CARACAS, lunes 22 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Disquisiciones | 14/12/2012
Dolarización y política
Para Ecuador es difícil practicar las políticas arancelarias y cambiarias mientras su moneda sea el dólar, ya que adoptar un arancel externo común es una camisa de fuerza que impide abrirse al libre comercio con otros países
SERGIO ARANCIBIA
Mercosur
0 0a

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, hizo durante la reciente cumbre del Mercosur, realizada en Brasil, unas importantes declaraciones o reflexiones que constituyen una sabia lección de buena teoría económica. Hablando sobre la posibilidad de que Ecuador ingrese al Mercosur como socio de pleno derecho ­igualando el reciente paso en esa dirección dado por Bolivia­ el Presidente ecuatoriano hizo ver que la dolarización que impera en su país se convierte en una dificultad a la hora de dar pasos integracionistas como el que se le proponen.

La dolarización ­o en otras palabras, el no tener moneda nacional, sino que asumir el dólar como moneda de libre circulación en la economía interna­ hace que el país no tenga la posibilidad de modificar el tipo de cambio cuando su situación de balanza de pagos se enfrente o se aproxime a una situación de desequilibrio o de crisis.

El común de los países que tienen moneda propia ­como es el caso de todos los países de la América del Sur, excepto Ecuador­ pueden devaluar su moneda nacional cuando el nivel de sus importaciones es muy elevado, y quieren por lo tanto desincentivar las compras realizadas en el exterior.

También están en la posibilidad de revaluar la moneda cuando se quiera incentivar las importaciones, situación que puede suceder cuando, por ejemplo, se quiere combatir una tendencia inflacionaria ocasionada por una abundancia de liquidez interna.

DECISIONES
Devaluar o revaluar la moneda son, así, decisiones de política económica que están disponibles en el arsenal de medidas a disposición de los gobernantes. Por lo general, en todo caso, las decisiones en ese campo no operan por la vía directa de imponer un valor a la moneda norteamericana, sino que por la vía más sutil de comprar o vender dólares por parte de de un agente tan importante como lo es el Banco Central de cada país, para efectos de que la oferta o la demanda respectiva incidan en el precio de la divisa. Pero en un caso como el ecuatoriano las cosas no suceden así. No hay moneda nacional.

Todo es dólar. Entonces, en caso de un desajuste no deseado en la balanza de pagos, la más importante herramienta de política económica que queda en manos de los gobernantes es la herramienta propiamente comercial, es decir, aumentar o reducir las tasas arancelarias, para subir o bajar los precios de los productos importados.

Pero la incorporación al Mercosur implicaría no sólo comprometer al país en una política de cero arancel con un grupo importante de países. Implicaría, además, asumir el compromiso de establecer un arancel externo común, aplicable a los productos originarios de fuera del bloque, lo cual implica, en la práctica, que las tarifas arancelarias dejarían de estar disponibles como una herramienta de política económica posible de emplear por parte de los gobernantes.

La modificación eventual de los aranceles pasaría a ser, en estas circunstancias, una posibilidad subordinada a las decisiones de un grupo de países y de gobernantes, cada uno de los cuales defenderán en su momento, tal como corresponde, sus respectivos intereses nacionales. El Ecuador, como miembro del Mercosur, quedaría así, en alta medida, atado de manos, pues no podría utilizar, cuando lo necesite, ni la política cambiaria, debido la dolarización, ni tampoco la política arancelaria, por los acuerdos del bloque subregional.

INTEGRACIÓN
Este no es solo un problema de Ecuador. Es un problema general con el que se enfrentan los procesos de integración en nuestra América. El adoptar un arancel externo común se convierte en una camisa de fuerza que impide abrirse hacia el libre comercio con otros países o grupos de países de fuera del bloque, al mismo tiempo que en una renuncia a hacer uso de la herramienta arancelaria como instrumento de política económica, lo cual implica asumir una situación de indefensión anticipada, gratuita y sin reciprocidad frente a las muchas vicisitudes de la política y de la economía internacional.

Notas anteriores en Disquisiciones
Divisas
16/12/2014
¿Solución a la crisis?
De nada vale que el gobierno oculte la verdad para evitar que cunda el pánico. ¿Qué alternativas tiene el régimen para enfrentar el problema de la caída del precio del barril petrolero? ¿Enviar menos cantidad a China, titularizar la deuda en Petrocaribe, vender Citgo, o endeudarse más?
mercado de la soya
04/12/2014
La soya en picada
Existe una tendencia a la baja en el precio internacional de la soya, que ha caído de $547 por tonelada en abril, a $368 por tonelada en septiembre, parecido al país, que enfrenta un problema similar de baja del precio de su principal producto de exportación
Zonas especiales
25/09/2014
Zonas especiales
Áreas particulares diseñan para impulsar las finanzas. Para tener una inserción internacional exitosa es necesario tener políticas económicas. La idea es que las empresas allí establecidas puedan importar libremente los insumos y materias primas
Inflación
18/09/2014
Precios siguen creciendo
La inflación pega en el bolsillo. La Ley de Precios Justos permite prácticamente el control de precios de todas las mercancías que se transan en el mercado. En lo que va recorrido desde el 10 de enero al 6 de junio, la liquidez monetaria ha aumentado solo en un 17%
Marina Silva
04/09/2014
La política de Silva
A última hora, Dilma Roussef podría perder la reelección. El tiempo la obliga a afinar su estrategia. La creciente candidata promete en la campaña acabar con la crisis que existe en el gigante suramericano
Alianza
28/08/2014
La alianza del Pacífico
Está constituida por Chile, Perú, Colombia y México, mencionados los países de sur a norte. Es un acuerdo que pretende llegar al libre fluir de personas, capitales y mercancías, sin pasar por el arancel externo común. Sin embargo, cada país ha desplegado por su cuenta pactos comerciales con diferentes países del planeta
Hispanos
14/08/2014
Un continente diverso
Crecimientos desde el -0.5% de Venezuela hasta el 6,7% de un país poco dotado de recursos como Panamá. Los países desarrollados comienzan a salir de la crisis y los emergentes como China aminoran su crecimiento
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas