CARACAS, miércoles 22 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 27/12/2012
No se acaba en diciembre
El mundo, a pesar de los reveses, no se acabó en diciembre. La lucha sigue y hay una fuerza que puede dar lugar a una nueva Venezuela donde cabemos todos. Hay que persistir para triunfar. Está prohibido cansarse
ALBERTO LOVERA
Protesta
1 0a

                                                                                                                    A la memoria de Manuel Caballero
Esta metáfora fue utilizada en dos de sus escritos por Manuel Caballero para analizar resultados electorales en diferentes momentos. Adecuada también para la situación actual donde un revés por importante que sea no constituye sino una estación en el largo camino en el empeño de enrumbar la sociedad venezolana hacia una alternativa democrática.

Hay que saber diferenciar entre cada confrontación y la meta, que aunque no se haya alcanzado, no se ha hecho inalcanzable, sólo que es más trabajosa que lo que se había estimado.

El inmediatismo no es buen consejero. Por mucho esfuerzo que se haya invertido, hay que saber que el camino no es fácil, que son muchos los obstáculos que hay que salvar para convencer y triunfar.

La alternativa democrática se encontró con unas elecciones regionales en condiciones adversas. Aunque su crecimiento electoral en las presidenciales fue notable, no pudo alcanzar la victoria.

Ello sembró un desánimo que sólo fue parcialmente neutralizado ante una medición electoral regional en breve tiempo. Ni la dirigencia política tuvo la asertividad necesaria, ni el ciudadano fue capaz de reponerse a tiempo del revés y entender la importancia de su participación en esta nueva jornada electoral.

El calendario electoral estaba diseñado para producir este efecto. Adelantar las elecciones presidenciales para buscar un triunfo del oficialismo, difícil, pero posible, aun al costo de la inmolación del candidato presidente, para que las elecciones regionales se produjeran en las condiciones más adversas a las fuerzas alternativas.

Los resultados son producto de una mezcla de circunstancias. La desventaja de competir a breve plazo después de una derrota electoral; la situación anímica del campo opositor; el uso de la situación de la salud del Presidente; la presencia debilitada del campo alternativo en varias regiones. Sumado al reto de enfrentarse al poder del partido-Estado y la permisividad del poder electoral.

Frente a un resultado ciertamente adverso, hay que registrar que el peso electoral de la alternativa democrática no pudo ser vapuleado, un 45% que sigue allí.

Regionalmente no puede esconderse el revés, pero es una fuerza que tiene el músculo para seguir en su empeño. En algunas regiones aun sin ganar los candidatos de la MUD recortaron la distancia frente al oficialismo, lo cual es un elemento a tener en cuenta de cara al futuro.

La política es terreno agreste, mucho más en la situación venezolana. Es un tortuoso camino donde la construcción de una nueva mayoría requiere de persistencia y enmienda de errores, y sobre todo de una formulación política que sea capaz de convocar a las mayorías a un nuevo camino.

El mundo, a pesar de los reveses, no se acabó en diciembre. La lucha sigue y hay una fuerza que puede dar lugar a una nueva Venezuela donde cabemos todos. Hay que persistir para triunfar. Está prohibido cansarse.

alberto.lovera@gmail.com

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas