CARACAS, lunes 1 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 10/01/2013 | 2 Comentarios
La desvergüenza
Como niño chiquito que no sabe lo que dice y hace se comportó el diputado comunista Oscar Figuera durante su intervención de la noche del martes en la Asamblea Nacional
Oscar Figuera
0 2a

Pena ajena produjo en muchos venezolanos que fueron comunistas hasta la desintegración de la Unión Soviética en 1991 ­quienes revelaron los crímenes del estalinismo en los que derivó el ideario que construyó Carlos Marx, presenciar y escuchar la pobre y vergonzosa intervención de la noche del martes en la Asamblea Nacional del diputado comunista Oscar Figuera, hablando como un azote de barrio, con frases trasnochadas y sin aportar una idea al debate que se daba.

Y recuerda uno a figuras emblemáticas del otrora Partido Comunista como Gustavo Machado, que nacido en rica cuna optó por la lucha contra la tiranía, lo que le costó años de cárcel, destierro y persecución. Pero era Machado un comunista ético y auténtico, actitud que le fue reconocida, tras su muerte, por el Congreso de la República, que de manera unánime rindió tributo a la estatura humana de este verdadero luchador venezolano.

Lo de Figuera el martes, que no ha recibido en su vida ni un pellizquito de las policías políticas del pasado cuartorrepublicano, fue la estampa lastimosa de un usurpador de la ética y la honestidad revolucionaria.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas