CARACAS, viernes 19 de septiembre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
La Nación | 11/12/2012 | 4 Comentarios
Un escenario dramático
Para Diego Arria la designación, hecha por el mismo presidente Chávez, de Nicolás Maduro como candidato del PSUV, plantea un escenario de nuevas elecciones frente a las cuales la alternativa democrática no puede permanecer tranquila sin hacerles exigencias al CNE y sin protestar la intromisión política del nuevo ministro de Defensa
Diego Arria
0 4a

El diplomático y dirigente político Diego Arria aseguró este martes que, con la designación de un candidato oficialista para nuevos comicios, se abre un nuevo y dramático escenario político en el país lo que permitirá enfrentar la realidad que se cierne sobre Venezuela.

Con la advertencia de que su planteamiento se mantiene vigente, Arria sostiene que el anuncio del presidente Chávez respecto a la designación de Nicolás Maduro como candidato presidencial para un eventual proceso electoral en caso de que no pueda asumir el período 2013-2019 constituye la oficialización de un proceso de transición política en el país.

“Es evidente que la transición comenzó”, aseguró Arria al revelar que la selección de  Maduro se habría acordado con los hermanos Castro en Cuba. Chávez, al decretar a su ungido candidato, apela a la modalidad practicada por el dictador Kim Il Sung, como si Venezuela fuese una monarquía o una dictadura".

Para Arria, el anuncio de Chávez obliga a acelerar el proceso de conceptualización de la Gran Alianza Nacional, que a su juicio es la única posibilidad que tiene el país para enfrentar la crisis que se avecina.

"No se trata solo de la unidad de partidos políticos, sino de una Gran Alianza Nacional despersonalizada que incorpore efectivamente a los gremios, sindicatos, líderes juveniles, grupos empresariales, universidades, academias, iglesias y otros sectores del país”.

"Chávez habló de posibles elecciones presidenciales en 2013, lo que exige un replanteamiento de las relaciones con el Consejo Nacional Electoral. Yo retomaría la solicitud de elecciones con papel y lápiz, la revisión del Registro Electoral y la definición clara de reglas que garanticen la transparencia para evitar cualquier posibilidad de triquiñuelas en el proceso”, advirtió Arria, quien recalcó que mientras esas condiciones electorales no se den, el CNE seguirá siendo el Ministerio de Elecciones.

Del mismo modo señaló que urge enfrentar el riesgo que significa el Plan República al mando del nuevo ministro de Defensa, almirante Diego Molero, quien insiste en calificar a la Fuerza Armada como revolucionaria, socialista al servicio de Chávez, en contravención al artículo 328 de la Constitución vigente.

"Muchos se preguntan ¿Cuándo toca hablar claro? Y a ellos hay que decirles que tenemos la responsabilidad de aplicar el aprendizaje del pasado 7 de octubre. Sería intolerable que se vuelva a plantear que la exposición de verdades respecto a los peligros que asechan al país en el ámbito electoral, económico, social, político y militar genera abstención. Eso sería menospreciar a los electores y ciudadanos responsables". 

Arria asegura que los anuncios del presidente Chávez no tienen precedentes constitucionales, políticos ni militares, por lo que la reacción de parte de la alternativa democrática no puede ser una réplica de los conceptos y las modalidades utilizados hasta ahora.

 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas