1,73) y con uno de los bates más flojos que se hayan conocido se convirtió en un jugador estelar, llegando incluso a ser titular en las Grandes Ligas.

Es que a la hora de fildear el nativo de Valle de Guanape (Anzoátegui) era bueno de verdad. Sin dudas. Hernández se encaminó a su futuro de pelotero jugando pelotica de goma y caimaneras en los pedregales de su vecindario, una "diversión" que compartía con la escuela.

Lucía tantas habilidades que su fama creció rápidamente y ya a los 10 años, en 1959, fue incluido en el equipo estatal para un campeonato nacional en Maturín.

De ahí en adelante no pararía. A los 16 ingresó al conjunto AA de La Mene Grande Oil Company y al siguiente año ya era el campo corto de Anzoátegui en cuanto torneo amateur se disputara por aquellos lares.

Hay dos acontecimientos en la vida de este beisbolista que seguramente influyeron de manera notable en su formación. Supimos del primero de ellos hace poquito, al enterarnos de su muerte y leer un estupendo texto escrito hace varios años por José Salazar, amigo personal de Hernández desde la niñez, en su blog "Destellos de la memoria".

Ocurrió en el campeonato nacional de 1965 en Barcelona. Allí el manager de Anzoátegui fue Alfonso Carrasquel, nada más y nada menos que el fundador de la dinastía de excelentes paracortos venezolanos en la gran carpa, un club de elite donde aparecen Luis Aparicio, el propio protagonista de esta nota, David Concepción, Omar Vizquel y Oswaldo Guillén. Relevo asumido hoy por Asdrúbal Cabrera, Alcides Escobar y Elvis Andrus, entre otros.

Cuenta Salazar que el "Chico" tuvo la audacia de colocar al adolescente como el short regular de la novena y sentar a uno de los mejores y más populares del estado en esa parte del infield, un veterano llamado Uvencio Betancourt, apodado "La Ciega".

Hernández correspondió a la confianza de su mentor con una actuación de altura, lo que le sirvió a él para mostrarse y a Carrasquel para acallar las críticas que periodistas y aficionados de la región habían disparado en su contra. Managers de tribuna nunca faltan.

De acuerdo con la narración, uno supone que Carrasquel tuvo la pupila ­¿cómo no tenerla quién fuera estelar en su posición?­ para saber que estaba ante un talentoso prospecto.

En 1966, otra vez en el campeonato nacional de beisbol amateur, Hernández fue marginado cuando se negó a jugar en la intermedia por orden del nuevo piloto anzoatiguense, un técnico de nombre Ángel Méndez. Muestra de indisciplina o no, lo cierto es que este hecho pareció no haber afectado la carrera del joven. Todo lo contrario.

Hernández pasó al profesionalismo en 1967 firmado por los Tiburones de La Guaira y los Astros de Houston.

En esta etapa que iniciaba con los escualos se da el otro acontecimiento importante en su evolución como pelotero, un suceso éste que sí tuvimos la fortuna de vivir como fanáticos: haberse topado en la escuadra del litoral con un Aparicio en la plenitud de sus condiciones, en ese momento máximo exponente de Venezuela en las mayores y estrella consagrada en el mejor beisbol del mundo.

El novato debutó con La Guaira en la temporada 1967-1968 a los 18 años. Sólo tuvo 98 visitas al plato, suficientes para apreciar lo que sería su principal carencia como beisbolista: la dificultad para conectar la bola.

Terminó esa primera zafra con .235 de promedio al bate. Su campaña más destacada a la ofensiva fue la de 1973-1974, cuando concluyó con un aceptable .285 (de 207-59), pero su average de por vida en 11 contiendas, diez de estas como torpedero titular de los Tiburones, fue de un bajo .247 (de 1.958-484). Tampoco tuvo poder.

No pudo conectar ni un solo jonrón en su paso por el circuito rentado criollo y su cantidad más alta de empujadas fue de 17 en el certamen 1975-1976.

En las Grandes Ligas pasó lo mismo. Jugó siete temporadas con los Padres de San Diego y una con los Dodgers de Los Angeles entre 1971 y 1978, las dos últimas aquejado ya por las dolencias en la espalda que lo retirarían prematuramente.

En total promedió para .224 (de 2.327-522). En todo ese tiempo solo pudo conectar dos vuelacercas, uno en 1972 y el otro en 1976. A pesar de su poca capacidad bateadora, Hernández se mantuvo prácticamente como el titular del campocorto en cinco de sus campañas arriba.

Sin dudas que al campo Hernández fue un fuera de serie y ahí estuvo su fortaleza para alcanzar la estelaridad. Seguro y suave de manos, rápidos desplazamientos, brazo educado y alcance notable. Tanto fueron sus virtudes que al verlo en el terreno por primera vez muchos aficionados lo confundían con Aparicio, dado su parecido físico y estilo de juego.

Una prueba fehaciente de su calidad son los box score del exitoso equipo de La Guaira de los años 60 y 70 en los que se lee el nombre del oriental como defensor del short stop y el del zuliano en la tercera base. Para quitarse el sombrero.

"El que no batea no juega", decíamos que se dice en el beisbol menor. Bueno, con Hernández no funcionó así, porque temporada tras temporada, a pesar de los promedios, siempre fue una fija en el line-up y su retiro sobrevino antes de tiempo, a los escasos 30 años de edad, por motivos más de salud que propiamente del juego. Lugar común: toda regla tiene su excepción.

Notas anteriores en Deportivas TalCual
mineros chilenos
21/09/2014
Hamilton en lo alto
El británico Lewis Hamilton ganó hoy el Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur y se convirtió así en el nuevo líder del campeonato mundial, con tres puntos de ventaja sobre el alemán Nico Rosberg, que abandonó al inicio de la prueba con problemas en el volante
mineros chilenos
17/09/2014
El hombre récord
El venezolano José Altuve quebró la marca de los Astros, en poder de Craig Biggio, de más hits en una campaña, pero Houston cayó el martes por 4-2 ante los Indios de Cleveland
mineros chilenos
17/09/2014
Listos para lanzar
Hénderson Álvarez y Carlos Carrasco buscan mejorar sus números. El carabobeño de los Marlins espera conseguir su undécimo triunfo del año en casa de los Mets. El larense de los Indios va tras su octavo lauro de visita contra los Astros de José Altuve
mineros chilenos
16/09/2014
El bate caliente de José
José Altuve sonó tres hits en la victoria de Astros de Houston sobre los Indios de Cleveland 3-1. El venezolano subió así su promedio a .342
mineros chilenos
15/09/2014
El Caribe es un volcán
El comportamiento de la fanaticada en las tribunas era ­y sigue siendo hoy sin dudas­ muy diferente a la de Norte América. "Demasiado alegre",en efecto, bochinche de principio a fin
mineros chilenos
12/09/2014
Los retos de José Altuve
El jugador venezolano está consciente de que puede hacer historia este año. El hecho de la nueva estrella de los Astros de Houston sea mencionado junto a algunos de los mejores peloteros de la actualidad es sobresaliente si consideramos su estatura
mineros chilenos
11/09/2014
¿Será el más valioso?
Víctor Martínez llega al final de la campaña con méritos para ganar el premio más preciado. Si conquista el título de bateo y Detroit avanza a los play-off podría superar al favorito Mike Trout. La producción ofensiva del criollo y el bajón de su rival le da un nuevo ingrediente a la pugna
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas