CARACAS, lunes 20 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Opinión | 06/12/2012
Ni suizos ni noruegos
Debido a la inseguridad, a la violencia, la misión diplomática de Noruega decidió cerrar su embajada en Caracas. Trasladarán todas las operaciones a un nuevo despacho que reabrirán en Bogotá, Colombia, donde la guerrilla no es ni la sombra de nuestros pranes criollos
SIMÓN BOCCANEGRA
Embajada Noruega
1 0a

Suele haber gente que explica que Venezuela funciona como funciona, a los trancazos a veces, porque "no somos suizos". Y no lo somos, es verdad. Tampoco somos noruegos. Es más, tan poco somos como Noruega, un país seguro, con respeto a las leyes, con prosperidad económica y sin malandreo intenso, que ni los diplomáticos de aquel país nórdico quieren comer más arepas.

Debido a la inseguridad, a la violencia, la misión diplomática de Noruega decidió cerrar su embajada en Caracas. Trasladarán todas las operaciones a un nuevo despacho que reabrirán en Bogotá, Colombia, donde la guerrilla no es ni la sombra de nuestros pranes criollos.

"Gracias, Chávez", dirán algunos cuando, además de pedir Cadivi para ir a Noruega, deban viajar a Colombia (pidiendo también Cadivi, claro) para pedir una Visa de turista. Pero los más afectados serán los negocios. En un país con un gobierno que se precia de ser "multipolar", no afiliado a "bloques" ni a imperialismos, de fronteras abiertas, de relaciones horizontales con sus pares del mundo, es lamentable que la inseguridad le ponga coto a tales aspiraciones integradoras.

No es algo exagerado, claro. Recordemos que a la hija del cónsul chileno en Maracaibo la mataron, y ni siquiera fueron delincuentes comunes, sino malandros con uniforme y chapa del Cicpc. ¿Cómo explicarle a un noruego que esto no es lo usual? Al embajador de México lo secuestraron. Y otras tantas sedes diplomáticas han sido asaltadas en los últimos tiempos.

Díganle a un noruego, proveniente de esos países donde "no pasa nada", que se acostumbre al ajetreo, al cuidarse las espaldas, al ejército de escoltas y a la batalla diaria contra el miedo de la metralla malandra. Dígaselo, y luego pídale una Visa cuando lo vea en su despacho de Bogotá.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas