CARACAS, jueves 2 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 18/01/2013 | 6 Comentarios
Ministerio de decepción
Los primeros días de Villegas en el Minci fueron color de rosa: información sobre la operación a Chávez hasta dos veces al día, aun con pocos detalles; promesas de inclusión; apertura de VTV para voceros de la oposición. Dos semanas, a lo sumo. Luego volvimos al secretismo, ocultamiento, exclusión e insultos
SIMÓN BOCCANEGRA
Ernesto Villegas
0 6a

Uno de los últimos nombramientos indiscutibles del Presidente, hecho frente a cámaras y sin que nadie dude de firma fotocopiada, fue el nombramiento de Ernesto Villegas como nuevo ministro de Información y Comunicación. Por fin ese despacho era ocupado por quien había ejercido el periodismo "real". Todo el mundo sabe que Ernesto es chavista.

Impensable lo contrario. Pero la sola idea de que alguien formado tanto en las aulas universitarias como en el fragor de la calle estuviera al mando de esa cartera era más alentadora que continuar padeciendo los rigores de un Andrés Izarra especialista en complicar el trabajo informativo, en ocultar, en reírse de los muertos del hampa; y de convertir a los medios "públicos" para fungir como aparatos de difusión y ataque del PSUV.

Los primeros días de Villegas en el Minci fueron color de rosa: información sobre la operación a Chávez hasta dos veces al día, aun con pocos detalles; promesas de inclusión; apertura de VTV para voceros de la oposición. Dos semanas, a lo sumo. Luego volvimos al secretismo, ocultamiento, exclusión e insultos. La oposición dejó de aparecer en el 8 y mucho menos en los demás medios. Mario Silva sigue siendo el hombre fuerte de Los Ruices, en un canal donde la parrilla se comporta igualito que antes.

Varios reporteros incluso agarraron al ministro en el Parlamento para manifestar, de nuevo, el deseo de cubrir las sesiones de la Asamblea Nacional con acceso al hemiciclo y no confinados a un salón con una pantalla censuradora de ANTV. La respuesta fue "ustedes saben cómo es, yo también fui reportero y me tocó cubrir cosas así".

No sabemos si Ernesto tiene las intenciones pero no tiene el músculo, o si es que hay caudillos más fuertes que él controlando los hilos de los medios públicos. En todo caso, ha sido una gran decepción.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas