CARACAS, miércoles 20 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Desde el principio | 15/12/2012 | 3 Comentarios
Del poder y la sucesión
Si no hay juramentación por causa extraña no imputable, Diosdado asumiría la primera magistratura. En sus manos estará ratificar a Maduro o retirarlo de la función pública, mantenerlo arriba o empujarlo al precipicio
AMÉRICO MARTÍN
Maduro-Diosdado
2 3a

1 La santísima trinidad. El Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Pedro negando tres veces a Jesús. Dórico, Jónico y Corintio, las tres columnas de la arquitectura griega. Las tres virtudes teologales: Fe, Esperanza y Caridad. Los tres grandes principios que delinean el cristianismo primitivo: la unidad de Dios, la libertad del hombre y la igualdad entre los hombres. El taoísmo, con el yin, el yang y el tao.

La Logia masónica descansando en la Sabiduría, la Fuerza y la Belleza y las tres fieras que le salieron al paso a Dante, hablan también del misterio del tres. Los tres strikes que configuran un ponche. Las tres luces de los semáforos.

Vizquel y Cabrera destinados a configurar con Luis Ernesto Aparicio el sagrado tres de nuestra élite beisbolera en el Salón de la Fama. El misterioso film de Carol Reed El Tercer Hombre, girando alrededor de un insinuado trío: Holly Martins (Joseph Cotten), Harry Lime (Orson Welles) y Alida Valli (Anna) es en mi modesta opinión la mejor película que se haya hecho y el mejor Orson Welles, incluso sobre el laureado El Ciudadano Kane.

Pero basta de divagaciones nacidas de que hoy sábado se ha de tratar con cuidado el tema político no vaya a ser que terminemos soportando alguna multa. El camino queda abierto a especulaciones extravagantes

2 En lo que sigue describiré la fascinante danza alrededor del Poder y la Sucesión en la que están envueltas tres personas: el presidente enfermo -afortunadamente mejorando sus signos vitales- el vicepresidente ejecutivo y el presidente de la Asamblea Nacional.

Se aprecia nuevamente la sombra determinante del tres. Para mayor abundamiento sobre la presencia de este número en la vida del animal humano, mencionaré tres artículos constitucionales 219, 233 y 234 Supongamos que aun conservando la vida como todos deseamos, el presidente no esté físicamente en condiciones de asumir el cargo.

¿Quién sería su sucesor interino? Ya Chávez anticipó su preferencia por Maduro sobre Cabello y probablemente por eso interpreta el dispositivo constitucional en términos que lo favorecen.

La Constitución prevé que el vicepresidente ejecutivo asumirá la presidencia hasta el fin del período si la falta absoluta se produjera pasados cuatro años del lapso de seis para el que fue elegido.

Si Chávez no estuviere en condiciones de juramentarse ­hipótesis a la que él mismo se refirió- Maduro pudiera invocar el dispositivo del 233 para darle fuerza normativa a su aspiración.

Si eso fuera así ni dudar cabe de su victoria en la pugna por la sucesión. Diosdado quedaría fuera de combate sobre todo si hubiera podido o querido construir una mayoría parlamentaria para elegir otro presidente de la AN en la instalación del cuerpo legislativo contemplada para el 5 de enero, cinco días antes de la fecha de la juramentación del presidente electo. Pero para algo existen los abogados.

Se ha dicho no sin motivo que una de sus funciones consiste en interpretar las leyes en función del interés de sus clientes.

El de Diosdado no tendría inconveniente en reconocer que la falta absoluta en el último bienio del mandato será cubierta por el vicepresidente ejecutivo, pero ­diría también- eso no implica la colocación de Maduro en la silla miraflorina. ¿Y quién se sentaría en ella? Diosdado, aducirá plácidamente el togado.

3 Porque también es verdad que el 7 de octubre el presidente electo fue Hugo Chávez. El hecho de que sea simultáneamente un mandatario efectivo es -para esta argumentación- irrelevante. Lo nuevo vino a ser la elección presidencial; sus efectos jurídicos prevalecen.

No puede Chávez asumir otra vez el cargo sin cumplir la formalidad esencial para la validez del acto de juramentarse en la fecha prevista en la Constitución.

Se configura de esa manera una fascinante contradicción que en último término debería resolver la Sala Constitucional del TSJ.

Si la falta absoluta de Chávez sobreviene antes de la juramentación, Diosdado será el sucesor legal; si después, lo será Maduro aunque sólo hasta que se celebre la nueva elección dentro de los siguientes treinta días consecutivos, vale decir, "días calendario", sean o no hábiles.

Y como lo que es igual no es trampa, una vez posesionado Diosdado pudiera tomar la decisión de nombrar un vicepresidente distinto; una persona de su total confianza para prevenir la incómoda situación de tener al rival a su lado.

Lo cierto es que si no hay juramentación por causa extraña no imputable, Diosdado asumiría la primera magistratura. En sus manos estará ratificar a Maduro o retirarlo de la función pública, mantenerlo arriba o empujarlo al precipicio. Salvo un arreglo para correr arrugas, este detalle sería lo determinante.

¿Cuál de estas posiciones encontradas se impondrá? Estamos en el reino onírico de la especulación libre. No menciono en mis escenarios la pavorosa situación económica, las variables aterradoras de inflación, enorme déficit fiscal y deuda interna y externa de la República y de PDVSA, por no bracear en el pantano de la corrupción, la inseguridad, la basura, el tránsito bloqueado, los atracos.

No lo hago, porque en este momento no estoy para análisis profundos sino más bien para juguetear con ideas fluyentes; y porque mañana domingo, mañana, señores, se elegirán gobernadores y legisladores regionales que tendrán una gravitación fundamental no bien comience el año 2013. El que no vote cometerá un crimen de lesa necedad.

Notas anteriores en Desde el principio
MUD
16/08/2014
De la unidad a la división
La unidad de la alternativa democrática jamás será monolítica. Sus componentes son fuerzas distintas. Entre ellas habrá desacuerdos, pero no división. Sólo se divide lo que es único, y como la oposición no es, ni quiere ser única, de lo que se trata es de llegar a acuerdos amplios o parciales
Maduro-Raúl
09/08/2014
El talón hierro
En Cuba y Venezuela el talón de hierro que London describió cual gobierno final de la oligarquía capitalista, encarnó en el socialismo soviético. Raúl y Nicolás son causahabientes. Sus destinos han confluido. Si no emprenden un viraje realista y profundo no escaparán del pantano. ¡Y mire que acallar a palos las protestas es una puerta falsa!
Maduro-Diosdado
02/08/2014
Entender lo inesperado
Maduro y Diosdado se ensañan contra los trabajadores de Sidor y Guayana, no pocos de ellos líderes chavistas. Cabello los infamó. Maduro los llamó "politiqueros" mientras enaltecía al general Hugo Carvajal. Sin rubor alguno
Unidad
19/07/2014
La unidad, la religión
Tenemos que centrarnos en lo que nos une, Resulta incomprensible la turbulencia que le carga las tintas a la MUD, forma quizá incompleta de unidad pero la única hasta ahora existente. El 23 de enero de 1958 fue posible por la unidad granítica construida por partidos hasta poco antes ferozmente enfrentados. Comprendieron que el éxito pedía unificar las fuerzas contra quien no toleraba debates civilizados
Maduro y Diosdado
13/07/2014
Traidores y magnicidas
Se repite obsesivamente es la lata del magnicidio. Nacida con Chávez, ha hecho metástasis durante el presidente Maduro. Diría que con Maduro, hombre menos original y sin embargo más consciente que su maestro y mesías del peligro que amenaza al país, lo que era oropel ahora es de absoluta opacidad
Caracazo
13/07/2014
Traidores y magnicidas
En mayo de 1992, presos en Yare los jefes del 4F, dos de ellos, Rojas Suárez y Blanco la Cruz, decidieron matar a Chávez y Arias, alegando que eran unos traidores, y "a los traidores hay que liquidarlos" El otro Chávez, testimonio de Herma Marksman Alberto Garrido
Jorge Giordani
22/06/2014
Vaciado de poder
El misil disparado por Jorge Giordani contra Maduro mantiene esa pauta. Sigue, claro está, con la lata de la inestabilidad fascista "amamantada" desde Washington. Ignora deliberadamente lo que sea fascismo, sabe que el cognomento apunta más bien a las prácticas de la sedicente revolución
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas