CARACAS, miércoles 30 de julio, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Balanza de palabra | 18/01/2013 | 1 Comentarios
La sustitución
Importa, en cambio, dos órdenes de cosas. La primera, es que ningún sustituto dispone de las condiciones personales de Chávez, de las facultades que fue desarrollando a lo largo del ejercicio del poder y de la carencia absoluta de contralores de su acción
OSWALDO BARRETO
Maduro
0 1a

En cortés pero cada vez más generalizado desentendimiento por la tumultuosa y variada información que se nos da en torno a la alarmante situación (por lo compleja y por lo inédita) que vivimos desde el 1º de enero, una escalada de información de signo muy distinto se ha ido produciendo a lo largo de esta semana. "MinDefensa: haremos respetar decisión del TSJ", "Jaua dice que continuará política exterior firme", "Maduro revivió programa socialista".

Y como acompañamiento de fondo de este contrapunto sereno y hasta armónico están siempre las voces que dan cuenta de, ­ellas si en tono discordante­, de la salud del presidente Chávez. Persiste, entonces, la duda, la inquietud, el cuestionamiento y hasta las protesta pública por la decisión del régimen de imponernos, por la vía brutal de los hechos y la de sofisticadas interpretaciones del Derecho, a Hugo Chávez como el Presidente actual de Venezuela.

Pero frente a esta posición se hace cada más evidente que nos encontramos ante UNA REAL SUSTITUCION de las funciones que ha cumplido el Presidente Chávez y las que, en base a ellas y a su libérrima voluntad, ha impuesto a otras instituciones, organismos o individuos; ahora son otras personas las que las desempeñan, que las cumplen o las hacen cumplir.

Poco importa que quienes sustituyen al Presidente Chávez asuman esta condición de manera disfrazada y vergonzante o que de buena fe piensen y sientan que cuanto hacen es llevar a la voluntad del Presidente y no el propósito de sustituirlo; los hechos ponen en evidencia que quienes adelantan las políticas públicas y las menos públicas lo hacen como si Chávez se los estuviera ordenando, tal cual lo hacía antes, a pesar de que se daban muy bien que Chávez no estar en condiciones de dar ordenes. Maduro es Nicolás Maduro y no Hugo Chávez, tal como Chávez ha sido Hugo Chávez y no Simón Bolívar.

Importa, en cambio, dos órdenes de cosas. La primera, es que ningún sustituto dispone de las condiciones personales de Chávez, de las facultades que fue desarrollando a lo largo del ejercicio del poder y de la carencia absoluta de contralores de su acción.

Y el otro orden de cosas, como tantas veces lo hemos dicho en estas páginas, es que el escenario económico, fundamento de todos los otros escenarios de la vida en sociedad, como aún nadie ha rebatido, actual, actualísimo, es muy distinto al que Chávez vez tuvo la suerte de conocer y no pudo evitar la tentación de hacer todo para estropearlo.

Más que continuar argumentando sobre el carácter o el significado de esta sustitución, creo que la conclusión que se impone es la de saber si permitiremos que los nuevos gobernantes ­los de ahora o los que pueden venir en lo inmediato­ se empeñen en revivir los programas de Chávez. Pensamos, con la humildad del caso, que deberían recordar que los hechos, los crudos hechos, están, aquí y ahora, por encima de toda fidelidad o toda infidelidad.

Notas anteriores en Balanza de palabra
Fresa
18/07/2014
Petición de principio
Cuando regresé a los Andes después de mi primera residencia en Europa, quise halagar de nuevo el exquisito paladar que le conocía trayéndole de regalo algo para ella desconocido pero que sabía con certeza que a ella le agradaría
MUD
11/07/2014
Dialéctica del fútbol
Sin cuestionar la buena fe, ni de mis palabras, ni de las de aquellos con los que he coincidido, he recibido correos de algunos de mis interlocutores que objetan esta mutación desde dos posiciones distintas. Por un lado, consideran que solo la gente de la oposición, solo los que hasta ahora nos hemos opuesto a los gobierno chavista podemos lograr detener la ruinas del pais. Y, por el otro lado, que del gobierno solo se puede esperar que repita lo que siempre ha hecho
Ramón J Velásquez
04/07/2014
El aura de Ramón Jota
No ha habido en nuestra época una muerte que haya suscitado tan extensa y tan diversificada conmoción como la de Ramón J. Velásquez, quien dejó de existir el pasado 24 de junio, cuando su edad se acercaba a los 98 años
Jorge Giordani
20/06/2014
Ni chivo expiatorio
"La caída de Jorge Giordani, un escándalo desapercibido". Como toda reflexión sobre este asunto debe partir ahora de lo que nos comunica Giordani en "Testimonio y responsabilidad ante la historia", como titula el autor su propia carta, deberíamos también , deberíamos también nosotros partir de semejante texto
Jorge Giordani
19/06/2014
La caída de Giordani
El ministro Jorge Giordani fue sustituido ayer en los directorios del Banco Central de Venezuela y de Petróleos de Venezuela por el ministro de Economía, Finanzas y Banca Pública
Pago
11/06/2014
Precios que pagamos
A través de los precios con que se presentan los bienes y servicios nos damos cuenta, en inconcientes análisis comparativos, de que las cosas siguen igual o que empeoran o mejoran, bien en todas las áreas, bien en algunas de ellas
Clase Obrera
09/06/2014
Poder obrero
Las dimensiones y combatividad de esas marchas y el mismo carácter de confrontación que ofrecen desde sus orígenes respectivos, no son otra cosa que una "foresta de símbolos" de lo que son lo actuales poderes, virtuales y reales, de la clase obrera venezolana
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas