CARACAS, domingo 21 de diciembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Protagonistas | 14/12/2012 | 1 Comentarios
ACACIO BELANDRIA
El jesuita falleció este domingo en un accidente de tránsito. En el Nula, donde trabajaba enfrentó la corrupción y la violencia. De nuevo la vialidad y la imprudencia cobran otra víctima, esta vez en la vía San Josecito del Torbes, en Táchira
SEBASTIÁN DE LA NUEZ
Acacio Belandria
8 1a

Quizás a los caraqueños les es difícil imaginar El Nula: allí no hay Sambil. Es un pueblo del Alto Apure, un caserío al piedemonte andino demasiado cerca de Colombia. El Nula podría confundirse con una cagarruta de mosca alojada sobre un mapa de Venezuela, al borde de la nada, fuera de cualquier radar.

Allá fue a dar Acacio Belandria hacia 1999 y encontró, entre la diáspora que ha producido la guerra civil colombiana y los campesinos del lugar, su causa vital. A esa gente entregó sus esfuerzos, su don de líder, su bondad amarrada a la cabezonería característica de quienes han logrado mejorar el mundo.

Aurora, una de sus hermanas, no está en El Nula pero desempeña una labor no menos sacrificada: está al mando de la oficina local de la Confraternidad Carcelaria, una organización que se ocupa, en este caso, de los moradores de la red infernal que son las cárceles venezolanas. Aurora tiene una mirada mansa y afectuosa, pero en el fondo de las pupilas guarda un empecinamiento ajeno a cualquier traba.

Es posible que esa clase de determinación con sello de familia tachirense haya permitido que Acacio Belandria, nacido en 1930 en Pregonero, ejerciera el papel de mediador entre grupos de asesinos. Fue un atenuador de las desgracias en esa población del lejano oeste. Una píldora de alivio y fe. En El Nula ejercen la autoridad todos aquellos que en buena ley jamás deberían ejercerla: militares corruptos, narcoguerrilla, guerrilla con sello criollo ávida de cobrar vacuna, delincuencia organizada, vividores de la desgracia de los refugiados, contrabandistas de gasolina y armas.

El Nula es Venezuela, solo que a lo bestia. Allí estuvo Belandria todos estos años, calándosela.  Lo más extraño es que se la calaba con gusto, con pasión, por entrega a sus semejantes. Hasta que alguien embistió el automóvil en que viajaba de copiloto el pasado domingo 9. Y lo mató. Fue saliendo de San Cristóbal. Allí había dado su homilía aquel domingo.

TODO POR LOS DEMÁS
Acacio Belandria se hizo líder en Maracaibo en la década de los setenta, adonde fue a insertarse en medio del barrio Bolívar por propia voluntad. Allí comenzó a levantar a la gente con la ayuda de las misioneras médicas. Era duro y exigente, recuerda Luisa Pernalete, una educadora de Fe y Alegría que aprendió junto a Belandria el valor de la entrega a los más desposeídos. Formaban para la organización social. "Todos los que nos juntábamos con él, crecíamos; era profundamente espiritual". En 1987 fue nombrado párroco de Jesús de Nazaret en El Manzanillo, también en Maracaibo. Lo llamaban El Gocho pero también había quien lo llamaba El Confiscao. No decía nada que no hubiese pensado previamente. Era austero y no perdía detalle del entorno.

El padre Arturo Sosa, siendo provincial, se lo llevó a Caracas para el equipo de formación, y Pernalete protestó. Sosa le preguntó si ella pensaba que Belandria era buen párroco y ella respondió, desde luego, que sí. Entonces Sosa le dijo que por eso precisamente debía llevárselo, para enseñar a otros a ser buenos párrocos.  Pero en Caracas el hombre se sentía encerrado y en cuanto pudo se marchó a El Nula, parroquia San Camilo de Leli, donde habría de encontrar su destino definitivo.

El sociólogo Jesús Machado trabajó con Belandria en El Nula durante más de dos años. Recuerda su fe, su compromiso, su vitalidad. Sí, en ocasiones lo amenazaron de muerte por señalar los males de la zona y a sus culpables, a veces acusando directamente a algún grupo. Pero el respeto que se ganó fue blindaje y carta blanca. Ni aun esa manga de delincuentes con asiento en El Nula o sus alrededores fue capaz de atentar jamás contra Belandria.

Entre otras cosas que hizo por la comunidad está una escuela para niños especiales frente a la casa parroquial. Otro jesuita, Roberto Martialay, ha hecho circular el texto que Belandria escribió cuando celebró 50 años de sacerdocio.  Fue el sancocho más concurrido en toda la historia de El Nula. ¿Ese texto podría ser compartido por todos los niños de Venezuela?

Notas anteriores en Protagonistas
mineros chilenos
18/12/2014
VIRNA LISI
Virna Lisi, una de las musas de la cinematografía italiana durante la década de 1960, falleció a sus 78 años en Roma a causa de un tumor que le detectaron hace un mes
mineros chilenos
17/12/2014
Alan Gross
Alan Gross es liberado tras cinco años de prisión en Cuba gracias a los esfuerzos del Presidente Obama y su sorpresivo acuerdo con La Habana para retomar sus relaciones
mineros chilenos
10/12/2014
SILVIO ZAVALA
Reconocido como el decano de los historiadores mexicanos, el escritor y ex director del Museo Nacional de Historia de México, falleció el pasado 4 de diciembre a la edad de 105 años
mineros chilenos
05/12/2014
VICENTE LEÑERO
El escritor mexicano, exquisito narrador, novelista, dramaturgo, guionista de cine y periodista, falleció el pasado martes en Ciudad de México a los 81 años. Nacido en Guadalajara, Jalisco, fue considerado en alguna ocasión, como el "único narrador católico de su generación"
mineros chilenos
03/12/2014
MARÍA CORINA MACHADO
La exdiputada fue imputada por presunta vinculación con un plan magnicida contra el presidente Maduro. Reconocida como una dirigente política tenaz, valiente y honesta María Corina Machado representa el valor de la mujer venezolana
mineros chilenos
02/12/2014
MARK STRAND
El poeta norteamericano Mark Strand fallece a los 80 años de edad tras una larga lucha contra el cáncer. El Premio Pulitzer, el Premio Nacional Bobbit de Poesía, la Medalla de Oro de la American Academy of Arts and Letters y el Premio Wallace Stevens están entre los galardones que obtuvo este escritor
mineros chilenos
28/11/2014
ROBERTO GÓMEZ BOLAÑOS
El legendario comediante mexicano Roberto Gómez Bolaños, quien marcó a generaciones de niños latinoamericanos con sus emblemáticos personajes Chespirito, El Chapulín Colorado y El Chavo del Ocho, falleció este viernes a los 85 años
 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas