CARACAS, martes 16 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Reportaje | 07/01/2013
País petrodependiente
El país seguirá el 2013 con una alta dependencia del sector petrolero. No se descarta la emisión por parte de Pdvsa de nuevos Petrobonos para generar liquidez
HELIODORO QUINTERO
Petroleo
0 0a

No muchos son los cambios que se avizoran en el plano energético para Venezuela durante el año que recién inicia. Nuestro país seguirá teniendo una alta dependencia del sector petrolero, tanto en la economía en general como en las finanzas públicas, y la vulnerabilidad ante una eventual caída de los precios del petróleo en los mercados internacionales.

Al igual que el año anterior, en 2013 Venezuela continuará experimentado un crecimiento económico incierto debido al estancamiento de su producción de petróleo, la reducción de exportaciones no petroleras, y la disminución en los niveles de inversión privada.

No obstante, tal y como lo han señalado en distintas oportunidades tanto la Agencia Internacional de Energía como la propia OPEP, se espera que los precios del petróleo durante este año se mantengan alrededor de los US$ 100 por barril para, observando una ligera tendencia a la baja probablemente a partir del segundo semestre del año.

Esto, a menos que un evento geopolítico en el Medio Oriente, principalmente vinculado con la insistencia de Irán a continuar el desarrollo de su programa nuclear, pueda derivar en un conflicto bélico en la región que dispare los precios del petróleo a niveles nunca antes registrados.

El presupuesto nacional para este año corresponde a aproximadamente Bs 398 millardos, es decir un 34% mayor respecto al del 2012 y, el mismo fue estimado sobre la premisa de un precio promedio por barril de petróleo de US$55 dólares, que representa casi la mitad del precio promedio registrado al cierre de 2012. Además, se estimó una meta inflacionaria que oscila entre 14 y 16 %, mientras que el tipo de cambio se mantiene en Bs 4,30 por dólar, en el marco del control de cambio vigente.

Vale la pena comentar que se calculó el presupuesto nacional para el año 2013 sobre la premisa de un precio del petróleo muy por debajo al de la realidad, porque desde hace ya más de 6 años se manejan dos tipos de figuras presupuestarias; una de carácter formal y otra; de la cual el gobierno dispone de manera discrecional para atender los gastos vía créditos adicionales y a cuanto proyecto, ayuda extranjera o misión se requiera instrumentar en aras de la consolidación del modelo o régimen que se tiene planteado.

Para el 2013, el PIB de Venezuela se estima en US$ 380.000 millones y una proyección del déficit fiscal de aproximadamente entre un 15 a un 20% del mismo, entonces tendríamos que el déficit fiscal , podría ubicarse en el orden de los US$ 70.000 millones(combinado entre U$D y Bs equivalentes a 4.30 por $), lo cual aceleraría una posible devaluación de nuestro signo monetario.

En materia petrolera, se estima que durante el 2013 el precio promedio de la cesta venezolana se ubique alrededor de US$100 por barril de nuevo. La producción de Pdvsa en este mismo período se mantendrá en aproximadamente 2.4 millones de barriles diarios, aun cuando el gobierno nacional seguirá reportando que la misma estará alrededor de 3 millones de barriles diarios.

Las inversiones de Pdvsa orientadas a la fase de exploración se estiman en aproximadamente US$ 600 millones, mientras que las destinadas a producción, se ubicarán en torno a los US$ 4.000 millones, esto con el objetivo de evitar en lo posible una mayor declinación de los yacimientos.

Con respecto a las obligaciones contraídas por Pdvsa con las empresas contratistas y aquellas que fueron objeto de expropiación hace 3 años, los pagos continuarán siendo diferidos monto que sobrepasa los $30 mil millones.

Para el 2013, no se descarta la emisión por parte de Pdvsa de nuevos Petrobonos para generar liquidez (entre US 5 y 15 mil millones), así ventas de petróleo pagadas hoy con entrega a futuro, teniendo como potenciales clientes a China, India y Japón, con los cuales de hecho se viene teniendo conversaciones.

Por otra parte, aun cuando el gobierno nacional ha anunciado recientemente planes de producción acelerada en algunos de los proyectos de la Faja Petrolífera del Orinoco, como por ejemplo el caso del Campo Carabobo3 en el que participa la empresa española Repsol y donde se espera producir un promedio de 30 mil barriles de crudo diarios este año, otras empresas como Chevron, Eni, el Consorcio ruso y la empresa petrolera estatal de China, continúan a la espera de los aportes de capital que corresponden a Pdvsa en su condición de socio mayoritario, los cuales no se visualizan factibles este año, manteniendo detenida el desarrollo dichos proyectos.

EN MATERIA DE GAS
Durante el 2013 se continuará el desarrollo del campo "Perla" en el bloque Cardón IV, iniciado en Agosto de 2012 , conteniendo alrededor de 17 de TCF de reservas probadas en 3 bloques, equivalentes a 3.000 millones de barriles de petróleo.

No obstante, el déficit de gas en el país durante este año se estima alcance un aproximado de 2.300 millones de pies cúbicos por día, a pesar de lo cual se pronostican pocas probabilidades de desarrollar nuevos proyectos adicionales a los ya existentes.

En caso de que el gobierno nacional decida llevar adelante un proyecto de envergadura para la comercialización y transporte de gas natural licuado, éste tomaría más de 5 años y representaría una inversión de más de $6 mil millones. Tampoco se observarán importantes avances en lo referente al proyecto de Gas Natural Vehicular.

Aun cuando las relaciones diplomáticas con Colombia continuarán consolidándose (Juan Manuel Santos) el volumen de gas proveniente de la nación vecina que se destinaría a Venezuela tenderá a disminuir durante el año 2013 como consecuencia directa de la puesta en operación del proyecto del gasoducto puerto ballenas ¬ centro de Colombia que es el mismo origen del gas que viene a Venezuela.

EN MATERIA PETROQUÍMICA
No se visualizan inversiones relevantes en este sector durante el año 2013. El complejo Petroquímico Ana María Campos operando a 50% de su capacidad instalada, mientras que el Complejo José Antonio Anzoátegui a un 60%, esto atribuido primordialmente al déficit de gas como combustible industrial.

Tampoco se tienen proyectadas inversiones para este año ni en el sector de olefinas ni fertilizantes. Se realizarían algunas inversiones en la Planta de Cloro Soda del Complejo Ana María Campos, para asegurar la materia prima en el proceso de potabilización de agua dada la extrema necesidad que amerita este servicio.

EN MATERIA DE REFINACIÓN
En el 2013, y por quinto año consecutivo se diferirán nuevamente los proyectos para la construcción de las refinerías de Caripito, Cabruta, y Barinas. Aumentará el deterioro del parque refinador del país. Se diferirán para el segundo semestre del 2013 los trabajos de mantenimiento mayor planificados para el inicio este año en el Centro Refinador de Paraguaná y la Refinería El Palito en sus respectivas unidades de conversión catalítica.

Se incrementará la importación de gasolina para abastecer el mercado nacional. Sigue planteada la participación participación de Pdvsa en algunos proyectos internacionales como la construcción de la Refinería de Pernambuco en el estado Amazonas de Brasil, si se materializan oportunamente los desembolsos correspondientes, que para este año se ubican alrededor de los US$ 2.000 millones, lo cual luce poco probable. Al igual que en el 2012, este año observaremos elevados índices de siniestralidad por el deterioro y falta de mantenimiento preventivo de las instalaciones que conforman el parque refinador nacional.

EN MATERIA ELÉCTRICA
Durante el año 2013 se tienen previstas inversiones de aproximadamente US$ 3.000 millones para la continuación de proyectos que contribuyan a incrementar la capacidad de generación y transmisión eléctrica (especialmente en la región oriental y centro occidental el país). No se visualiza ni el inicio ni la conclusión de proyecto alguno de generación hidroeléctrica. Continuarán los apagones y cortes selectivos del servicio eléctrico en poblaciones que no sean percibidas como generadoras de focos de conflictividad social por parte del gobierno. Tampoco se prevé la construcción de nuevas líneas de transmisión en el contexto de la red troncal nacional.

Como hemos podido observar en este análisis, el desempeño que observará nuestro sector energético nacional durante el año 2013, no es para nada alentador. Las secuelas del desarrollo e implementación de la política energética de nuestro país por parte del actual Ministro de Energía y Minería, se hacen presentes una vez más en el año 2013 de mantenerse el status quo.

Cualquiera que sea el futuro político de nuestra nación, bien sea que el presidente Chávez pueda superar las afecciones de la enfermedad que lo aqueja y mantenerse al frente del gobierno, o se llame a unas nuevas elecciones en las que resulte electo Presidente de la República algún otro representante del sector oficialista o de la oposición, es indispensable proceder cuanto antes con una revisión a fondo de la política energética actual para hacerla más eficiente, transparente y en sintonía directa con los beneficios sociales que continúan distanciados del alcance de la mayoría de los venezolanos.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas