CARACAS, lunes 21 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Casi un país | 16/01/2013 | 1 Comentarios
Un asunto inmobiliario
Vencido el tiempo de espera del inquilino enfermo, y sin tener noticias suyas, la señora Venezuela acude a los tribunales con la idea de que le sea devuelta su casa, y es entonces cuando Venezuela descubre que está a punto de perder su propiedad. Un tribunal contaminado con las mismas ideas del teniente coronel que le invadió el Palacio de Miraflores, decide que doña Venezuela debe esperar el regreso del inquilino, para ver si le devuelve su residencia
ELIZABETH ARAUJO
Maduro
8 1a

No por conocida la historia deja de adquirir importancia en estos días. Ocurrió en febrero de 1999, cuando la señora Venezuela le cedió, en calidad de alquiler, el Palacio de Miraflores a Hugo Chávez, entusiasta teniente coronel que había llegado a la cumbre de la popularidad por su prédica contra la corrupción y sus promesas de llevar con buen tino su nuevo trabajo. No pasó ni un año, y ya los allegados de la señora Venezuela le previnieron de las verdaderas intenciones de su inquilino.

El hombre se estaba amparando en nuevas leyes y se valía del terror que imponían las movilizaciones de sus seguidores para quedarse un largo tiempo en la residencia. De modo que la propietaria de la vivienda terminó por aceptar los términos de los nuevos acuerdos que el muy hábil inquilino le añadía a la documentación original del contrato.

Con el tiempo, doña Venezuela buscó la manera legal pero infructuosa de echar al mañoso inquilino de su casa. De hecho, a su alrededor se repetían escenas semejantes, y hubo inclusive casos como el de una pareja de ancianos que debió vivir en el interior de su camioneta, estacionada frente al edificio donde residían, para presionar a una inquilina pasada de viva que, ayudada por un tribunal, se negaba a entregarle el apartamento.

Inspirado en esa filosofía de la justicia social que predicaba el teniente coronel, hubo también invasiones de fincas, ocupaciones de terrenos baldíos y expropiaciones de fábricas y edificios que terminaron en el abandono y el fracaso.

Como la vida no es más que una asimetría y nada es perfecto, cuando el inquilino mañoso se había olvidado del tema y montaba sus fiestas populares en los espacios de lo que consideraba ahora como "su residencia", de repente cae inexplicablemente enfermo y se ve obligado a abandonar la vivienda de la señora Venezuela, atendiendo a la urgencia de su curación.

 En su lugar, deja a un segundón quien, de tanto pasarlo junto al inquilino, terminó por adquirir sus mañas y pretende quedarse con la residencia, argumentando que el "propietario" le encomendó que se la cuidara.

Vencido el tiempo de espera del inquilino enfermo, y sin tener noticias suyas, la señora Venezuela acude a los tribunales con la idea de que le sea devuelta su casa, y es entonces cuando Venezuela descubre que está a punto de perder su propiedad.

Un tribunal contaminado con las mismas ideas del teniente coronel que le invadió el Palacio de Miraflores, decide que doña Venezuela debe esperar el regreso del inquilino, para ver si le devuelve su residencia.

"¿Por cuánto tiempo?", pregunta con ingenuidad Venezuela, y otra doña, la del tribunal, le responde que el tiempo que se tarde la recuperación del inquilino. La señora Venezuela se inquieta y pregunta angustiada: "¿Pero es muy grave lo que tiene? ¿Y si fallece y no regresa?".

La doña del tribunal se le queda mirando fijamente y con un tono de solemnidad donde no está ausente la franqueza, le confiesa: "La verdad es que no sé qué es lo que tiene... pero le digo una cosa, si eso último que me pregunta llegara suceder, ¿cómo vamos a hacer para desalojar al señor que su inquilino dejó al cuidado de la casa?"

Notas anteriores en Casi un país
Ramírez
17/04/2014
Perrarina
Rafael Ramírez podría ser la versión chavista del hombre que amaba los perros. A falta de cifras creíbles sobre los avances de Pdvsa recita el cuento de que antes del arribo de Chávez, los venezolanos más pobres se alimentaban con perrarina. Se podría decir que hemos vivido 15 años con mentiras repetidas
Motorizados
09/04/2014
Ejércitos de la noche
Jóvenes sin empleo, beneficiados con la Misión Vivienda, dedican sus horas de ocio a recorrer con sus motos y armas, cortesía del Gobierno, a dispararle a los edificios "de los ricos" haya o no candelita que apagar
Adriana Urquiola
02/04/2014
Crimen e impunidad
Gracias a esta acuciosa labor reporteril, los ciudadanos sabemos que quien mató a Adriana Urquiola es Yonny Eduardo Bolívar Jiménez, de 37 años y con abultado prontuario delictivo. Se dice que no está en el país. No importa ya que sea apresado
Protestas
26/03/2014
Temporada en el infierno
Corina no puede dormir desde hace 24 días porque la película infernal que protagonizó cuando fue apresada por los matones de la GN se repite de diversas formas. Su foto rueda en las redes sociales. Alguien se atrevió a congelar el instante de su detención y subió la imagen
Altamira
19/03/2014
Plaza tomada
El lunes la plaza amaneció de bala, militarizada, pero en la tarde había retomado su naturaleza cívica, y que la euforia en la victoria de la Batalla de Altamira, que el general Rodríguez Torres reclamó como suya, apenas duró ocho horas; y que las fotos de la ministra de Información tomándose un café se quedaron congeladas en Twitter
Maduro
12/03/2014
¿Duerme, Presidente?
El presidente asegura que duerme como un bebé, para dejar la idea de que en el país no pasa nada. Maduro no debería dormir como bebé cuando medio país arde en barricadas y la GN enturbia su imagen cada vez que un efectivo aparece en videos y fotos ­que la fiscal general jura no haber visto­ comportándose como matón de la Edad Media
Pobreza
05/03/2014
Te queremos pobre
Para el joven ministro Héctor Rodríguez la revolución no consiste en sacar a la gente de la pobreza. Su confesión "No es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarla a la clase media, para que después aspiren a ser escuálidos", lo dice todo
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas