CARACAS, jueves 24 de abril, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Disquisiciones | 14/12/2012
Dolarización y política
Para Ecuador es difícil practicar las políticas arancelarias y cambiarias mientras su moneda sea el dólar, ya que adoptar un arancel externo común es una camisa de fuerza que impide abrirse al libre comercio con otros países
SERGIO ARANCIBIA
Mercosur
0 0a

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, hizo durante la reciente cumbre del Mercosur, realizada en Brasil, unas importantes declaraciones o reflexiones que constituyen una sabia lección de buena teoría económica. Hablando sobre la posibilidad de que Ecuador ingrese al Mercosur como socio de pleno derecho ­igualando el reciente paso en esa dirección dado por Bolivia­ el Presidente ecuatoriano hizo ver que la dolarización que impera en su país se convierte en una dificultad a la hora de dar pasos integracionistas como el que se le proponen.

La dolarización ­o en otras palabras, el no tener moneda nacional, sino que asumir el dólar como moneda de libre circulación en la economía interna­ hace que el país no tenga la posibilidad de modificar el tipo de cambio cuando su situación de balanza de pagos se enfrente o se aproxime a una situación de desequilibrio o de crisis.

El común de los países que tienen moneda propia ­como es el caso de todos los países de la América del Sur, excepto Ecuador­ pueden devaluar su moneda nacional cuando el nivel de sus importaciones es muy elevado, y quieren por lo tanto desincentivar las compras realizadas en el exterior.

También están en la posibilidad de revaluar la moneda cuando se quiera incentivar las importaciones, situación que puede suceder cuando, por ejemplo, se quiere combatir una tendencia inflacionaria ocasionada por una abundancia de liquidez interna.

DECISIONES
Devaluar o revaluar la moneda son, así, decisiones de política económica que están disponibles en el arsenal de medidas a disposición de los gobernantes. Por lo general, en todo caso, las decisiones en ese campo no operan por la vía directa de imponer un valor a la moneda norteamericana, sino que por la vía más sutil de comprar o vender dólares por parte de de un agente tan importante como lo es el Banco Central de cada país, para efectos de que la oferta o la demanda respectiva incidan en el precio de la divisa. Pero en un caso como el ecuatoriano las cosas no suceden así. No hay moneda nacional.

Todo es dólar. Entonces, en caso de un desajuste no deseado en la balanza de pagos, la más importante herramienta de política económica que queda en manos de los gobernantes es la herramienta propiamente comercial, es decir, aumentar o reducir las tasas arancelarias, para subir o bajar los precios de los productos importados.

Pero la incorporación al Mercosur implicaría no sólo comprometer al país en una política de cero arancel con un grupo importante de países. Implicaría, además, asumir el compromiso de establecer un arancel externo común, aplicable a los productos originarios de fuera del bloque, lo cual implica, en la práctica, que las tarifas arancelarias dejarían de estar disponibles como una herramienta de política económica posible de emplear por parte de los gobernantes.

La modificación eventual de los aranceles pasaría a ser, en estas circunstancias, una posibilidad subordinada a las decisiones de un grupo de países y de gobernantes, cada uno de los cuales defenderán en su momento, tal como corresponde, sus respectivos intereses nacionales. El Ecuador, como miembro del Mercosur, quedaría así, en alta medida, atado de manos, pues no podría utilizar, cuando lo necesite, ni la política cambiaria, debido la dolarización, ni tampoco la política arancelaria, por los acuerdos del bloque subregional.

INTEGRACIÓN
Este no es solo un problema de Ecuador. Es un problema general con el que se enfrentan los procesos de integración en nuestra América. El adoptar un arancel externo común se convierte en una camisa de fuerza que impide abrirse hacia el libre comercio con otros países o grupos de países de fuera del bloque, al mismo tiempo que en una renuncia a hacer uso de la herramienta arancelaria como instrumento de política económica, lo cual implica asumir una situación de indefensión anticipada, gratuita y sin reciprocidad frente a las muchas vicisitudes de la política y de la economía internacional.

Notas anteriores en Disquisiciones
Puerto
11/04/2014
Nefasto desempeño
El Banco Mundial desnuda la ineficiencia del mercadeo venezolano y mide la calidad de comercio y transporte de los países a precios competitivos. Venezuela ocupa uno de los últimos lugares, con 2,49 puntos, solo Guyana tiene un desarrollo peor
Dólares
04/04/2014
Sicad no es una subasta
Con los nuevos mecanismos del Cencoex y el Sicad no lograrán parar el dólar paralelo. Las divisas se otorgan con discrecionalidad por el Gobierno a empresas y personas desconocidas. El Cencoex no es diferente a Cadivi respecto al secretismo con que se están entregando los dólares
Dólares
28/03/2014
Cómo sacar más dólares
Hay tres mecanismos: aumentar las exportaciones, la deuda externa, o las inversiones extranjeras. El circo de Cadivi, el Sicad I y II es la confirmación clara y nítida de que el país se quedó sin divisas. Una de las cosas milagrosas del régimen actual es haber convertido a Venezuela en un país pobre
Dólares
28/03/2014
Cómo sacar más dólares
Hay tres mecanismos: aumentar las exportaciones, la deuda externa, o las inversiones extranjeras. El circo de Cadivi, el Sicad I y II es la confirmación clara y nítida de que el país se quedó sin divisas. Una de las cosas milagrosas del régimen actual es haber convertido a Venezuela en un país pobre
Inversión
14/03/2014
La inversión extranjera
El flujo mundial subió desde un nivel de 1.317 billones de dólares en 2012 a 1.461 billones en 2013. Estados Unidos es el primer país receptor en el mundo, seguido de China, Rusia e Islas Vírgenes Británicas. Chile recibió un monto de $ 20 mil millones y supera a países como Perú, Colombia, Venezuela y Argentina
Islas Caimán
07/03/2014
Los paraísos fiscales
En Islas Caimán se cobran bajos impuestos a las utilidades y se hace fácil constituir una empresa. El problema radica en que no hay transparencia respecto al origen de los fondos que se manejan. Capitales de cuello blanco y transparentes en el mismo suelo
Brasil
28/02/2014
Brasil, Mercosur y Europa
El camino empredado de la integración comercial. Para el gobierno de la señora Dilma Rousseff, Venezuela no es un mercado atractivo en el grupo del sur. En esas circunstancias la diplomacia de Itamaratí siente que debe comerciar más con el viejo continente
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas